Boletín 101 Enero 2012 (1):

Noticias


Alejandro, Toni y Domingo cambiaron sus vidas para ser hospitaleros en albergues de peregrinos

Antes de ser hospitaleros fueron peregrinos, ¿pero qué hacían con sus vidas antes de conseguir la credencial y empezar a caminar hacia Santiago?
Alejandro González, Toni Montes y Domingo dejaron todo y empezaron una vida al frente de los albergues de peregrinos de Bodenaya (Tineo), Grandas de Salime y Grado, dentro del Camino Primitivo, y varios años después ninguno se arrepiente. Gestionar un albergue de peregrinos lleva mucho trabajo, “es muy esclavo”, pero al final, todos están haciendo lo que les gusta, y para ellos no hay mejor recompensa.

Asesoran a los peregrinos, les aconsejan, les lavan la ropa o simplemente les hacen compañía después de una dura jornada caminando por los paisajes asturianos, y lo hacen porque les gusta.

Alejandro González es uno de estos hospitaleros. Gestiona el albergue de Bodenaya, en Tineo desde 2007, cuando decidió cambiar su vida en Madrid por la vida en el camino. Alejandro era taxista y su rutina se resumía en dos palabras, casa y trabajo. “Me pasaba el año esperando las vacaciones, sin disfrutar de la vida”. Un día se cansó del taxi, de la ciudad y de su rutina y conoció el Camino de Santiago. En el Camino Primitivo encontró lo que estaba buscando, una casa en venta en Bodenaya que restauró y convirtió en albergue, en “refugio”, como a él le gusta llamarlo. Fue la forma de conseguir “mi sueño de vida”. Dejó atrás las prisas de la gran ciudad y empezó a vivir rodeado de naturaleza, de peregrinos y de “libertad”. Así pasó de peregrino a hospitalero, porque la vocación “nace con el camino, para devolver lo que te ha dado”.

Su albergue no es nada común. Alejandro no solo ofrece alojamiento a los peregrinos sino que durante unas horas pasan a formar parte de una pequeña familia. El hospitalero prepara la cena, lava y seca la ropa y hace los desayunos cada mañana. Los peregrinos se sientan juntos a la mesa, deciden a qué hora se levantarán al día siguiente y se van a la cama a las 22.00 horas, “porque el descanso es muy importante”. Alejandro comparte con ellos la cocina y la sala de estar. La poca intimidad que busca la encuentra en su habitación, en un hórreo al lado de la casa “tradicional, precioso” y que considera un lujo.

Cada día, aunque “también rutinario”, siempre es diferente al anterior. Por las mañanas se dedica a la limpieza del albergue. A mediodía empiezan a llegar los primeros peregrinos, a los que espera con los brazos abiertos, aconseja, orienta… y sobre todo escucha. El de Bodenaya es un albergue privado, y para mantenerlo son “imprescindibles” los donativos de los peregrinos. Alejandro no tiene otra ayuda económica que la voluntad de quienes se alojan en su refugio . Con ese dinero compra la comida, mantiene la casa y vive él mismo. “Siempre hay quien no deja donativo”, reconoce Alejandro, “pero no pasa nada cuando ves que es gente que no tiene nada”.

Con este ritmo de vida las vacaciones y los fines de semana no existen. “Es un trabajo muy esclavo, pero haces lo que te gusta”, reconoce Alejandro. Pero luego llega el invierno, cierra el albergue del 15 de diciembre al 31 de enero y aprovecha para viajar, para hacer lo que le apetece. Mucho de su tiempo lo aprovecha para hacer el camino de Santiago, tanto, que cuenta su historia por teléfono, mientras camina desde Irún. En total se ha colgado la concha de peregrino 21 veces “y siempre merece la pena”. Algunas solo y otras acompañado, cada viaje le aporta algo nuevo.

Al final el cambio de vida mereció la pena y lo tiene claro: “No vuelvo al taxi”.

Toni Montes vino de vacaciones a Asturias hace más de dos años y ya no quiso irse. Vivía en Gerona, donde trabajaba en un proyecto de educación social, pero su vida cambió cuando murió su padre. “Decidí dar un giro”, recuerda. Conoció Asturias invitado por una amiga y se quedó prendado. “Yo creo que se equivocan con lo de paraíso natural, esto es un paraíso terrenal, con los paisajes, la gente, la comida…”. Aquí Toni conoció el mundo de los hospitaleros después de pasar varios meses colaborando en el albergue de peregrinos de Cornellana, y cuando hizo el Camino de Santiago, el camino “de los albergues”, como él lo llama, decidió que era así como quería orientar su vida. El Ayuntamiento de Grandas de Salime le dio la oportunidad de gestionar el albergue municipal si vivía en la localidad y así, “de un día para otro, me vine”.

De esto hace ya año y medio. En poco más de 18 meses ha conseguido gestionar un albergue con 28 plazas, cocina, sala de estar e incluso una pequeña biblioteca. “Yo estoy enamorado de este albergue y creo que Grandas se lo merecía”, asegura, orgulloso, de su nuevo hogar. En este tiempo ya se ha convertido en uno más del pueblo, se siente como si formara parte de una “gran familia” de casi 300 habitantes.

Sus tareas no pasan solo por ocuparse del local, que abre a las 12.00 de la mañana y donde está hasta las 19.30, “a jornada completa”. Un hospitalero, a veces, también es un psicólogo. “Cubro todas las necesidades del peregrino. El año pasado uno me llamó porque hacía tres días que no se encontraba a nadie y necesitaba hablar”. Pero “lamentablemente”, en pocos albergues del camino primitivo a su paso por Asturias hay hospitaleros. Toni vive con los cinco euros que los caminantes pagan por alojarse en Grandas, donde no solo consiguen una cama, sino también “calor humano”. ¿Mereció la pena el cambio de vida? Un sí rotundo deja claro que Toni no se arrepiente de haber dejado todo atrás. “Creo que me enterrarán aquí”, adelanta.

Domingo Ugarte no tuvo que viajar desde lejos para conocer las maravillas de Asturias, ni dejar toda su vida atrás para convertirse en un peregrino constante. Domingo ya vivía en Grado con su familia. Trabajaba de camionero y nunca se había colgado la mochila para empezar a andar camino de Santiago de Compostela. Pero un día sufrió un infarto y su vida cambió. Estuvo un año de baja, lejos de su camión, y aprovechó para hacer algo que siempre había querido, el Camino de Santiago. Así conoció al anterior hospitalero de San Juan de Villapañada, se involucró con la vida del albergue y decidió sustituirlo cuando él falleció. “Todo empezó de forma temporal, para ayudarlo mientras estaba enfermo”, explica. Ahora ser hospitalero ya es una parte de su vida. Por las mañanas sigue conduciendo su camión y cada día, no más tarde de las 18.00 llega al albergue para recibir a los peregrinos, ayudarles, charlar con ellos o simplemente hacerles compañía.

Esta rutina ya casi se ha convertido en un hábito familiar. Su mujer le acompaña y le ayuda a gestionar el albergue, aunque reconoce que son “los principales sacrificados por la falta de tiempo libre”. El albergue municipal de San Juan de Villapañada, con capacidad para 20 personas, funciona con un donativo que ayuda a que Domingo pueda mantener las instalaciones en perfecto estado. La vida en el albergue le ha dado muchas satisfacciones y le ha permitido conocer a mucha gente interesante. Muchos de los peregrinos que llegan a Grado son extranjeros, lo que hizo que Domingo mejore su inglés, pero sobre todo su capacidad de comunicarse con gestos, comenta entre risas. Ahora, como sus compañeros, cada vez que tiene unos días libres se cuelga la mochila y hace, una vez más, pero siempre diferente, el camino de Santiago.

 

Fuente: lavozdeasturias.es

 Para más información pinchar aquí

 


ENSALADILLA RUSA COMPLETA

 

imagen de los distintos ingredientes para realizar el plato

Ingredientes:

Patata, 800 grs.

Bonito en aceite, 200 grs.

Pimiento morrón, 1 unidad.

Huevo duro, 2 unidades.

Zanahoria, 2 unidades.

Guisante, ½ taza.

Mayonesa, 2 tazas.

Sal al gusto.


Manos a la obra:

Lavar bien las patatas, ponerlas en una olla con agua y sal y cocerlas hasta que estén tiernas. Raspar las zanahorias, lavarlas y ponerlas en otra olla, con agua y sal junto con los guisantes.

Pelar las patatas y cortarlas en cuadraditos. Escurrir los guisantes y las zanahorias; trocear éstas y colocar todo en una ensaladera. Pelar uno de los huevos cocidos y picarlo igualmente, colocándolo con todos los ingredientes.

Incorporar el bonito desmenuzado y la mitad de la mayonesa sobre la ensaladilla y mezclar cuidadosamente. Añadir un poco más de mayonesa y continuar mezclando. (Si la mayonesa está muy espesa, aclararla con un poco de leche).

Colocar la ensaladilla en una fuente de servir y cubrir con el resto de mayonesa. Pelar el huevo cocido restante, cortarlo en rodajas finas y colocarlo alrededor. Cortar el pimiento morrón en tiritas y adornar con ellas la superficie de la ensaladilla y con unas hojitas de lechuga o escarola.

Esta receta ha sido facilitada por la web www.cocinavino.com

 


Las Cruces

 

La cruz es uno de los signos más abundantes en la cultura del hombre de todo tiempo y lugar. El hombre ha descubierto en ella, desde siempre, un instrumento privilegiado para expresar el misterio más profundo del mundo y de la vida. Sus brazos le guian en el tiempo (nacimiento y puesta del sol) y en el espacio (Cielo y Tierra).

La cruz, símbolo de la realidad entera en todas sus dimensiones (humano-divina, el material-espiritual, masculino-femenina), es referente ineludible para acceder a lo transcendente ya lo inmanente, una lo cotidiano ya lo global a lo pequeño ya lo universal. Por eso se repite en lo más elevado y en lo más llano, en la cima de los montes y en los cruces de los caminos, en lo alto de los templos y en el corazón de la gente. Su idioma es accesible y familiar a los más diversos peregrinos de este universo multirracial.


Para más información pinchar aquí

 


Camino Aragonés

Jaca

Imagen de uno de los hospedajes de Jaca

 


EL CAMINO DE SANTIAGO. DESDE RONCESVALLES Y DESDE SOMPORT

 

Editorial: Lectio Autor: Joan Fiol Boada
ISBN: 978-84-96754-31-7
Publicación: 2009.
Páginas: 156 Medidas: 12 x 23 cm.
Fotografías:
Resumen: Esta guía del Camino de Santiago incluye los recorridos conocidos por los peregrinos como Camino Francés, desde Roncesvalles, y Camino Aragonés, desde Somport. También incluye las cuatro etapas desde Santiago hasta el Cabo de Fisterra, y la etapa de Saint Jean Pied de Port. El libro arranca con una documentada introducción, con distintos capítulos que hablan de la historia de la peregrinación, los Caminos de hoy en día, los albergues, el material, la preparación física y varios consejos que pueden ser útiles de cara a emprender la ruta. Se repasan 40 etapas, y cada una incluye: dos mapas digitales, una gráfi ca de desniveles, resumen de la etapa, distancias, servicios disponibles en cada población, síntesis de los aspectos culturales, descripción detallada del recorrido, oficinas de información, enumeración de los albergues con sus características y otros alojamientos.

 

Para más información, pinchar aquí

 

 

Mantenemos las mismas condiciones en el alquiler y transporte de bicicletas que en 2011

Con el fin de mejorar el servicio al peregrino ciclista, MUNDICAMINO ofrece la posibilidad de Alquilar y/o Transportar la bici, a cualquier punto de los Caminos actuales, o a cualquier punto de la geografía Española y Europea, con las mismas condiciones que en 2011.

In order to improve the service, MUNDICAMINO offers to the pilgrim the possibility of renting or transporting the bicycle to any point of the current Ways, or to any point of the Spanish and European geography, with the same conditions as in 2011.

 

ALQUILER ........................................... TRANSPORTE

RENTING ........................................ TRANSPORTING


Cultura ecológica

Como todos sabemos el cuidar nuestro planeta desde casa no es tarea difícil, solo tenemos que tener cultura ecológica y aprender a ahorrar energía.

 

PazEn la fila del supermercado, el cajero le dijo a una señora mayor que debería traer su propia bolsa para las compras, ya que las bolsas plásticas no son buenas para el medio ambiente y era necesario tener cultura ecológica. Este es nuestro problema ahora. Su generación no tuvo suficiente cuidado para preservar nuestro medio ambiente. La señora pidió disculpas y explicó:

ES QUE NO HABÍA ESTA CULTURA ECOLÓGICA EN MIS TIEMPOS...

En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosas y las de cerveza se devolvían a la tienda; la tienda las enviaba de nuevo a la planta para ser lavadas y esterilizadas, antes de llenarlas de nuevo, de manera que podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

PERO NO TENÍAMOS CULTURA ECOLÓGICA EN NUESTROS TIEMPOS...

Subíamos las gradas porque no había escaleras mecánicas en cada comercio y oficina. Caminábamos hasta el almacén en lugar de montar en nuestro vehículo de 150 caballos de fuerza cada vez que necesitábamos recorrer 300 metros.

PERO TENÍA RAZÓN: NO TENÍAMOS LA CULTURA ECOLÓGICA EN NUESTROS DÍAS...

Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no había desechables. Secábamos la ropa en tendederos, no en esas máquinas consumidoras de energía sacudiéndose a 220 voltios; la energía solar y la eólica verdaderamente secaban nuestra ropa. Los chicos usaban la ropa de sus hermanos mayores; no siempre modelitos nuevos.

PERO ESTÁ EN LO CIERTO: NO TENÍAMOS UNA CULTURA ECOLÓGICA EN NUESTROS DÍAS...

En ese entonces teníamos una televisión o un radio en la casa, no un televisor en cada habitación; y la TV tenía una pantallita del tamaño de un pañuelo (¿se acuerdan?), no una pantalla del tamaño de un estadio.

En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hacían todo por nosotros. Cuandose hacia un paquete algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no polietilenos ni bolitas plásticas.

En esos tiempos no encendíamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped; usábamos una podadora que funcionaba a músculo. Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre pistas mecánicas que funcionan con electricidad.

PERO ESTÁ EN LO CIERTO: EN ESOS TIEMPOS NO HABÍA UNA CULTURA ECOLÓGICA ...

Bebíamos de una fuente cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico, cada vez que teníamos que tomar agua.

Recargábamos las plumas con tinta, en lugar de comprar una nueva; cambiábamos las hojillas de afeitar en vez de echar a la basura toda la afeitadora sólo porque la hoja perdió su filo.

PERO NO TENÍAMOS UNA CULTURA ECOLÓGICA POR ENTONCES...

En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o un autobús y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o caminaban, en lugar de usar a la mamá como un servicio de taxi de 24 horas.

Teníamos un enchufe en cada habitación, no un banco de enchufes para alimentar una docena de artefactos; y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales de satélites a kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

Así que, ¿no les parece lamentable que la actual generación esté lamentándose cuán botarates éramos los viejos por no tener esta cultura ecológica en nuestros tiempos?


 enbuenasmanos.com

 


Camino Aragonés

 

Historia de Jaca

 

 

Conecta con nosotros...

Si deseas hacernos alguna pregunta de cualquier tipo o darnos tu opinión sobre nuestro Boletín, puedes escribirnos. Nuestro compañero Emilio te atenderá personalmente. Ya sabes que, además, puedes contactar con nosotros en ruta@mundicamino.com o en nuestra web  www.mundicamino.com
Estamos trasladando nuestro perfil a una página profesional en Entra en tu cuenta de Facebook y pincha en esta imagen para unirte a nosotros. Te esperamos.

Zona de Registro

Si deseas formar parte de nuestra base de datos, haz clic aquí para poder registrarte como cliente, y así podrás recibir nuestro boletín de noticias.

Información General

- Mundicamino no se responsabiliza de ningún comentario de los peregrinos ya sea bueno o malo. El copyright tanto de las fotos como de los textos es exclusivo del autor.
- Mundicamino respeta la Ley Orgánica 15/1999 de Pr
otección de Datos de Carácter Personal (LOPD), NO considerando este e-mail como propaganda publicitaria (o SPAM). Este correo ha llegado hasta usted porque su correo electrónico ha sido introducido en el apartado de nuestra web www.mundicamino.com o bien se ha puesto en contacto alguna vez con nosotros.
- Si usted no desea recibir periódicamente este boletín por favor diríjase al pié de este boletín y dese de baja introduciendo su e-mail, y pulsando en darme de baja . Nuestras más sinceras disculpas si es el caso.
- Para cualquier duda / sugerencia escríbenos a Departamento Boletín  

Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario. Contiene información solicitada,por el mismo sometida a secreto profesional o cuya divulgación está prohibida por la ley. Si ha recibido este mensaje por error, debe saber que su lectura, copia y uso están prohibidos. Le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía y proceda a su destrucción. Muchas gracias. Departamento Jurídico. 

Inicio |

 

Baja del Boletin

Si no desea recibir más boletines, introduzca el correo electrónico con el que se dió de alta en el siguiente formulario:

Mundicamino SL 2011