En este número:

Secciones: | Algo de Historia | Asociaciones de Amigos | Curiosidades Jacobeas | El Fogón | Mi Relato | Noticias destacadas | Pasatiempos | Ofertas |

Algo de Historia...

Leyenda santiaguista de las conchas.

En una fecha que no podemos precisar, aunque, desde luego, posterior a la edición del Liber Sancti Jacobi, que representa el Códice Calixtino, se contó un milagro para explicar el origen de la significación jacobea de las conchas. Se dijo que un príncipe, hundído en el mar por su caballo desbocado, saliendo todo cubierto de conchas. Un antíguo brevario de Oviedo incluye en un himno de Santiago, citado por López Ferreiro, los versos siguientes:

Cunctis mare cernentibus
Natus Regis submergitur
Sed a profundo ducitur
Totus plenus conchilibus.

El milagro se debía narrar ya en la Edad Media, puesto que lo encontraron interpolado en el libro segundo de la versión que Fray Luis de Azcona hizo del Liber Sancti Jacobi en 1532. Los historiadores gallegos del Apostol, Oxea, Castellá, Erce Ximenez, así como Huerta y el licenciado Molina, en su Descripción del Reino de Galicia, se complacen en narrarlo y los genealogistas se sirvieron de el para ilustrar la estirpe de familias en cuyos escudos figuraban veneras.

Los Concheiros de Compostela.

Sin que desapareciera la costumbre de llevar los peregrinos conchas naturales cosidas a sus ropas, ya en el siglo XII hubieron de empezar a fabricarse conchas en metal, plomo y estaño, principalmente, que se vendían a los peregrinos, siendo posible que a ellas y no a las naturales fuere a las que aludiese la Guía del Liber Sancti Jacobi como en venta en el paraíso compostelano. Desde luego a fines del siglo XII la costumbre se había generalizado y las conchas de metal se vendían en puestos y por vendedores ambulantes, ya que en 1200 el arzobispo Suárez de Deza consideró el asunto bastante importante para reivindicar frente a los concheros el derecho exclusivo de su iglesia para autorizar la venta de las mismas, otorgando una ordenanza en la cual se permitía a aquellos seguir manteniendo sus puestos, que ellos alegaban haber comprado o heredado reconociendo el derecho de monopolio por parte de la iglesia, de cuya propiedad habían de ser los puestos (vices), que no debían pasar de ciento y de los que veitiocho habían de ser administrados por ella. Los demás eran arrendados a los concheros por treinta años, mediante el pago de la renta anual de un maravedí por la peregrinación de Pascua y medio por la de San Miguel. A los treinta años, durante los cuales el conchero podía poner pleito a la iglesia sin que ésta en ningún concepto pudiera elevar la renta citada.

Las conchas en la iconografía.

Los documentos gráficos nos muestran las conchas adornando las partes más variadas de la indumentaria de los peregrinos y de Santiago representado como tal. La más frecuente y constante ses la esportilla y después el sombrero; pero también aparecen en el manto o esclavina en número múltiple, adornando el delantero y la espalda. En el pórtico meridional de Chartes decoran la banderola o correa de que pende la escarcela que sirve de atributo a Santiago. En el sombrero, lo más frecuente es encontrarla en el medio del ala, levantada por delante; en tiempo más recientes lleva alos lados, encuadrándola, dos parejas de bordoncillos cruzados, e incluso otras conchas de caracoles marinos, costumbre ya que debía existir en el siglo XV, puesto que el arcipreste de Hita, cuando pinta a Doña Cuaresma vestida de peregrinan no deja de mencionar su

Grande somblero redondo con mucha concha marina

Por este mismo tiempo, y aun en siglo anterior, debieron de labrarse algunas de las conchas de azabache que conserva el museo de Valencia de Don Juan, talladas en sus dos caras por imágenes piadosas y con agujeros para coserlas o colgarlas. Arnol von Harff, que al final del siglo XV menciona la venta de conchas y la costumbre de que los peregrinos las comprasen y las sujetasen a sus sombreros, no dice nada de la materia que estaban hechas. Que eran de metal comunmente, lo indica el verbo cudere " acuñar " que usan los Papas en sus bulas; y en su mayoría serían de metal común, plomo o estaño. Al adquirir pujanza el gremio de azabacheros y refundirse en él el antiguo de concheros, debió heredar también la venta de las conchas o veneras, ya que estas aparecen mencionadas en las Ordenanzas e Inventarios desde el siglo XV, pudiendo decir Osma, con gráfica frase, que " la tienda del azabachero sería en la primera mitad del siglo XV algo así como Bazar X del romero, y su privilegio trascendería, de hecho, cuando no de derecho a exclusiva de expedición de todo aquello que a título de recuerdo quisiera llevarse de Santiago. En inventarios

del siglo XVI se mencionan conchas o veneras de alambre (cobre ) y de estaño blanco y dorado, pero en ninguno de ellos de plomo, suponiendo Osma que habrá que identificar con éstas los " Santiagos y conchas de corps ", que con otros de "pregos " figuran en los inventarios por cientos y millares, como incluídos en el " género bastardo ".

Texto: Las peregrinaciones a Santiago de Compostela.Vol I Luis Vázquez de Parga, José Mª. Lacarra, Juan Uría Ríu.


 

Noticias destacadas ...

La primera copia, 1.193 años después
El facsímil del Testamento del rey Alfonso II el Casto será presentado el próximo miércoles en la sala capitular de la catedral de Oviedo.
El próximo miércoles -exactamente 1.193 años después de la firma del original- se presentará en la sala capitular de la catedral de Oviedo la primera edición facsímil del Testamento del rey Alfonso II el Casto. Efectivamente, el Testamento está fechado el 16 de noviembre de 812. Recoge la donación real de un conjunto de propiedades a la Iglesia de Oviedo. Sin duda se trata de una pieza de excepcional valor.

En la presentación del facsímil intervendrán el arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro; los tres integrantes del equipo científico de la edición -el archivero Agustín Hevia y los catedráticos Josefa Sanz y Juan Ignacio Ruiz de la Peña-, así como Rafael González, director gerente de Madú Ediciones. El Testamento se custodia en el archivo de la Catedral.

Oviedo

El Testamento de Alfonso II el Casto es una pieza verdaderamente excepcional y uno de los grandes tesoros de la catedral de Oviedo. Se trata de un ejemplar único de extraordinario valor para los bibliófilos, los estudiosos de la historia y, en general, para una sociedad culta.

Está fechado en el año 812. A la hora de las valoraciones cuenta la antigüedad del documento y su buen estado de conservación. Pero por encima de todo cuenta que es un documento cierto. Su contenido no es resultado de fantasías o falsificaciones. Asimismo es importante destacar, desde el punto de vista regional, que es el segundo documento más antiguo de Asturias y el primero de carácter público.

Alfonso II el Casto es el monarca más importante del ciclo medieval asturiano. Y aun del conjunto de la España de aquellos siglos. Fundó Oviedo. Precisamente en las últimas semanas se ha descubierto parte de la muralla fundacional y enterramientos que aún son anteriores a su reinado.
Oviedo ya existía como enclave habitado, pero sólo con el traslado de la corte desde Pravia se puede decir que cobra naturaleza de ciudad. Alfonso construyó la considerada primitiva Catedral sobre un templo anterior levantado por su padre. Durante su reinado se hizo la Cruz de los Ángeles, que figura en el escudo de la ciudad.
Noviembre de 812
Hijo del rey Fruela y de la vasca Munia, fundadores de Oviedo, llegó a alianzas con Carlomagno y conquistó Lisboa a los sarracenos. A él se debe además la creación del primer Camino de Santiago, en la primera mitad del siglo IX, tras acudir a la llamada del obispo de Iria sobre el descubrimiento del sepulcro.

El documento que ahora aparece como facsímil está fechado el 16 de noviembre de 812. Lo firma el rey Alfonso II el Casto, que dona a la Iglesia de Oviedo un complejo de propiedades, entre ellas los edificios que construyó y ornamentos religiosos.

El título original está escrito en latín. Es el «Testamentum regis Adefonsi». Es probable que el documento formara parte de un cartulario que ha quedado sin completar.

La catedrática de Paleografía y Diplomática de la Universidad de Oviedo María Josefa Sanz considera que es «un nuevo elemento de riqueza para el acervo histórico de Asturias».

Los editores indican que «el Testamento de Alfonso II el Casto es el documento más notable e importante de Asturias debido, sobre todo, a su contenido, ya que es el relato más antiguo que conocemos del inicio de la Monarquía asturiana, con referencias al rey Pelayo, a la batalla de Covadonga y a la Reconquista, hechos clave en la historia de España, lo que le añade un valor de primera magnitud como fuente histórica».

La preparación del facsímil de un texto tan especial ha exigido una labor compleja. No habría sido posible sin la esmerada colaboración del cabildo de la catedral de Oviedo, propietario y depositario del documento, como indican los editores.

La figura de Alfonso revive en su texto capital, que sólo puede ser resultado de un personaje de la máxima importancia. Efectivamente, hijo del rey Fruela y de la vasca Munia, desde Oviedo estableció alianzas con Carlomagno, el hombre más poderoso de aquella Europa y llegó a conquistar Lisboa a los sarracenos.
Peregrino
Durante su reinado se descubrió el sepulcro de Santiago en Compostela y el rey fue, desde Oviedo, el primer peregrino y por lo tanto el creador del primitivo Camino. La elaboración del facsímil, de carácter fundamentalmente artesanal, requirió «un estudio previo del troquelado para ser fieles a los deterioros producidos en el pergamino por el paso del tiempo, trozos rotos y agujeros. Sobre astralones de imprenta se dibujaron exactamente los contornos, con el fin de poder disponer de medidas reales. Asimismo, se midió el color en cada una de las partes del documento con la ayuda de un densitómetro, con sumo cuidado y utilizando técnicas adecuadas para evitar cualquier riesgo de perjudicar el pergamino», siempre bajo la supervisión de Agustín Hevia Ballina, archivero de la Catedral.


Asociaciones ...

Desde este Boletín damos la bienvenida a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Girona, activa desde el pasado día 18 de noviembre. En breve contarán con su propia web así como correo electrónico.


Curiosidades Jacobeas ...

 

Esta famosísima Orden nació durante el reinado del monarca leonés Fernando II, alrededor del año 1170. Su fundador y primer Gran Maestre fue D. Pedro Fernández, entroncado con la realeza Navarra por línea paterna. y con los Condes de Barcelona por línea materna. Caballero piadoso y noble supo atraer hacia sí algunos miembros de la alta nobleza de los diferentes reinos peninsulares, quienes hicieron donaciones de castillos, tierras y villas. El mismo monarca, seducido por la idea de contar con una Orden Militar que protegiera la fe contra los musulmanes, hizo numerosas donaciones territoriales a esta incipiente orden religioso-militar.

El aspecto de la formación espiritual de sus seguidores preocupaba a D Pedro, quien pensó en un monasterio, bajo la advocación de Santa María, ubicado en un lugar cercano a la desembocadura del río Loyo en el Miño. Los monjes pertenecían a la Orden de Los Canónigos Regulares de San Agustín. Hubo acuerdo entre las partes y los agustinos quedaron incorporados a la nueva orden militar.

Al parecer, los historiadores no están de acuerdo en el nombre que recibió en primer lugar esta orden. Según algunos, se llamó en principio Caballeros de Cáceres; la razón es que esta región pertenecía al reino leonés y aquí tuvo su origen. Otros historiadores creen que adoptaron el nombre de Caballeros de Santa María del Castillo y de la Espada. Todo son especulaciones, pero hay un dato cierto: tras la Bula otorgada por el Papa Alejandro III, en Ferentino, el 5 de julio de 1175, se les conoció siempre como Caballeros de Santiago.

Esta tesis tiene indudables bases reales. Desde el descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago en el siglo XI toda España fue especialmente devota de este “hijo del trueno”. Cuando los caballeros entraban en combate se encomendaban a él y todo el pueblo recurría a su intercesión en situaciones especialmente peligrosas. Así, la nueva Orden y el segundo arzobispo de Compostela, D. Pedro Godoy, acordaron que los caballeros se consagraran como vasallos y caballeros de Santiago. Era el 12 de febrero del año 1171. En este solemne acto quedaron establecidos los cargos de Gran Maestre y sus sucesores canónigos de la iglesia de Compostela , el arzobispo y sus frailes. Todos ellos se llamarían Caballeros de Santiago y así quedaría reflejado por el Papa en su Bula.


 

El Fogón...

Esta receta ha sido facilitada por la web www.cocinavino.com

CHULETAS DE TERNERA A LA CASTELLANA

 

Lo que necesitamos :

4 chuletas de ternera
350 grs. de cebollitas francesas
½ taza de vino blanco
15 grs de harina
6 cucharadas de aceite de oliva
350 grs. de patatas
½ taza de caldo de carne
1 ajo, un ramillete de perejil, pimienta molida y sal.


Manos a la obra:

Lavamos y secamos las chuletas. Recortamos un poco el sobrante y aplastamos un poco. Sazonamos un poco y las pasamos por harina. Calentamos el aceite y doramos las chuletas por ambos lados.

Una vez fritas, colocamos las chuletas en una cazuela de barro, las regamos con el vino, las tapamos y las ponemos en el fuego cinco minutos.

Pelamos y troceamos las patatas y las cebollitas.

Añadimos más aceite a la sartén de dorar las chuletas y agregamos las cebollitas, damos unas vueltas e incorporamos las patatas. Damos unas vueltecillas y añadimos las patatas. Dejamos en el fuego hasta que se doren ligeramente. Sacamos patatas y cebollitas y las incorporamos al a cazuela con la carne.

Agregamos, la sal, la pimienta y el caldo. Introducimos la cazuela en el horno a potencia media durante 20 minutos.

Podemos presentar las chuletas con perejil picado.


 

Ofertas del boletín ...

 

En esta quincena: Artículo : Figura imitación piedra


Referencia: 1200-1 vieira con apóstol imitación piedra
1200-2 mojón imitación piedra
o1200-3 crucero imitación piedra

Precio:6.0 € + Gastos de envío

Las tres figuras que os ofrecemos en esta ocasión son un clásico souvenir de Galicia, imitando a la piedra con la que se hicieron en la realidad.

Si estás interesado consulta precio final en: marta@mundicamino.com

 


Pasatiempos...

¿Sabrías decirnos dónde se encuentra?

Esta iglesia está dedicada aSan Juan y en el municipio donde se encuentra existe una curiosa leyenda; si estás interesado en saberla, solicítanoslo.

 

- Si quieres el boletín en modo texto contacta con nosotros en Departamento Boletín
- Mundicamino no se responsabiliza de ningún comentario de los peregrinos ya sea bueno o malo. El copyright tanto de las fotos como de los textos es exclusivo del autor.
- Mundicamino respeta la Ley Orgánica 15/1999 de Pr
otección de Datos de Carácter Personal (LOPD), NO considerando este e-mail como propaganda publicitaria (o SPAM). Este correo ha llegado hasta usted porque su correo electrónico ha sido introducido en el apartado de nuestra web www.mundicamino.com o bien se ha puesto en contacto alguna vez con nosotros.
- Si usted no desea recibir periódicamente este boletín por favor diríjase a nuestra página web www.mundicamino.com y dese de baja introduciendo su e-mail, seleccionando baja y pulsando en "enviar". Nuestras más sinceras disculpas si es el caso.
- Para cualquier duda / sugerencia escríbenos a Departamento Boletín  

 

 

Zona de Registro

Si deseas formar parte de nuestra base de datos, haz clic aquí para poder registrarte como cliente, y así podrás recibir nuestro boletín de noticias.

Información General

Maquetación con Hojas de Estilo en Cascada CSS.2005 Marta Larrosa