En este número:

Secciones: | Algo de Historia | Fotos del Camino | Arte en la Ruta Jacobea | El Camino en la literatura |Mi Relato | Conecta con nosotros | Un segundo de paz | Rincón de Novedades | Rincón del Lector | El día de Santiago en el refranero |

Algo de Historia ...

¿Cómo era la vida en un monasterio medieval? (I)

San Benito de Nursia, patrón de Europa, concibió el monasterio como una unidad económica basada en la autosuficiencia; sus principales actividades productivas eran la agricultura y la ganadería, ya que los cenobios benedictinos eran propietarios de grandes extensiones en las cuales trabajaban campesinos dependientes de ellos. Las órdenes cluniacenses fueron unos importantísimos innovadores en las técnicas agrícolas ya que llevaron a cabo las formas más innovadoras del medieval farming. En la Península Ibérica el papel más importante fue desempeñado por los monacatos asentados en la Ribera del Duero o en los Condados de la Marca Hispánica. El Císter, por su parte, dio un paso de gigante en la agricultura ya que situaba sus cenobios en territorios solitarios, siendo fundamental su presencia en el  progreso agrícola experimentado en Europa durante el siglo XII. Además los monjes desempeñaban personalmente toda una serie de oficios necesarios para la vida cotidiana de la comunidad; así, eran zapateros, carpinteros, bataneros, ebanistas, sastres, tejedores, albañiles, enfermeros, especialistas en fármacos, etc.

Como unidad económica autosuficiente, la vida dentro del monasterio estaba perfectamente regulada y había distintos cargos desempeñados por los monjes.
1
En el interior del recinto monacal, pero siempre fuera de la clausura, se construían edificios dedicados a la cría de animales. Así, el palomar era una construcción cilíndrica, cuyas paredes estaban perforadas por cientos de pequeños nichos utilizados como refugio de las palomas; se podía llegar hasta ellos a través de una escalera que rotaba sobre un perno.
Además del palomar, existía un granero a cuyo cuidado estaba el monje celador quien, además de llevar la administración de las reservas de grano, se ocupaba del buen funcionamiento del molino, la fabricación del pan y hasta del lavado de la ropa. En el granero no sólo se almacenaba el grano, también era la “caja fuerte” de los alquileres y diezmos pagados al monasterio por sus arrendatarios y braceros; los pagos podían recibirse en efectivo o en especie (animales, productos agrícolas, leña, etc.). Los alquileres eran cobrados por el monje tesorero, tambiénconocido como “camarero”. La dignidad requerida para desempeñar este puesto era el monje de más dignidad tras el abad.

2En el interior de la clausura la vida se regía según la Regla que dividía estrictamente todas las horas del día. Todos los monjes debían alternar la oración con el trabajo manual. Así, por ejemplo, todos los monjes, incluido el abad, debían trabajar por turnos en la cocina del monasterio. Su papel era el de “pinches” de cocina, vigilados por el monje cocinero habitual. El principal utensilio de cocina era el pesado puchero de hierro colgado de un grueso gancho metálico que lo suspendía sobre el fuego. Las carnes se cocinaban en un horno de ladrillo, salvo las destinadas al ahumado y salazón, empleadas como víveres para los monjes que partían de viaje.
En general la alimentación en los cenobios de Cluny era frugal: se hacían dos comidas diarias en las que siempre había verduras, legumbres, pan, vino y frutas del tiempo. En alguna ocasión se consumían huevos. La carne era de ave. Los periodos de abstinencia obligaban a tomar sólo pescado, si era posible llevarlo a la mesa. La dieta era distinta si la orden era de vida exclusivamente contemplativa (dieta vegetariana) o si sus miembros llevaban a cabo una fuerte actividad física. En este caso se aumentaba la ración de proteínas. 
El refectorio se calentaba en los meses más fríos gracias a unos grandes braseros situados en el centro de la sala. La comida común era una auténtica ceremonia, símbolo de la unidad monástica y transcurría en silencio, atentos todos a la lectura de los textos sagrados a cargo del hermano lector, quien comía más tarde. En la mesa todos los monjes disponían de pan y un cuchillo y compartían entre dos hermanos una medida de vino. El abad ocupaba un puesto destacado en el centro de la mesa principal, señalado por dos hermosos cirios. Su alimentación era superior en calidad y cantidad a la del resto de la comunidad.

Acompañamos a los monjes en el refectorio. La primera comida está compuesta de dos platos: uno de habas o de guisantes, hervidos y condimentados con tocino, y un  segundo a base de ensalada variada.
Tres veces a la semana se consumen cinco huevos fritos y, en ocasiones, una pequeña ración de queso. El resto de la semana se toma queso fresco y dos huevos. Todos los días se consumen
medio kilo de pan y 30 cls. de vino.  La cena es a base de pan con fruta fresca o frutos secos.
Por lo que llevamos visto, la longevidad de los religiosos, mucho mayor que la del resto de los habitantes, podía tener su razón de ser en el perfecto equilibrio de su dieta alimenticia.

 

 


Arte en la Ruta Jacobea...
Catedral de Santiago

Capilla de las Reliquias


El actual relicario de la Catedral Compostelana es el resultado de una gran cantidad de donaciones y adquisiciones realizadas ya desde los lejanos tiempos medievales. El recinto que actualmente ocupa la Capilla de las Reliquias fue construido por Juan de Álava en 1521 y inicialmente fue destinado a Sala Capitular, destino que tuvo hasta 1614, pese a que El Cardenal Arzobispo, Don Pedro Sarmiento, había dado licencia para trasladar a allí todas las reliquias y sepulcros reales el 1538. En 1633 Bernardo Cabrera dio fin a un rico y recargado retablo con columnas salomónicas y hornacinas con abundancia de dorados. En 1641 fueron, por fin colocadas en él las reliquias. Un incendio ocurrido la noche del 1º de mayo de 1921 destruyó este retablo, pero afortunadamente prácticamente no destruyó ninguna reliquia, limitándose a dañar algún relicario. Esto obligó a construir un nuevo retablo que fue dibujado por Don Rafael de la Torre, y realizado por el escultor Maximino Magariños en madera de cedro del Líbano. En 1925 fueron acomodadas en él las reliquias.
El centro del altar lo ocupa el facsímil de una cruz que fue regalada por el rey de Asturias Alfonso III el magno hacia el año 879. El regalo fue motivado por la consagración de la segunda Iglesia sobre el sepulcro del Apóstol. La cruz duró hasta 1906, fecha en que fue substraída y no se volvió a saber nada de ella. A base de la fotografía que había de ella se hizo la copia actual a la que el Arzobispo de entonces, Cardenal Martín de Herrera (1889-1923), le adosó uno de sus pectorales que contenía una reliquia de la Cruz de Jesús (la Vera Cruz).
A esta capilla fueron trasladados los sepulcros de los reyes que a lo largo del tiempo quisieron ser sepultados en la catedral. Aquí vemos las tumbas de Don Raimundo de Borgoña, esposo de Doña Urraca y sobrino del Papa Calixto II, muerto en Santiago en 1107; de Fernando II muerto en León en 1188; de su hijo Alfonso IX, muerto en Sarria cuando peregrinaba a Santiago en 1230; de su hijo Don Fernando, muerto en 1214; de la Emperatriz Doña Berenguela, esposa de Alfonso VII, muerta en 1149; de Doña Juana de Castro, esposa de Don Pedro El Cruel y hermana de Doña Inés de Portugal; por último, de Don Pedro Froilaz, Conde de Traba y de Trastámara y ayo del anterior.

El Tesoro


Actualmente se ha hecho una selección de reliquias con sus relicarios para colocarlos en la vecina Capilla de San Fernando, donde pueden ser visitados. Llama la atención entre ellos El busto que contiene el cráneo de Santiago el Menor.

Era Hijo de Alfeo, sobrino de San José y, por ello, es llamado el "Hermano del Señor". Descubierto sucuerpo en Jerusalén, Don Mauricio, Arzobispo de Braga, lo trajo a su ciudad. Más tarde, envuelto en las luchas de la época, aceptó ser impuesto como papa por el emperador Enrique IV contra Gelasio II, Juan de Gaeta, haciéndose llamar Gregorio VIII. Quiso ganarse a la Reina, Doña Urraca y, para ello, le regaló la preciosa reliquia, que al fin ésta entrego al Arzobispo Gelmírez. En 1320 conseguía entrar en la ciudad, tras más de dos años de luchas con Don Alfonso Suárez de Deza y los munícipes compostelanos, el nuevo Arzobispo Don Berenguel de Landora. Presidiría la Iglesia de Compostela diez años. En esta época mandó hacer el hermoso busto-relicario que desde entonces guarda el cráneo. Lo llevó personalmente en procesión el año 1322. A su muerte en el convento de Dominicos -a cuya orden había pertenecido- de Córdoba. Sus restos fueron sepultados en su patria francesa: Rodez, según su última voluntad. Mandó entonces que se enriqueciera el relicario con sus piedras preciosas. Algunos de sus sucesores continuaron esta tarea de enriquecimiento. Es una joya de la orfebrería compostelana.


Otra joya digna de ser contemplada es la custodia procesional que todos los años recorre las calles de Compostela el día del Corpus con Jesús Eucaristía en su viril. Fue construida por Antonio Arfe, segundo de la dinastía de orfebres que con su arte contribuyeron al esplendor de la celebración del Corpus Christi. Es de plata dorada y está dispuesta en cuatro cuerpos. El pedestal, de plata repujada, va mostrando pasajes de la vida de Santiago Apóstol y uno de sus milagros más famosos, el del gallo que canta después de guisado (Santo Domingo de la Calzada, en Logroño y Barcelos, en Portugal). En el primer cuerpo, sostenido por un ángel y venerado por los apóstoles, va el viril para el Cuerpo de Cristo. En el segundo el Apóstol peregrino, en el tercero el Buen Pastor. Corona la custodia Jesús resucitado y triunfante. El orgullo del artista lo dejó plasmado en la inscripción que figura en ella: "ANTONIUS DE ARPHE HOC OPUS ADMIRABILE FECIT ANNO 1544 OMNIPOTENTIS GRATIA AUXILIOQUE BEATI JACOBI" : Antonio de Arfe hizo esta obra admirable el año 1544, con la gracia de Dios todopoderoso y el auxilio del Bienaventurado Santiago.
Aparte de estas llamativas joyas, el tesoro guarda otros objetos de singular valor e interés. Cabe señalar el juego de viril de oro, obra del orfebre salmantino Figueroa, en el se engarzan cientos de piedras preciosas. El cáliz de oro y brillantes que perteneció al Arzobispo Don Rafael Múzquiz y Aldunate (1801-1821), el cuadro de San Cristóbal con el que San Pío V obsequió a Don Juan de Austria tras la victoria de Lepanto sobre los turcos y un sin fin de joyas que vale la pena contemplar.
En la antesala de este espacio se conserva la lápida sepulcral del Obispo de Iria Flavia Teodomiro. Fue el que descubrió la Tumba del Apóstol y fue sepultado el año 847 en el subsuelo de la Catedral. Esta lápida invalida todas las hipótesis basadas en la no existencia de este obispo.
Texto tomado de: www.archicompostela.org

 


 

El Camino en la literatura...


En este apartado queremos compartir con vosotros la presencia del Camino en nuestras joyas literarias clásicas. Comenzamos con el Libro de Buen Amor, de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (s. XIV). El texto está escrito en castellano antiguo. Leer las obras en su versión original es siempre más atractivo que acudir a los textos que las actualizan. Podéis acudir a www.cervantesvirtual.com, de donde hemos tomado estas estrofas, para leer el significado de las palabras que desconozcáis.
El Arcipreste de Hita se encomienda a Dios, al comenzar su libro, y evoca la ayuda del Señor al Apóstol Santiago:


Señor, tú que sacaste al Profeta del lago,
de poder de gentiles sacaste a Santiago,
a Santa Marina libreste del vientre del drago,
libra a mí, Dios mío, d'esta presión do yago. (Estrofa 3)

En la estrofa 869 cita un proverbio peregrino:

Bien sé, que dis' verdat vuestro proverbio chico,
que el romero fito que siempre saca çatico

En la estrofa 871, la fiesta de Santiago le sirve para situar cronológicamente la escena:

Después fue de Santiago otro día seguiente,

En la estrofa 1.043, cita a Santiago para subrayar que todo bien procede de Dios:


Santiago apóstol dis', que todo bien complido
e todo don muy bueno, de Dios vien' escogido;

Y avanzado el libro, dedica tres hermosas estrofas a describir el atuendo y ajuar de los peregrinos:


El Viernes de indulgençias vistió nueva esclamina
grande sombrero redondo con mucha concha marina,
bordón lleno de imágenes, en él la palma fina;
esportilla e cuentas para resar ayna
Los çapatos redondos e bien sobresolados,
echó un grand' doblel entre los sus costados,
gallofas e bodigos lieva y condesados,
d'estas cosas romeros andan aparejados.
De yuso del sobaco va la mejor alfaja
calabaça bermeja más que pico de graja,
bien cabe un asumbre e más una meaja,
non andan los romeros sin aquesta sofraja.

Y, finalmente, en la estrofa 1.724 alude a la hospitalidad con los peregrinos:

deles algos e dineros que den a pobres romeros,

 


 

El Rincón del Lector...

En esta ocasión les presentamos este interesante libro cuyo autor, Luis Martínez García, es profesor titular de Historia Medieval de la Universidad de Valladolid:

El Camino de Santiago. Una visión histórica desde Burgos.
Edita: Cajacírculo
Año: 2004
Burgos
I.S.B.N.: 84-89805-12-1


 


 

El día de Santiago en el refranero...

Por Santiago, el buen nabo ha de estar sembrado.
El buen nabo, por Santiago  tiene cabo.
El verano de la mañana empieza en Santiago y termina en santa Ana.
Por Santiago y santa Ana pintan las uvas, y para la Virgen de agosto ya están maduras.
Por santa Ana no hay borrica mala, y por Santiago no hay mal caballo.
Por Santiago, pinta el pavo y la uva que ya está madura.
Si quieres sandías por Santiago, siémbralas por san Marcos.
Venga junio fresco, Carmen claro y Santiago abrasado.

 


 

Un segundo de paz...

En esta sección les ofrecemos alguna cita que pueda ayudarles en su vida, tanto en las situaciones cotidianas como en los momentos especiales.

Si cantas sólo con la voz, por fuerza tendrás al final que callar; canta con la vida para que tu voz no se apague jamás. (San Agustín)

 


 

Las fotos del Camino...

 

En este rincón compartimos vuestras fotos.

La de hoy recoge un momento emblemático del Camino: la quema de la vieja ropa del peregrino en Finisterre,símbolo de la conversión experimentada a lo largo de las distintas etapas. Y nos la envía amablemente Félix José Aguillo Valdecantos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Mi Relato ...

Hoy seleccionamos el diario del caminante José Ignacio Hita Barraza, que en http://ultreyaa.blogspot.com, nos cuenta su experiencia de peregrino a lo largo de cada una de las etapas.

 


 

Rincón de Novedades ...

 
 
   

En esta ocasión les presentamos este interesante libro editado por Mundicamino, con textos de Mª Dolores de Miguel Poyard, y el apoyo de la idea original de Carmen Pugliese.

Historia de Las Cruces . Una visión al rico y fecundo simbolismo de la cruz en sus más diversas manifestaciones.
Edita: Mundicamino
Año: 2007
Burgos
I.S.B.N.: 978-84-611-8113-1

 

 

 

Ejemplar Las Cruces

Historia de 43 cruces

Comprar

 

 

 

     

 


Conecta con nosotros...

Si deseas hacernos alguna pregunta de cualquier tipo o darnos tu opinión sobre nuestro Boletín, puedes escribirnos. Nuestra compañera Mª Dolores te atenderá personalmente. Ya sabes que, además, puedes contactar con nosotros en ruta@mundicamino.com o en nuestra web  www.mundicamino.com

 


 

 

Zona de Registro

Si deseas formar parte de nuestra base de datos, haz clic aquí para poder registrarte como cliente, y así podrás recibir nuestro boletín de noticias.

Información General

- Mundicamino no se responsabiliza de ningún comentario de los peregrinos ya sea bueno o malo. El copyright tanto de las fotos como de los textos es exclusivo del autor.
- Mundicamino respeta la Ley Orgánica 15/1999 de Pr
otección de Datos de Carácter Personal (LOPD), NO considerando este e-mail como propaganda publicitaria (o SPAM). Este correo ha llegado hasta usted porque su correo electrónico ha sido introducido en el apartado de nuestra web www.mundicamino.com o bien se ha puesto en contacto alguna vez con nosotros.
- Si usted no desea recibir periódicamente este boletín por favor diríjase a nuestra página web www.mundicamino.com y dese de baja introduciendo su e-mail, seleccionando baja y pulsando en "enviar". Nuestras más sinceras disculpas si es el caso.
- Para cualquier duda / sugerencia escríbenos a Departamento Boletín  

Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario. Contiene información solicitada,por el mismo sometida a secreto profesional o cuya divulgación está prohibida por la ley. Si ha recibido este mensaje por error, debe saber que su lectura, copia y uso están prohibidos. Le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía y proceda a su destrucción. Muchas gracias. Departamento Jurídico. 

Inicio |

 

Maquetación con Hojas de Estilo en Cascada CSS 2006