En este número:

Secciones: | Algo de Historia | Fotos del Camino | Arte en la Ruta Jacobea|Mi Relato | Conecta con nosotros | Un segundo de paz | Rincón de Novedades | Curiosidades Jacobeas | El Fogón del peregrino |

Algo de Historia ...

LOS MONASTERIOS MEDIEVALES III- LOS COPISTAS

Hemos visto en los números anteriores el papel de los monasterios en la difusión de la cultura en Occidente. Recopilaron todo el saber de griegos y judíos y de los Padres de la Patrística.
Sus bibliotecas eran inmensas y maravillosas. Su labor salvó de la incultura a Europa. Pero, ¿quienes eran los artífices  de esos maravillosos códices, de esas obras inimitables?. ¿quiénes fueron estos artistas que elaboraron obras de un incalculable valor, como el monje Beato, religioso del monasterio de Liébana, que ha pasado a la historia por ser el autor de un bellísimo Códice Mozárabe que contiene comentarios al Apocalipsis?

Cuando los novicios entraban en un monasterio, el Padre de novicios, el mismo Prior o el Abad estudiaban sus cualidades individuales para adscribirlos a un destino o a otro. Los jóvenes que tenían especiales cualidades para el dibujo eran mandados a instruirse con el monje encargado de la escritura e iluminación de los libros.

¿Cuál era la tarea de estos jóvenes aprendices de artistas?. Los copistas medievales fueron los precursores de los diseñadores gráficos actuales ya que establecieron los parámetros y todas las normas de este trabajo: columnas, márgenes y espaciados. Uno de sus privilegios, definitivamente perdido hoy por sus sucesores, fue el de controlar todos los aspectos de su obra, incluido el formato,  al tratarse de un solo ejemplar.

aOtro de los términos utilizados para referirse a estos extraordinarios artistas medievales era la palabra amanuense, del latín amanuensis, término que designa a aquellas personas cuyo trabajo consiste en copiar a mano textos ajenos o que escriben al dictado. Sus obras más famosas fueron los Beatos.

¿Qué eran Los Beatos?

Los llamados Beatos eran obras monacales que contenían explicaciones sobre el inquietante libro del Apocalipsis, obra de San Juan Evangelista. Estas interpretaciones tenían como finalidad calmar la angustia espiritual vivida por los creyentes de la época que percibían como inminente el Fin del mundo. Para los habitantes de la Península Ibérica, fenómenos como la lucha contra el Islám o el fin del reino visigodo eran indicios clarísimos de un final apocalíptico.

        
Hay que aclarar que pese, a ser conocidos con el “apellido” de mozárabes, sus autores no eran mozárabes sino monjes del reino de León (León, Zamora, Palencia...).
Las copias del libro original se multiplicaron; sin embargo, lo más significativo de estas obras no era tanto su contenido como sus maravillosas ilustraciones. Por extensión todas las copias recibieron el mismo nombre del original: Beato
Los Beatos, por su belleza e importancia han sido los libros medievales más estudiados y valorados. La perfección y modernidad estilística de sus inquietantes miniaturas,  especialmente de las obras realizadas durante el periodo prerrománico, surgen de la conjunción de distintas influencias estilísticas: tardorromano, bizantino, visigótico, carolingio y andalusí.

Los rasgos principales de sus magnéticas miniaturas son:

  • Una intensa expresividad en el dibujo gracias a la utilización de firmes líneas con rayas de clara intención expresiva.
  • Su planitud, derivada de la falta de la perspectiva, la ausencia de claroscuros, un intensísimo colorido y el hieratismo (solemnidad o rigidez) de sus figuras.
  • La disposición escalonada de las figuras humanas cuyo tratamiento especial les reduce a ropajes muy resaltados y la “exageración” expresiva de ojos y manos cuya finalidad es intensificar la tensión espiritual que padecen.
  • Los fondos de extraordinaria riqueza cromática se disponen en bandas horizontales a través de las cuales se intenta representar el mundo.

 

Las escenas más representadas son:

El Arca de Noé, Noé rodeado de su familia, el Patriarca Bíblico recibiendo la rama de olivo del pico de la paloma; la aparición del Cordero Místico a los Justos, diversas escenas de los Apóstoles, las Siete Iglesias de Asia, el Tetramorfos envolviendo al Cordero y la Jerusalén Celestial con sus doce puertas de acceso con arcos de herradura.

Los mejores Beatos conservados son:

  • El Beato Magio o de San Miguel de Escalada, también llamado Morgan
  • El Beato Primero de la Biblioteca Nacional
  • El Beato de El Escorial
  • El Beato de Tábara
  • El Beato de Girona
  • El Beato de Valcavado
  • El Beato de la Seo de Urgell
  • Los Beatos “Mozárabes”(siglo XI)
  • Beato de San Millán de la Cogolla
  • Beato de Silos

 
     

Ilustración del Beato de Liébana.

¿Quién era el autor de este magnífico comentario al Apocalipsis?,

¿cómo era su vida?,

¿Qué opiniones teológicas y políticas defendía?

Lo veremos en el próximo número.



 


Arte en la Ruta Jacobea...
Catedral de Santiago

Capilla de las Reliquias


El actual relicario de la Catedral Compostelana es el resultado de una gran cantidad de donaciones y adquisiciones realizadas ya desde los lejanos tiempos medievales. El recinto que actualmente ocupa la Capilla de las Reliquias fue construido por Juan de Álava en 1521 y inicialmente fue destinado a Sala Capitular, destino que tuvo hasta 1614, pese a que El Cardenal Arzobispo, Don Pedro Sarmiento, había dado licencia para trasladar a allí todas las reliquias y sepulcros reales el 1538. En 1633 Bernardo Cabrera dio fin a un rico y recargado retablo con columnas salomónicas y hornacinas con abundancia de dorados. En 1641 fueron, por fin colocadas en él las reliquias. Un incendio ocurrido la noche del 1º de mayo de 1921 destruyó este retablo, pero afortunadamente prácticamente no destruyó ninguna reliquia, limitándose a dañar algún relicario. Esto obligó a construir un nuevo retablo que fue dibujado por Don Rafael de la Torre, y realizado por el escultor Maximino Magariños en madera de cedro del Líbano. En 1925 fueron acomodadas en él las reliquias.
El centro del altar lo ocupa el facsímil de una cruz que fue regalada por el rey de Asturias Alfonso III el magno hacia el año 879. El regalo fue motivado por la consagración de la segunda Iglesia sobre el sepulcro del Apóstol. La cruz duró hasta 1906, fecha en que fue substraída y no se volvió a saber nada de ella. A base de la fotografía que había de ella se hizo la copia actual a la que el Arzobispo de entonces, Cardenal Martín de Herrera (1889-1923), le adosó uno de sus pectorales que contenía una reliquia de la Cruz de Jesús (la Vera Cruz).
A esta capilla fueron trasladados los sepulcros de los reyes que a lo largo del tiempo quisieron ser sepultados en la catedral. Aquí vemos las tumbas de Don Raimundo de Borgoña, esposo de Doña Urraca y sobrino del Papa Calixto II, muerto en Santiago en 1107; de Fernando II muerto en León en 1188; de su hijo Alfonso IX, muerto en Sarria cuando peregrinaba a Santiago en 1230; de su hijo Don Fernando, muerto en 1214; de la Emperatriz Doña Berenguela, esposa de Alfonso VII, muerta en 1149; de Doña Juana de Castro, esposa de Don Pedro El Cruel y hermana de Doña Inés de Portugal; por último, de Don Pedro Froilaz, Conde de Traba y de Trastámara y ayo del anterior.

El Tesoro


Actualmente se ha hecho una selección de reliquias con sus relicarios para colocarlos en la vecina Capilla de San Fernando, donde pueden ser visitados. Llama la atención entre ellos El busto que contiene el cráneo de Santiago el Menor.

Era Hijo de Alfeo, sobrino de San José y, por ello, es llamado el "Hermano del Señor". Descubierto sucuerpo en Jerusalén, Don Mauricio, Arzobispo de Braga, lo trajo a su ciudad. Más tarde, envuelto en las luchas de la época, aceptó ser impuesto como papa por el emperador Enrique IV contra Gelasio II, Juan de Gaeta, haciéndose llamar Gregorio VIII. Quiso ganarse a la Reina, Doña Urraca y, para ello, le regaló la preciosa reliquia, que al fin ésta entrego al Arzobispo Gelmírez. En 1320 conseguía entrar en la ciudad, tras más de dos años de luchas con Don Alfonso Suárez de Deza y los munícipes compostelanos, el nuevo Arzobispo Don Berenguel de Landora. Presidiría la Iglesia de Compostela diez años. En esta época mandó hacer el hermoso busto-relicario que desde entonces guarda el cráneo. Lo llevó personalmente en procesión el año 1322. A su muerte en el convento de Dominicos -a cuya orden había pertenecido- de Córdoba. Sus restos fueron sepultados en su patria francesa: Rodez, según su última voluntad. Mandó entonces que se enriqueciera el relicario con sus piedras preciosas. Algunos de sus sucesores continuaron esta tarea de enriquecimiento. Es una joya de la orfebrería compostelana.


Otra joya digna de ser contemplada es la custodia procesional que todos los años recorre las calles de Compostela el día del Corpus con Jesús Eucaristía en su viril. Fue construida por Antonio Arfe, segundo de la dinastía de orfebres que con su arte contribuyeron al esplendor de la celebración del Corpus Christi. Es de plata dorada y está dispuesta en cuatro cuerpos. El pedestal, de plata repujada, va mostrando pasajes de la vida de Santiago Apóstol y uno de sus milagros más famosos, el del gallo que canta después de guisado (Santo Domingo de la Calzada, en Logroño y Barcelos, en Portugal). En el primer cuerpo, sostenido por un ángel y venerado por los apóstoles, va el viril para el Cuerpo de Cristo. En el segundo el Apóstol peregrino, en el tercero el Buen Pastor. Corona la custodia Jesús resucitado y triunfante. El orgullo del artista lo dejó plasmado en la inscripción que figura en ella: "ANTONIUS DE ARPHE HOC OPUS ADMIRABILE FECIT ANNO 1544 OMNIPOTENTIS GRATIA AUXILIOQUE BEATI JACOBI" : Antonio de Arfe hizo esta obra admirable el año 1544, con la gracia de Dios todopoderoso y el auxilio del Bienaventurado Santiago.
Aparte de estas llamativas joyas, el tesoro guarda otros objetos de singular valor e interés. Cabe señalar el juego de viril de oro, obra del orfebre salmantino Figueroa, en el se engarzan cientos de piedras preciosas. El cáliz de oro y brillantes que perteneció al Arzobispo Don Rafael Múzquiz y Aldunate (1801-1821), el cuadro de San Cristóbal con el que San Pío V obsequió a Don Juan de Austria tras la victoria de Lepanto sobre los turcos y un sin fin de joyas que vale la pena contemplar.
En la antesala de este espacio se conserva la lápida sepulcral del Obispo de Iria Flavia Teodomiro. Fue el que descubrió la Tumba del Apóstol y fue sepultado el año 847 en el subsuelo de la Catedral. Esta lápida invalida todas las hipótesis basadas en la no existencia de este obispo.
Texto tomado de: www.archicompostela.org

 


 

El Camino en la literatura...


En este apartado queremos compartir con vosotros la presencia del Camino en nuestras joyas literarias clásicas. Comenzamos con el Libro de Buen Amor, de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (s. XIV). El texto está escrito en castellano antiguo. Leer las obras en su versión original es siempre más atractivo que acudir a los textos que las actualizan. Podéis acudir a www.cervantesvirtual.com, de donde hemos tomado estas estrofas, para leer el significado de las palabras que desconozcáis.
El Arcipreste de Hita se encomienda a Dios, al comenzar su libro, y evoca la ayuda del Señor al Apóstol Santiago:


Señor, tú que sacaste al Profeta del lago,
de poder de gentiles sacaste a Santiago,
a Santa Marina libreste del vientre del drago,
libra a mí, Dios mío, d'esta presión do yago. (Estrofa 3)

En la estrofa 869 cita un proverbio peregrino:

Bien sé, que dis' verdat vuestro proverbio chico,
que el romero fito que siempre saca çatico

En la estrofa 871, la fiesta de Santiago le sirve para situar cronológicamente la escena:

Después fue de Santiago otro día seguiente,

En la estrofa 1.043, cita a Santiago para subrayar que todo bien procede de Dios:


Santiago apóstol dis', que todo bien complido
e todo don muy bueno, de Dios vien' escogido;

Y avanzado el libro, dedica tres hermosas estrofas a describir el atuendo y ajuar de los peregrinos:


El Viernes de indulgençias vistió nueva esclamina
grande sombrero redondo con mucha concha marina,
bordón lleno de imágenes, en él la palma fina;
esportilla e cuentas para resar ayna
Los çapatos redondos e bien sobresolados,
echó un grand' doblel entre los sus costados,
gallofas e bodigos lieva y condesados,
d'estas cosas romeros andan aparejados.
De yuso del sobaco va la mejor alfaja
calabaça bermeja más que pico de graja,
bien cabe un asumbre e más una meaja,
non andan los romeros sin aquesta sofraja.

Y, finalmente, en la estrofa 1.724 alude a la hospitalidad con los peregrinos:

deles algos e dineros que den a pobres romeros,

 


 

Curiosidades Jacobeas...

Leyenda de la Virgen de Arántzazu

 

A lo largo del Camino de Santiago ha florecido extraordinariamente la devoción mariana. Ya vimos cómo los peregrinos se encomendaban a los santos protectores de los romeros a Compostela; exactamente igual fue ocurriendo a lo largo de los siglos con la figura de la Virgen María. Todas las localidades jacobeas cuentan con apariciones milagrosas, ciertas unas e inventadas otras. Las reales, en algunas ocasiones, han sido ricamente adornadas por la imaginación y devoción popular, siendo muy difícil separar el hecho real de la invención literaria. De todo ello hemos hablado en anteriores boletines. Lo indudable es que la Virgen María, puente de unión del hombre con Dios, se ha aparecido, y sigue apareciéndose hoy, milagrosamente en distintos lugares. Incluso mientras vivía, en momentos previos a su ascensión a los cielos, se apareció en diversos lugares y a distintas personas, no sólo al Apóstol Santiago. A lo largo de la Ruta Jacobea se pueden hallar numerosos santuarios que atestiguan apariciones marianas. Así ocurre con la advocación de Ntra. Sra. de Arántzazu, cuya fiesta es el día 9 de septiembre y cuyo origen es el que sigue:

Corría el año de Nuestro Señor de 1469 (siglo XV) cuando Rodrigo de Balzategui, humilde y piadoso pastor natural de la viña de Oñate (Oñati), que amaba tiernamente a Ntra Sra. y acostumbraba a invocarla para que le protegiera de las tormentas o le condujera salvo a casa tras caminar por los peligrosos riscos a los que le conducían sus ovejas, sobre todo cuando debía caminar en la oscuridad, no se imaginaba que iba a ser el elegido de la Madre de Dios para manifestar a sus conciudadanos que deseaba morar cerca de la villa de Oñate. Así, un día en el que se encontraba apacentando a su rebaño, encontró una bella imagen de la Virgen que sostenía en brazos a su Hijo, enredada en las ramas de un espino. Asustado e incrédulo, Rodrigo no se atrevía a acercarse a la figura no fuera a ser cosa del Maligno quien por medio de sus malas artes intentara perder su alma. El pobre hombre no paraba de gritar una y otra vez a grandes voces: ¡Arantzan zu!, ¡Arantzan zu!  (cuyo significado es  “¡¡¡Tú en el espino!!!”) sin resolverse a hacer nada en concreto. Al cabo de un buen rato, convencido de que la figura nada tenía que ver con las artes diabólicas, sino que estaba en presencia de un milagro de la Madre de Dios, comunicó su hallazgo a la autoridad religiosa de su localidad. De este modo, la Virgen contó con el santuario que ella deseaba tener en estas tierras. Desde entonces, esta hermosa villa guipuzcoana siente especial cariño por su Virgen de Arántzazu, dando a muchas de sus mujeres este bello nombre.

La imagen es una talla de estilo gótico, de finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, que sigue la tipología de la Virgen trono, es decir, sentada y con su Hijo en el regazo. Dada la fecha, el Niño, cuya figura infantil se representa desnuda,  se desplaza hasta la rodilla izquierda de la figura materna y no en el centro como en el periodo románico. Todo el conjunto no sobrepasa los 36 cms. de altura. En la actualidad tenemos la suerte de poder contemplarla en todo su esplendor, pero en siglos anteriores se mostraba al pueblo completamente recubierta de lujosos mantos. La Virgen de Arántzazu se expone sobre un espino que, según dicen, es el arbusto original.

 

 

 Virgen de Arántzazu (Oñate- San Sebastián)


 


 

El Fogón el peregrino

COSTILLAS DE CERDO A LA AMERICANA

 

Lo que necesitamos:

- costilla de cerdo, 1 kilo
- diente de ajo, 3 unidades
- tomate frito, 1/2 taza
- miel, 3 cucharadas
- vinagre, 1 cucharada
- salsa de soja, 2 cucharadas
- Ketchup, 3 cucharadas
- aceite de oliva, 2 cucharadas
- sal,  al gusto
- pimienta negra molida,  al gusto.

 

Manos a la obra:

Pelamos los ajos, los prensamos y los freímos en aceite caliente hasta que estén ligeramente dorados. Incorporamos el tomate frito, la miel, el vinagre, la salsa de soja, el ketchup, sal y pimienta al gusto. Mezclamos con cuidado y, cuando comience a hervir, retiramos del fuego.
Mientras tanto, lavamos muy bien las costillas, las secamos y las colocamos en una fuente o cuenco. Regamos con la salsa previamente preparada, mezclamos, tapamos y dejamos unas dos horas aproximadamente en esa marinada. Colocamos las costillas escurridas en una bandeja de horno y las asamos con el grill encendido durante 20 minutos. Las damos la vuelta, las regamos con la marinada y continuamos asándolas hasta que queden crujientes. Es importante servirlas con su jugo. El acompañamiento puede ser una ensalada, un puré de patata o una guarnición de patatas fritas.

 

 


Un segundo de paz...

En esta sección les ofrecemos alguna cita que pueda ayudarles en su vida, tanto en las situaciones cotidianas como en los momentos especiales.

Si cantas sólo con la voz,

por fuerza tendrás al final que callar;

canta con la vida para que tu voz no se apague jamás. (San Agustín)

 


 

Las fotos del Camino...

 

Mi foto favorita

7

En este número publicamos la fotografía enviada por nuestro amigo Rubén González

 


Mi Relato ...

 

Hoy seleccionamos el diario del caminante José Ignacio Hita Barraza que en http://ultreyaa.blogspot.com, nos cuenta su experiencia de peregrino a lo largo de cada una de las etapas.

 


 

Rincón de Novedades ...

 
 
   

En esta ocasión les presentamos este interesante libro editado por Mundicamino, con textos de Mª Dolores de Miguel Poyard, y el apoyo de la idea original de Carmen Pugliese.

Historia de Las Cruces . Una visión al rico y fecundo simbolismo de la cruz en sus más diversas manifestaciones.
Edita: Mundicamino
Año: 2007
Burgos
I.S.B.N.: 978-84-611-8113-1

 

 

 

Ejemplar Las Cruces

Historia de 43 cruces

Comprar

 

 

 

     

 


Conecta con nosotros...

Si deseas hacernos alguna pregunta de cualquier tipo o darnos tu opinión sobre nuestro Boletín, puedes escribirnos. Nuestra compañera Mª Dolores te atenderá personalmente. Ya sabes que, además, puedes contactar con nosotros en ruta@mundicamino.com o en nuestra web  www.mundicamino.com

 


 

 

Zona de Registro

Si deseas formar parte de nuestra base de datos, haz clic aquí para poder registrarte como cliente, y así podrás recibir nuestro boletín de noticias.

Información General

- Mundicamino no se responsabiliza de ningún comentario de los peregrinos ya sea bueno o malo. El copyright tanto de las fotos como de los textos es exclusivo del autor.
- Mundicamino respeta la Ley Orgánica 15/1999 de Pr
otección de Datos de Carácter Personal (LOPD), NO considerando este e-mail como propaganda publicitaria (o SPAM). Este correo ha llegado hasta usted porque su correo electrónico ha sido introducido en el apartado de nuestra web www.mundicamino.com o bien se ha puesto en contacto alguna vez con nosotros.
- Si usted no desea recibir periódicamente este boletín por favor diríjase a nuestra página web www.mundicamino.com y dese de baja introduciendo su e-mail, seleccionando baja y pulsando en "enviar". Nuestras más sinceras disculpas si es el caso.
- Para cualquier duda / sugerencia escríbenos a Departamento Boletín  

Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario. Contiene información solicitada,por el mismo sometida a secreto profesional o cuya divulgación está prohibida por la ley. Si ha recibido este mensaje por error, debe saber que su lectura, copia y uso están prohibidos. Le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía y proceda a su destrucción. Muchas gracias. Departamento Jurídico. 

Inicio |

 

Maquetación con Hojas de Estilo en Cascada CSS 2006