En este número:

Camino Francés

Para más información (Hospedaje, Cultura, Monumentos, Restaurantes, Asistencia etc.)
Pinchar aquí

Camino del Norte

 

Para más información (Hospedaje, Cultura, Monumentos, Restaurantes, Asistencia etc.)
Pinchar aquí

Vía de La Plata

Para más información (Hospedaje, Cultura, Monumentos, Restaurantes, Asistencia etc.)
Pinchar aquí

 

Camino Francés

Camino del Norte

Vía de La Plata

Experiencias en el Camino

 

 

Artículo enviado por Manuel Bailén, en su recorrido por el Camino Aragonés, y dedicado a:  Todos/as y cada uno/a de los/as Peregrinos/as y a los/as Hospitaleros/as, con un recuerdo especial para Feli y José Luís.

Viene del Boletín 67

Este albergue, se encuentra en uno de los edificios citados, pero que ha sido restaurado y dejado prácticamente nuevo, al igual que otros adjuntos al mismo. Entrego la credencial a una chica en una especie de recepción, se toma nota y me pregunta qué servicios voy a necesitar: solo dormir, media pensión o pensión completa. Finalmente concierto media pensión, abonando a la misma el importe y subiendo a la primera planta y escogiendo litera para dormir. Saludo a la pareja de peregrinos mayores, los cuales estaban en la misma habitación, al igual que los dos chicos jóvenes, habiendo salido del albergue de Arrés en aquella mañana a la vez que yo, pero evidentemente, con su fresco y joven caminar, a los pocos minutos, se fueron perdiendo en el horizonte.
Me doy una relajante y agradecida ducha, me cambio y bajo al comedor. En una mesa estábamos la pareja de personas mayores, - de habla francesa -;  los dos chicos jóvenes, que tras las presentaciones supe que se llamaban Manuel y Javier; Pepe el extremeño; un matrimonio con su hija y yo.

1          La comida discurrió por mi parte, inmerso en la preocupación del gran problema que portaba, -estando desplazado por estas circunstancias-, del ambiente peregrino propio del  Camino de Santiago, con anécdotas, proyectos e ilusiones.

Durante la comida, refiero a Manuel, Javier y Pepe, el problema del dedo y de la uña. Al final de la comida, Manuel me dice que era médico y que a continuación lo veríamos. Ya en la calle, tras una primera inspección ocular de la lesión por parte de Manuel, éste coge yodo del botiquín del albergue y una jeringa hipodérmica estéril que nos facilitó Pepe, realiza varias punciones hasta formar una incisión que facilitó el drenaje del líquido infeccioso contenido en la base de la uña.

Dios se hace presente de la forma más insospechada. Para verle o incluso, para los más escépticos, para llegar a sentirlo, solo hace falta querer que esté ahí. Para poder opinar sobre algo, es necesario conocer o cuando menos, tener un poco de experiencia sobre ese algo. Yo he sido sumamente escéptico en la creencia de Dios, por razones personales, tanto familiares como profesionales, pero benditas esas razones que me han hecho volver a creer en Dios, en nuestro Creador. En la vida cotidiana de todos y cada uno de nosotros, nos ocurren cosas que desde la mentalidad humana, hoy por hoy, no podemos entender o explicar, dando hipotéticas explicaciones, a aquello que desde una racionalidad conocida, no podemos definir. Al igual que no podemos ver sensaciones como el frío, el calor, la tristeza, la alegría, el amor, el dolor, la ilusión, la esperanza, etc., sino que tan solo podemos experimentar las respuestas que las personas refieren o exteriorizan, y que siempre serán manifestaciones físicas, como temblores, sudoraciones, lagrimeos, risas, pequeñas taquicardias como respuestas de nerviosismo, tartamudez, breves amnesias, etc., cuando hablamos de Dios, hablamos de fe, hablamos de la necesidad de un Ser Supremo que guíe nuestras vidas.

Con frecuencia, una de las causas de incredulidad del ser humano, es la imperfección de la vida que vivimos; los desastres; las injusticias; los acontecimientos caóticos, etc., pero no podemos olvidar, que son actos realizados por el hombre y por la mujer desde su libertad personal y plena de pensamiento y exteriorización. La muerte forma parte de la vida. Lo que desconocemos es el momento de la misma y, aunque a veces creamos lo contrario, no está en nuestra mano esa decisión. A veces nos asignamos competencias que no nos corresponden.

Por otro lado y como complemento a lo anterior, la vida no es solo dolor, angustia y sufrimiento, sino que la vida es el conjunto pleno de cosas buenas y maravillosas, ejercidas por personas buenas y nobles, que buscarán y casi siempre encontrarán, la felicidad en lo más insignificante, en lo más sencillo, como el apoyo de un amigo; el ánimo cuando pierdes toda esperanza; en una oración por ti; en alegrarte tu estado anímico con un chiste en un albergue casi perdido; en encontrar a un médico que te alivia el dolor y lo más importante, que te resta importancia al motivo de tu angustia; en ver como a dos ángeles guardianes, a aquellos dos chavales y que posiblemente no vuelva a ver, que desde mi primera etapa en los Pirineos, se me pegaban y se alejaban, pero volvían de nuevo a mi lado, que me aliviaron el dolor, me invitaron a un café y se alejaron de mi vida; en aquella voz “inexistente”, que me percató de la señal que debía seguir y evitar  que me perdiese; en aquellas mariposas que en momentos de desanimo, aparecían revoloteando a mi alrededor y sin apenas darme cuenta, desaparecían; en aquella nube que con su manto alivio el bochornoso calor; en aquella buena mujer, que te recibía con un té fresco y que de forma desinteresada, empleó junto a su marido, quince días de sus vacaciones, para asistir a los peregrinos venidos de cualquier parte del mundo, hablando aquellos idiomas que ninguno entendíamos, pero que al final todos comprendíamos, porque nos unía algo en común. En definitiva, este mundo y esta vida que nos ha tocado vivir, no es perfecta, sencillamente porque el ser humano no es perfecto, pero, bendita imperfección, que analizada desde el raciocinio, nos hace conocer lo malo, para poder diferenciar y valorar lo bueno, lo sencillo, la fe en las personas, la fe en nuestro Creador, la fe en Dios.

Tras este inciso y continuando con los acontecimientos ocurridos durante mi estancia en el albergue de Ruesta, mientras que finalizaba de efectuarme las curas en los pies, vi llegar a Roberto y su compañero, - uno del País Vasco y el otro de Zaragoza -; a aquella chica alemana que caminaba sola, y que con frecuencia, la veía escribir en su diario; aquellas dos chicas danesas y por último, a otra chica alemana joven, muy joven, que también caminaba sola, de nombre según dijo – Susana -, la cual demostró una gran memoria para aprender idiomas, siendo uno de sus motivos para hacer el Camino de Santiago, el aprender castellano.

A petición mía, la chica en recepción del albergue de Ruesta, miró en Internet, los horarios de autobuses desde la localidad de Sangüesa (Navarra), destino de la siguiente etapa, hasta Pamplona, consiguiéndolo y tomando buena nota de ello. De igual modo, se consiguió el número de teléfono de la empresa de autobuses “Bilman Bus, S.L.”, que hace el trayecto entre Pamplona y mi destino de regreso a casa. Mas tarde, llamaría a dicha empresa con el fin de consultar y poder cambiar el billete de vuelta de día de regreso, pues mi intención en un principio, era el haber caminado dos jornadas más y haber llegado hasta Puente de la Reina en Navarra. No me pusieron pegas, solo me dijeron que al día siguiente, en horario de oficinas, me personase y me lo cambiarían. Llamé a mi familia explicándoles lo ocurrido y los cambios de planes en el viaje de regreso.

Como había perdido el apetito, tan solo comí unas galletas y un poco de agua. Tras esto, subí a la habitación, preparé todas mis pertenencias en la mochila para la jornada siguiente y me bajé para tomarme algo caliente. Pregunté al camarero el poder tomar un café, pero me dijo que en esos momentos estaban dando la cena, que en un rato, abrirían de nuevo el bar.

Me dirigí a la terraza del bar, hallando a los dos chicos jóvenes, Manuel y Javier, a los que acompañaba otro peregrino joven, de nacionalidad me pareció francesa, y que según explicaba aquel, había hecho el Camino de Santiago desde distintos destinos, habiendo andado, unos ocho mil kilómetros. Me uní al grupo y de inmediato me preguntaron que cómo estaba mi uña, le dije que no estaba muy bien, que el día siguiente caminaría hasta Sangüesa y allí, posiblemente, cogería el autobús para Pamplona y regresaría a casa. Estuvimos hablando de otros caminos y de otros momentos pasados. Javier refirió el tramo de Santiago de Compostela a Finisterre, donde ya no se puede continuar, pues llegas al océano Atlántico, así como su famosa puesta del sol sobre el mar. La cantidad de gente que acude sobre todo en verano a dicho lugar, hasta el punto que apenas se distinguen los peregrinos. También hablaron de los viajes que juntos realizan cada año, de al menos una semana y que normalmente, la destinan a realizar un tramo del Camino de Santiago. Hablaron que uno de ellos, Manuel, trabajaba en un hospital en Madrid y Javier en una entidad bancaria, pero al menos una vez al año, disfrutaban de sus libertades, al margen de dedicar el resto del año a sus parejas sentimentales. Pasó un espacio de tiempo, cuando el camarero dijo que ya iba a abrir el bar. Javier se levantó a por un par de consumiciones, preguntándome si me apetecía algo, indicándole un café cortado. Continuamos con la conversación una media hora más y finalmente, les dije que me subía a la habitación a intentar descansar.

Al poco de estar sobre mi cama, comenzaron a llegar el resto de peregrinos a la habitación: la pareja de mayores, los cuales se acostaron cada uno en literas distintas pero juntas, concretamente en las camas de debajo, separados pero próximos; juntos en un solo cuerpo, en una sola alma. El hombre tras acostarse, me miró y me dijo –buenas noches-. Ella se sentó en el borde de la cama de su compañero, le hizo una caricia, juntaron sus mejillas, le dio un beso y regresó a su cama. Qué gesto  tan sencillo y a la vez tan enorme de expresión de amor. Aquella pareja de ancianos tan joviales, de algún país lejano que juntos un día, decidieron empezar a caminar y a afrontar la experiencia de cruzar España a pié.

Después llegaron Manuel y Javier. A continuación las dos chicas danesas, ocupando una de ellas, la litera encima de la mía, portando recuerdo, una venda tobillera en un pie. La otra chica que la acompañaba, se situó en la litera encima del hombre mayor. Quedamos todos en silencia, cada uno con nuestros pensamientos, nuestros recuerdos, nuestros proyectos, nuestras ilusiones, en definitiva, nuestras vidas.

De alguna manera, el Camino de Santiago es un reflejo de la vida cotidiana de todos y cada uno de nosotros. Tomamos libremente nuestras decisiones y configuramos el trazado de nuestra vida, pero sin voluntad de ello, formamos parte de la vida de los demás, no decidiendo esa intromisión, porque eso ya consta como dependencia ajena, formando parte de su libertad, pero siendo complemento indispensable. El manto de la noche fue cayendo y Morfeo se adueño de nuestras voluntades.

El cuarto día llegó sin avisar, tan solo se hizo presente con el desvanecimiento del sueño y de los ensueños de cada uno de nosotros. Sobre las cinco y cuarto de la mañana, me incorporé sigilosamente, cogí mis elementos de aseo personal y mis artilugios de cura, me fui al cuarto de baño y en primer lugar, realicé el aseo personal y a continuación, me curé el dedo dañado, colocándome una venda sujeta, al igual que en todas las ampollas de las plantas de los pies, me di una friega generosa de vaselina en los pies, dándome igualmente, una friega con crema para los dolores en las piernas. Me coloqué unos calcetines finos de algodón y sobre éstos, unas calcetas más gruesas. Finalmente, en lugar de ponerme las botas, me calcé unas sandalias sujetas que había adquirido para este viaje, con el fin de evitar el seguir forzando las uñas de los dedos por la presión de las botas, en especial, cuando camino cuesta abajo. Recojo mis pertenencias  de la habitación con la misma cautela y las saco a una especie de rellano, emparejando y metiendo todo en la mochila. Me bajo a una sala comedor y me tomo un zumo, un pastel y una manzana. Realizo unos estiramientos, me cargo la mochila, le pido a Dios fuerzas para llegar a Sangüesa y abandono el albergue de Ruesta.

Continuará………

 

Fuente: Manuel Bailen

Para más información, pinchar aquí

 

 

EL LIBRO DEL JACOBEO (CODEX CALIXTINUS)

 

Editorial: Obelisco Autor: Jaime Cobreros
ISBN: 84-9777-072-2
Publicación: Barcelona, 2004
Páginas: 128 Medidas: 21x13,5 cm.
Fotografías: Sí
Índice: Introducción. Treinta años después · La verdadera dimensión del Camino de Santiago · Las dimensiones del caminante · Andadura vertical del Camino de Santiago · Elementos trascendentes: románico, símbolos, mitos y ritos · Elementos trascendentes en el Camino de Santiago · Compostela · Catedral · Tumba apostólica · Finis terrae, initium coeli · Apéndice. El Camino de Santiago.
Resumen: Con su camino la caridad apostólica de Santiago sigue ofreciendo al hombre del siglo XXI un conjunto de símbolos, mitos, ritos y templos románicos único con el fin de ayudar al peregrino en su auténtica realización espiritual. El Camino de Santiago no es un camino de ida sino de vuelta, un camino de regreso al Padre.
Jaime Cobreros Aguirre, uno de los mejores especialistas del Camino de Santiago. Ha publicado como coautor la Guía del Camino de Santiago (1976), Iniciación al simbolismo (1986) y como autor Guía del Camino de Santiago (1988), Itinerarios románicos por el Alto Aragón (1989), Simbolismo del puente (1990), El románico en España (1993), Evangelio románico (1998), Rutas del románico en España 2 vols. (2003). Actualmente publica en diversas revistas, habiendo sido ya traducido al inglés, francés, italiano y al ruso.

Para más información, pinchar aquí

 

Receta de la Felicidad

Debemos comprender que la felicidad es una suma de momentos de plenitud, por lo que debemos intentar que cada uno de nuestros momentos sea bueno.

 

 

 

Ingredientes

  • 5 tazas de AMOR.
  • 4 cucharadas de ESPERANZA.
  • 4 cucharadas de TERNURA.                      
  • 3 tazas de RISAS.
  • 2 tazas de PERDÓN.
  • 4 tazas de FE.
  • 2 cucharadas de GENTILEZA.
  • 2 cucharadas de COMPRENSIÓN.

Preparación

Tómese el AMOR y la TERNURA y mézclese con la FE. Incorpórese la COMPRENSIÓN y la GENTILEZA, a continuación se le agregará la ESPERANZA y el PERDÓN. Rocíese abundantemente con RISAS. Cocínese con la LUZ DEL SOL y sírvanse diariamente RACIONES GENEROSAS.

 

SOPA FRÍA DE TOMATE A LA ALBAHACA

 

Ingredientes:

tomate maduro, 1 kilo
cebolla mediana, 1 unidad
ajo, 2 dientes
mantequilla, 1 cucharada
tomate concentrado, 1 cucharada
azúcar, 1 pizca
caldo de ave, 1/2 litro
albahaca fresca, 1 cucharada
sal,  al gusto

 

Manos a la obra:

Escaldar los tomates en agua hirviendo, enfriar bajo el chorro de agua fría, quitar la piel, extraer el corazón y las pepitas y cortar en trozos pequeños. Pelar y picar la cebolla y los ajos.

Rehogar la cebolla y el ajo con la mantequilla 1 minuto; añadir los tomates, taparlo y conectar 4,1/2 minutos, a potencia máxima. Añadir la albahaca, el tomate concentrado, el azúcar y el caldo, y cocer 12 minutos a máxima potencia. Pasar la crema por la batidora, rectificar la sazón, dejar enfriar y servir.

Receta cedida por: www.cocinavino.com

     ¡¡¡¡Nueva Edición!!!!
Mini-Guía


Estimados amigos:
Os anunciamos que ya tenemos a disposición de todos, la tercera edición de la Mini-Guía del Camino de Santiago.
En esta edición, siguiendo los consejos y peticiones de muchos amigos y peregrinos, hemos incluido las etapas a Finisterre.
Como de costumbre, en ella ofrecemos información sobre la preparación, el equipamiento y La Credencial. Así mismo respondemos a las preguntas más frecuentes y, desde nuestra experiencia, damos algunos consejos y trucos con el fin de prestar toda la ayuda posible a los peregrinos.
En el aspecto puramente informativo, también en ella se ofrece una mini-descripción de cada etapa con su trazado y perfil. Y, por supuesto, los teléfonos de contacto con hospedaje, restauración y otros servicios de todos aquellos lugares por donde pasará el peregrino y que pueden ser de su interés.
Su precio es de 7.50 euros y esperamos que además de útil, sea del agrado de todos.

Para más información, pinchar aquí

 


En el Camino Francés, en Burgos, junto a la Catedral, se encuentra este magnífico Hotel, pensado para el descanso del Peregrino

Camino Francés

León

Camino del Norte

Noja

Vía de la Plata

Embalse de Alcántara

 

Conecta con nosotros...

Si deseas hacernos alguna pregunta de cualquier tipo o darnos tu opinión sobre nuestro Boletín, puedes escribirnos. Nuestro compañero Emilio te atenderá personalmente. Ya sabes que, además, puedes contactar con nosotros en ruta@mundicamino.com o en nuestra web  www.mundicamino.com
También estamos en Entra en tu cuenta de Facebook y pincha en esta imagen para unirte a nosotros. Te esperamos.

Zona de Registro

Si deseas formar parte de nuestra base de datos, haz clic aquí para poder registrarte como cliente, y así podrás recibir nuestro boletín de noticias.

Información General

- Mundicamino no se responsabiliza de ningún comentario de los peregrinos ya sea bueno o malo. El copyright tanto de las fotos como de los textos es exclusivo del autor.
- Mundicamino respeta la Ley Orgánica 15/1999 de Pr
otección de Datos de Carácter Personal (LOPD), NO considerando este e-mail como propaganda publicitaria (o SPAM). Este correo ha llegado hasta usted porque su correo electrónico ha sido introducido en el apartado de nuestra web www.mundicamino.com o bien se ha puesto en contacto alguna vez con nosotros.
- Si usted no desea recibir periódicamente este boletín por favor diríjase al pié de este boletín y dese de baja introduciendo su e-mail, y pulsando en darme de baja . Nuestras más sinceras disculpas si es el caso.
- Para cualquier duda / sugerencia escríbenos a Departamento Boletín  

Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario. Contiene información solicitada,por el mismo sometida a secreto profesional o cuya divulgación está prohibida por la ley. Si ha recibido este mensaje por error, debe saber que su lectura, copia y uso están prohibidos. Le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía y proceda a su destrucción. Muchas gracias. Departamento Jurídico. 

Inicio |

 

<div align="left">Baja Boletin</div>

Baja del Boletin

 

Mundicamino SL 2009