Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Francés

Camino Francés

Volver

Etapa

1

Descripción

Vista de los pirineos al fondo
SAINT JEAN PIED DE PORT - RONCESVALLES (25 Km.)

Cruzar los Pirineos representaba para los primeros peregrinos que procedían de tierras lejanas, un auténtico reto. Hoy sigue siendo una de la etapas más duras del Camino, pero también una de las más bellas.

Saint Jean Pied de Port, es una bellísima localidad francesa, donde confluían las tres grandes vías Jacobeas dentro del territorio francés, la que partía de Paris, la que lo hacía de Le Puy y la que procedía de Vecelay.

Esta localidad de gran tradición peregrina conserva una Ciudadela fortificada en lo alto de la colina, que fue construida en el año 1628, y un casco antiguo situado en su falda, que merece la pena visitar.

Saint Jean se abandona partiendo de la Iglesia de Ntra. Señora, cruzando el puente sobre el Río Nive y siguiendo por la céntrica y comercial Rue d´Espagne, para salir del antiguo recinto amurallado por la Puerta del mismo nombre.

Los 2 primeros kilómetros es un fuerte ascenso por una estrecha pista asfaltada, señalada como Chemín de Compostela o Route de Napoleón

A 5.3 kilómetros de la salida se halla Huntto, una pequeña aldea y último lugar que ofrece algunos servicios. A partir de ahí la pendiente se hace más pronunciada y el paisaje empieza a abrirse con imponentes ondulaciones y paisajes alpinos.

El peregrino ha elegido la también llamada Ruta Imperial, (calzada romana Burdeos-Astorga), pero debemos señalar que en épocas invernales no es aconsejable tomar este itinerario por las nieblas y las nieves, siendo la alternativa: El asfalto de la carretera que discurre por Valcarlos.

Hasta 12 kilómetros de fuerte ascenso deberá superar el iniciado peregrino para alcanzar el collado de Bentartea o paso de Napoleón, donde una fuente que se deja a la izquierda es la referencia que conduce, después de un pequeño descenso, hacia una zona forestal. Más tarde y tras un cruce de caminos a la derecha se llega al collado de Lepoeder.

El peregrino, ya en territorio español, se halla ante uno de los paisajes más bellos y desde donde ya se puede vislumbrar el valle de Roncesvalles.

RUTA ALTERNATIVA.

En épocas de grandes nevadas, nieblas o lluvias, es relativamente peligroso elegir la ruta que describimos como principal, que por supuesto es más amena, más atractiva y más peregrina. Pero cuando se dan las circunstancias señaladas, lo más aconsejable es recorrer esta etapa prologo siguiendo la carretera de discurre por Valcarlos, la cual no se abandona hasta llegar al mismo Rncesvalles. Todo el recorrido es por el asfalto, salvo pequeños atajos que simplifican las conocidas y típicas curvas de todo trazado asfáltico de puerto de montaña.

En compensación, el paso por la localidad de Valcarlos, servirá para evocar que en este lugar se situaron las fuerzas de vanguardia del Emperador Carlo Magno, a su regreso de las campañas bélicas por la península Ibérica.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.