Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Francés

Camino Francés

Volver

Etapa

14

Descripción

Ruinas de San Antón
HORNILLOS DEL CAMINO - CASTROJERIZ (20.3 Kms.)

Alejarse de Hornillos por el camino, es ascender a un nuevo páramo con los campos de cereales que nos rodean por todas partes tanto en las mesetas como en los valles. Será fácil escuchar el canto de la codorniz en primavera o el de la perdiz durante todo el año, ya que abundan por esta zona. Después de atravesar la meseta y de un nuevo descenso se llega a San Bol, refugio enigmático, que queda separado unos 150 metros del camino.

seguimos el camino en línea recta, ascendiendo, una vez más, a otro páramo con otra travesía y un nuevo descenso para alcanzar Hontanas.

A partir de Hontanas el peregrino puede elegir entre dos alternativas paralelas y separadas por pocos metros dentro del mismo valle, bien por un camino de tierra que discurre por la margen derecha del valle, o bien por la carretera de poca circulación y vestida toda ella de viejos árboles. Ambos caminos conducen directamente a un lugar mágico: las ruinas del antiguo convento de San Antón, se pasa por debajo de sus arcos y una gran recta, siguiendo la misma carretera, separa al viejo monasterio de la siguiente población que es Castrojeriz y que ya se divisa al fondo.

RUINAS DE SAN ANTON

El viejo convento de San Antón, es un conjunto de ruinas de un templo gótico del siglo XIV, no se encuentra en ninguna población, ya hemos señalado que la más cercana es Castrojeriz, en consecuencia, el lugar, carece de servicios, pero recientemente, entre sus ruinas, se ha habilitado un albergue para peregrinos.

La Orden de los Antonianos, que es a la que pertenecía dicho convento, fue fundada en el año 1.095, en el Delfinado Francés y se extendió por todo Europa, llegando a tener hasta 397 hospitales. Sus monjes alcanzaron gran prestigio, pues de ellos se decía que curaban una enfermedad de tipo gangrenoso, provocada por el cornezuelo del centeno, que empezaba por las extremidades como si de una lepra se tratase. Fue un poco la peste del continente Europeo durante los siglos X y XI esencialmente. Dicha enfermedad era conocida como "el fuego de San Antón".

El peligro de contagio hizo que la mayoría de dichos conventos hospital, se construyeran fuera de los núcleos urbanos y algunos de ellos se ubicaron en el Camino para poder ejercer la caridad hacia el peregrino, todavía hoy se pueden ver dos alacenas donde los monjes dejaban comida para aquellos peregrinos que pasaban por la noche.

Ciertas prácticas y experimentos que empezaron a hacer los monjes con los peregrinos afectados por la enfermedad del cornezuelo, que antes hemos señalado, como amputaciones de miembros y que fueron descubiertas y denunciadas por un monje francés en peregrinación a Santiago, pudieron ser el motivo por el cual, el monarca de la época decretó la supresión de la comunidad en 1.791.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.

INFORMACIÓN PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD:

Esta etapa en sus primeros tramos es absolutamente impracticable para quienes tienen movilidad reducida. El camino es pedregoso, está mal conservado y tiene pendientes muy pronunciadas. Cambia totalmente antes de entrar en las ruinas de San Antón: por la carretera vecinal que llega hasta Castrojeriz se puede transitar aunque la carretera es un poco estrecha.