Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Francés

Camino Francés

Volver

Etapa

7

Descripción

Torres del Río
LOS ARCOS - LOGROÑO (28 Kms.)

Se sale de Los Arcos por el camino del cementerio, tomando una pista agrícola en buenas condiciones que nos lleva hasta Sansol, desde donde se divisa la siguiente localidad, que se alcanza después de cruzar la carretera N-111 y vadear un barranco entre cultivos.

Ya en Torres del Río, el peregrino debe prepararse para un tramo rompe piernas, son casi 11 kilómetros de toboganes, llevando siempre como referencia la señalada carretera, que se cruza en diversas ocasiones antes de llegar a la ciudad de Viana.

El caminante no debe caer en la tentación de continuar por la carretera y perderse un casco urbano fortificado y repleto de mansiones y palacetes blasonados. A la salida se camina por el asfalto hasta el kilómetro 81, donde una pista de tierra a la izquierda nos conduce a la ermita de la Virgen de las cuevas, patrona de Viana.

Siguiendo la misma traza, bien señalizada, se llega a unos pinares a la derecha de la carretera y enseguida unas naves que seguramente pertenecen a una papelera y que están en la misma raya que separa La Rioja de Navarra. Tras superarla y atravesar las modernas vías de comunicación, una pista de asfalto rojo, entre campos de cereal, desemboca en la casa de la Sra. Felisa, que a pie de puerta espera al peregrino para darle simpatía, hospitalidad, agua fresca y, en el buen tiempo, frutos de su higuera. (Para el peregrino que lo desee, sella la Credencial). Un corto y suave descenso nos lleva hasta la misma orilla del río Ebro, que se sigue aguas arriba justo hasta el famoso puente de piedra, que es por donde se cruza el primer gran río que el peregrino encuentra en la ruta.



Ya estamos en Logroño. El refugio se encuentra muy cerca del puente, las queridas flechas amarillas nos dejan en la misma puerta del albergue.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.

INFORMACIÓN PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD:

Es una etapa prácticamente inaccesible para personas de movilidad reducida, por sus pronunciados desniveles y el estado de los caminos. No queda más remedio que discurrir por la N-111 de cuyos graves riesgos ya se ha hablado en las etapas anteriores.