Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Ruta del Ebro

Ruta del Ebro

Volver

Etapa

12

Descripción

El Brocal
GALLUR - TUDELA 36.4 Km.

Una jornada dura, no tanto por los desniveles, que apenas los tiene, como por la longitud.

Las flechas nos conducen desde la parte más baja de Gallur al extremo más elevado, para salir a un monte extraordinariamente árido, pero que al mismo tiempo, es un magnífico balcón sobre el Ebro. Merece pararse un rato y recrear la vista.

Enseguida se desciende del mirador, y por un interminable y aburrido camino (10 Km.) que discurre paralelamente al ferrocarril, se llega a Mallén.

Para entrar en la localidad hay que cruzar primero la N-232 (Zaragoza - Logroño), tras la cual se sigue de frente pisando las primeras calles, luego se tuerce a la derecha por una vía principal que empalma con la antigua carretera que conduce a Cortes (provincia de Navarra).

Cortes se atraviesa siguiendo la misma carretera que traemos (dirección Buñuel), y a dos kilómetros nos encontramos con el Canal Imperial. En cuyo punto abandonamos la calzada y tomamos el camino de la derecha del cauce, de tal modo que caminamos en sentido contrario al de las aguas.

Hay que recorrer diez monótonos kilómetros en compañía de las referidas aguas del real canal para llegar a Ribaforada. Y es decisión del peregrino entrar en la población para tomarse un respiro, o bien continuar la marcha en las mismas condiciones durante otros 5 kilómetros hasta el Bocal.

Ya en el interior del parque disfrutaremos de la visión que ofrece el Palacio de recreo de Carlos V, de la presa de Pignatelli que da origen al Canal Imperial, así como de sus jardines y frondosos arbolados. El lugar bien merece que el peregrino se tome un respiro y recuperar el aliento para acometer el último tramo de otros 6 largos kilómetros, que son los que faltan para llegar a Tudela.

Conviene advertir que hay que retomar las señales a la entrada del parque. Las flechas dan un pequeño pero agradable rodeo por el Bocal y siguen por la derecha justo antes de cruzar la vía del tren. Muy pronto se pasa frente a la puerta de la finca El Carrizal y no se abandona la línea férrea, que sigue siendo la referencia principal, hasta la misma ciudad.

El acceso a la Capital se efectúa por un paso elevado sobre las vías del ferrocarril y justamente en el centro de dicho puente, si el peregrino se para y mira a su derecha, casi podrá ver a unos 500 metros el albergue de peregrinos. Ya en el interior de la localidad vieiras de bronce clavadas en el suelo dirigen los pasos del peregrino.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.