Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Ruta del Ebro

Ruta del Ebro

Volver

Etapa

13

Cultura

Tudela




Poco sabemos de sus orígenes, pero sí que fue lugar habitado desde el Paleolítico y asentamiento de villas romanas. Como núcleo organizado, fue fundado a comienzos del siglo IX por Amrus ibn Yusuf en tiempos del emir Al-Hakam I, y prosperó con Muza ibn Muza y los Banu Qasi. Permaneció bajo la órbita musulmana hasta su conquista por el rey navarro-aragonés Alfonso el Batallador en 1119.

En 1134 pasó a formar parte del Reino de Navarra. En la Tudela musulmana, y tras la reconquista, durante 400 años convivieron las tres culturas monoteístas, como lo demuestran la aparición de figuras señeras en las letras, la filosofía, las matemáticas y la medicina.

La importancia de Tudela aumentó al fijar en ella su residencia el Rey sancho VII el Fuerte, hasta el punto de que en 1390, cuando Carlos III el Noble le concedió el título de ciudad, era la villa más poblada del reino. Fue la última población Navarra en someterse a Fernando el Católico, quien juró los Fueros de la ciudad de Tudela y su Morería el 4 de octubre de 1512.

El título de “Muy Noble y Muy Leal”, que conserva en la actualidad, fue otorgado, curiosa y paradójicamente, por el Rey Fernando, y se debe a que, en heroica resistencia, fue el último bastión Navarro en capitular frente a las fuerzas del propio rey Fernando.

Más información



Castejón




Castejón (Casteillón), es una población situada en la zona baja del valle del Ebro, cuenta en la actualidad con más de 3000 habitantes. Su crecimiento y fama, se deben principalmente al hecho de que confluyan en este lugar varias líneas del ferrocarril, y la consiguiente formación de un pequeño núcleo de comunicaciones.

Siendo esta villa casi frontera entre Castilla y Navarra, organizó su defensa contra las incursiones castellanas, desde un castillo, del que apenas se conservan unas ruinas.

Más información



Alfaro




En la margen derecha del río Ebro y del afluente Alhama, utilizando la falda del monte Tambarría, se situó, en primer lugar, un pequeño núcleo de población celta, sobre el cual los romanos construyeron Graccurris. Mas tarde, bajo la dominación musulmana, tomaría el nombre de Alfaro.

En el año 1629 le fue concedido por el rey Felipe IV, el título de ciudad, en esta época y hasta el siglo XVIII tuvo una gran prosperidad económica En la actualidad cuenta con cerca de 10.000 habitantes y su término municipal es uno de los más extensos de España (196 Km. cuadrados).

Palaciegas casonas blasonadas con los escudos de las casas de los Hurtado de Mendoza, López de Montenegro, Frías de Salazar, etc. conforman el casco histórico de la ciudad, donde destaca, con notable esplendor, la iglesia Colegiata de San Miguel, con su magnífica galería arqueada y las dos torres gemelas de ladrillo macizo. En su interior se pueden apreciar retablos de gran valor y una pintura del Greco representando a San Francisco de Asís.

Más información