Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino del Norte

Camino del Norte

Volver

Etapa

13

Monumentos

Santander

Museo regional de Prehistoria y Arqueología


En 1.926 fue inaugurado por S.M. el rey Alfonso XIII en los locales del Instituto de Enseñanza media de Santander, y allí permaneció hasta que en 1.941 se instala con "carácter provisional", en el lugar que ocupa actualmente.

Este Museo recoge diversas colecciones de objetos que dan testimonio de la vida y costumbres de nuestros antepasados, reflejando desde la prehistoria hasta la Edad Media. Podremos contemplar las famosas estelas cántabras, entre otras piezas de gran valor.

Más información


Biblioteca Menéndez Pelayo


Menéndez Pelayo legó a la ciudad de Santander la biblioteca que fue formando a lo largo de su vida que él estimaba como la «única obra mía de la que me encuentro medianamente satisfecho». Para ubicarla se decidió construir un edificio de nueva planta que sustituyera al original utilizado por don Marcelino y donado por éste a la ciudad. En el pequeño solar contiguo a la casa donde había nacido y vivido el polígrafo se elevaba un pabellón levantado en 1892 que había hecho las veces de despacho y biblioteca.

El arquitecto castreño Leonardo Rucabado (1875–1918) se encargó en 1917 de diseñar en el mismo solar el proyecto para las bibliotecas municipal –actual museo de Bellas Artes– y Menéndez Pelayo. El arquitecto respetó la estructura en tres naves del pabellón original, la central cubierta con una vidriera con el escudo real de España y las ventanas laterales con los escudos de las universidades Complutense, de Salamanca, Central y de Barcelona. En 1923, con la presencia de Alfonso XIII, se inauguró el conjunto. El estilo de ambas construcciones es una suma de citas historicistas que van desde el herreriano al barroco de los palacios montañeses.

En el patio de piedra, frente a la fachada principal de la biblioteca, se instaló una escultura de Mariano Benlliure dedicada a Marcelino Menéndez Pelayo.

Más información


Plaza Porticada


La Plaza Porticada es un claro ejemplo de arquitectura neo-herreriana, utilizada en la reconstrucción del centro de la ciudad después del incendio de 1941. Fue el lugar donde desde el año 1952 hasta el 1990 se realizaba el Festival Internacional de Música y Danza de Santander, hoy en día trasladado al Palacio de Festivales. En el interior de la plaza se encuentra la Oficina Regional de Turismo.

Más información


Palacio de la Magdalena


El Palacio Real de la Magdalena es el edificio más emblemático de Santander, no tiene un estilo definido aunque se le cataloga como “pintoresquismo ecléctico”, una mezcla de estilos ingleses y franceses con incorporación de elementos típicos de la arquitectura montañesa. Se encuentra situado en la península del su mismo nombre, que tiene una extensión de 28 hectáreas.

En 1908 el Ayuntamiento de Santander comienza la construcción de un Palacio para los Reyes. Se realizó con la participación de todos los santanderinos mediante una suscripción popular.

El 4 de agosto de 1913 tiene lugar la llegada de Sus Majestades, para tomar posesión de la nueva residencia palaciega. Los Reyes veranean en Santander durante 17 años consecutivos hasta 1930.

En 1982 el palacio fue declarado “monumento histórico artístico”.

Desde esa fecha La Magdalena se utiliza como Palacio de Congresos y Reuniones.

Más información


La Catedral


Emplazada en el mismo lugar de la abadía de San Emeterio, fue edificada en el siglo XIV en estilo gótico, del cual no queda apenas nada ya que quedó muy afectada por el incendio de 1941. Su verdadera joya es la Cripta del Cristo, de principios del siglo XIII, comenzada en un estilo gótico muy temprano, de transición con el románico. Alberga en su interior los restos romanos descubiertos entre 1892- 1893. Según el escritor Azorín, contiene el alma, la verdadera esencia de Cantabria. Igualmente dentro del templo catedralicio son dignos de admirar el valiosísimo Retablo Mayor y el maravilloso Claustro Gótico.

Más información


El Gran Casino Sardinero


Construido en la década de los años 20, El Gran Casino Sardinero es un regio edificio de grandes ventanales y amplias terrazas con unas inmejorables vistas sobre la Playa de El Sardinero y el abra de de El Sardinero.

Fue el principal lugar de ocio de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia durante sus años de veraneo en esta ciudad.

Está dotado de una sala de exposiciones, un salón para ruedas de prensa o reuniones, dos salones de banquetes y un restaurante a la carta para unos 380 comensales, además del magnífico salón dejuegos y sala de máquinas.

Más información


Iglesia de la Anunciación


La fachada es del siglo XVII, buena muestra del clasicismo vallisoletano. Muy típica en iglesias jesuitas, con un cuerpo central más alto al que se adosan dos laterales más estrechos y bajos.

La puerta, de medio punto, se enmarca por pilastras dobles que sostienen entablamento y frontón partido para encajar una hornacina con la imagen de la Virgen. El segundo piso de este cuerpo central lo ocupa una gran ventana rectangular y dos magníficos escudos barrocos de grandes dimensiones a cada lado. Se trata de los escudos pertenecientes al primer marqués de Villapuente que aportó el dinero necesario para concluir el edificio.

Más información


Iglesia de la Consolación


Es de estilo barroco y tiene una única nave con crucero. En su fachada se observa un pórtico rehundido bajo arco de medio punto, dentro del cual se organiza la entrada, enmarcada por pilastras. Se edificó en 1772, siendo maestro cantero Francisco Perez del Hoyo. Ocupa el solar donde estuvo en el siglo XIV un hospital y una pequeña capilla dedicada a Nuestra Señora de la Consolación. En la actualidad se encuentra un poco desmarcada del centro urbano, aunque durante la Edad Moderna esta era una de las zonas más dinámicas de la ciudad

Más información


Peñacastillo

Iglesia Parroquial


Como puede apreciarse por la fotografía, el templo parroquial es el resultado entre los elementos modernos y los restos de la construcción primitiva. De estos últimos, destacan los contrafuertes y las cadenas de sillares de la torre, que conserva, asimismo, de su época original, el cuerpo de campanas y su cubierta piramidal al exterior. La esbeltísima torre destaca enormemente del conjunto del edificio, del que puede apreciarse al exterior su estructura interior de planta basilical.

Más información


Santa Cruz de Bezana

Iglesia


El templo parroquial de esta hermosa localidad destaca por su portada, coronada por un bello rosetón, y por su poderosa torre de dos cuerpos, separados por una moldura de cierto relieve. Los muros de sillarejo, quedan rematados por cadenas de sillares en los ángulos de los muros. El primer cuerpo, macizo, se abre únicamente en unos pequeños óculos, el segundo cuerpo contiene el campanario y se abre en esbeltos ventanales en forma de arco de medio punto. La fachada sigue la misma técnica constructiva: muros de sillarejo con cadenas de sillares en los ángulos.

Más información


Monpia

Iglesia Parroquial Ntra. Sra. del Rosario


El templo parroquial de esta localidad es el resultado de la conservación de elementos originales y una restauración moderna. En unos muros, hoy día encalados, se han sabido conservar las elegantes cadenas de sillares que eran muy características en este tipo de edificios religiosos rurales de la zona. Asimismo conserva un interesante paño de muro lateral, en el que podemos observar la calidad de la construcción originaria. Es acusado el eje vertical del paño, marcado por la superposición del vano de entrada y el ventanal. El deseo decorativo se marca en el molduraje del vano de entrada. Este lienzo está flanqueado por dos contrafuertes. De la época es, también, el lienzo de los pies del templo, rematado por una hermosa espadaña, terminada en un frontón triangular, bastante moldurado y coronado por las tradicionales bolas de piedra.

Más información


Boo de Piélagos

Iglesia Parroquial


El templo parroquial de esta encantadora localidad cántabra es, en la actualidad, una mezcla entre sus elementos constructivos originales y la labor de encalado actual. De los elementos primitivos de la construcción, podemos admirar las cadenas de sillares en los ángulos de las caras de la torre cuadrangular y, como elemento ornamental, enmarcando los vanos del templo (puertas y ventanas). Asimismo es destacable el cuerpo de remate de la torre, también ornamentada con cadena de sillares en su ángulos, abierto en arcos de medio punto con perfecto dovelaje.

La cubierta, al exterior, adquiere una forma piramidal, muy típica de las construcciones de la zona, rematada por un adorno igualmente característico. las bolas de piedra.

Más información


Puente de Arce - Mogro

Puente


El Puente está ubicado en un lugar rocoso, no es romano, y pasa por ser la obra de ingenieria civil más relevante, que ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Se trata de un puente de piedra ejecutado en forma de lomo de asno, que fué levantado a partir de 1585 bajo la dirección del maestro cantero de Liérganes Don Bartolomé de Hermosa. Presenta cinco arcos de diferentes dimensiones.

Más información


Ermita


Edificio muy bello en su simplicidad, destaca por su acentuada verticalidad, lograda con la sabia disposición del arco de entrada, el óculo y la espadaña, con su cuerpo de campanas.

Más información


Iglesia Parroquial


Sin lugar dudas es el templo más interesante de todo el municipio. Su construcción comenzó en el siglo XV y presenta una torre anexa ya del siglo XVI. La entrada está formada por un arco de ingreso apuntado con guardapolvos y decoración de picos, todo ello enmarcado por un alfiz.

Más información


Barcena de Cudón

Iglesia


Situada en la parte alta del pueblo, presenta planta basilical, de tres naves, cabecera semicircular y ábsides laterales, no se acusa el crucero al exterior. Su hermosa torre poligonal, situada a los pies del templo, queda rematada por una cubierta piramidal. Fue construida en el siglo XVI, aunque sufrió varias reformas a lo largo de los siglos posteriores

Más información


Requejada

Iglesia Parroquial de San José


Este edificio religioso sigue las características constructivas propias de los templos rurales cántabros. Lo que podemos ver actualmente es el conjunto resultante de la conservación de los elementos originales, los muros, y las reformas centradas en la cubierta. Los muros están realizados en sillarejos con la habitual cadena de sillares en los ángulos. También se han respetado algunos elementos originalres en la espadaña, que confiere verticalidad al conjunto del edificio acusadamente horizontal.

Más información


Barreda

Monumento


Este precioso monumento dedicado a uno de los animales más emblemáticos de la Cantabria Paleolítica, contiene toda la plasticidad y la fuerza de las originales pinturas del hombre del Paleolítico Superior. La intencionada falta de detalle en la musculatura, indicada únicamente a través de las líneas más esenciales, confiere a estos animales una extraordinaria belleza. La fuerza expresiva de las líneas principales del cuerpo de los bisontes dota a estas figuras de una innegable sensación de vida y movimiento.

Más información


Iglesia Parroquial


Este templo parroquial destaca por la belleza de su fachada. La portada de acceso queda cobijada por un gran arco de medio punto, de fuerte abocinamiento, a modo de arco triunfal. Este arco queda enmarcado en un alfiz, que resalta la clave en su centro. Otro elemento ornamental es la alternancia de colores rojo y gris. La separación entre el cuerpo del templo y la cornisa se lleva a cabo a través una moldura fuertemente resaltada. Dicha cornisa da paso, a través de un pequeño entablamento, a la espadaña y su cuerpo de campanas. El deseo ornamental queda manifiesto en el frontón triangular partido, que aprovecha el espacio para colocar una cruz. Los elementos ornamentales son los característicos de la zona: pirámides y bolas de piedra. Todo en esta fachada alude a un cierto estilo barroco marcado por el deseo ornamental y la fuerte presencia de los contrastes lumínicos a través de los elementos arquitectónicos.

Más información


Santillana del Mar

Museo Diocesano


Fue creado en 1967 en el convento "Regina Coeli", para conservar, estudiar y exponer una parte importante del patrimonio artístico religioso de la Diócesis. Sus fondos están integrados por un millar de obras, entre las que destacan las colecciones de imaginería medieval y barroca en madera policromada, la platería española y colonial, los esmaltes y marfiles, y una excelente colección de tallas de Cristo. Tiene, asímismo, un Taller de Restauración de gran prestigio y el Archivo Documental Diocesano.

Más información


Casa del Merino


Se eleva en toda su magnífica altura en la antaño plaza del Mercado, en la actualidad, de Ramón Pelayo.Puede que date del siglo XIV. Su nombre tiene su razón de ser en el cargo de su habitador : el representante del rey. En la actualidad podemos hacernos contemplar una imagen casi exacta de la misma ya que conserva casi todo su aspecto original, salvo las almenas que fueron transformadas en ventanas bajo la cubierta o la ventana adintelada de la planta baja. En el interior es preciosa su hermosa estructura de madera.

Más información


Portico Colegiata Santa Juliana


El acceso principal al templo se encuentra en el muro de mediodía y está formato por una monumental portalada, coronada por un frontón del siglo XVII, dónde hay una imagen de la santa mártir. La puerta está enmarcada por cuatro arquivoltas de medio punto en gradación, remontadas durante el siglo XVIII, que se apoyan en dos pares de columnas con capiteles esculpidos. Algunos de ellos están muy deteriorados. Por encima de las arquivoltas podemos encontrar un friso con esculturas de los apóstoles y en el centro un pantocrátor, todas ellas difíciles de identificar debido a la erosión. Junto a la portalada podemos ver un torreón de planta circular. En este muro también se encuentran adosadas una casa y la sacristía del siglo XVIII.

Más información


Colegiata de Santa Juliana


Es un hermoso monasterio de estilo románico y sin duda ninguna el edificio más emblemático de la localidad. Está realizado en arenisca y trabajado en sillería. Durante el siglo XVI se fueron añadiendo diversos anexos como la arquería del mediodía, la casa del abad y la sacristía.

Más información


Museo Jesús Otero


Este Museo nació del deseo del artista de donar toda su obra a Santillana para que puediera ser contemplada públicamente. En 1994 se creó el Museo y Fundación "Jesús Otero", de propiedad municipal, regido por un patronato formado por representantes del Ayuntamiento, de instituciones culturales de la villa y de las Universidades de Cantabria y U.I.M.P. y familiares del artista, presidido por el Alcalde.

Más información


Torre de Don Borja


Fue construida en el siglo XV y ampliada en el XVI. Su nombre se debe a D. Francisco de Borja Barreda, que fue el último titular de la Casa Mayorazgo en el siglo XIX. Está integrada por dos volúmenes unidos a través de un patio interior. Fue restaurada en 1981 para utilizarla como sede de la "Fundación Santillana", que actualmente la destina a Sala de Exposiciones.

Más información


Casona de los Sánchez Tagle


Fue construida a finales del siglo XVII por Don Andrés, hermano de Don Luis, primer marqués de Altamira, don Anselmo, obispo de Michoacán (México) y don Pedro, prior del Consulado de México, que amasaron una gran fortuna en las Indias. Destaca su preciosa balconada corrida en la planta noble, sobre el magnífico escudo de armas.

Más información


Palacio de Velarde


Se encuentra muy próximo a la Colegiata, en la llamada Plaza de las Arenas. Fue edificado en estilo renacentista, a mediados del siglo XVI por iniciativa de D.Alonso de Velarde. Típicamente renacentista es su bella fachada principal, con soportal, balcones y escudos. La fachada que se abre a la plaza muestra el hastial escalonado con pináculos decorativos, característico de la arquitectura palaciega de la zona. Destaca el antepecho de la estancia principal, enmarcado por decoración plateresca y el escudo de armas.

Más información


Casa de los Quevedo y Cossío


En realidad son dos casas adosadas una junto a otra formando una sola vivienda en escuadra. Fueron construidas a finales del s. XVII.

La edificación meridional, cuya puerta de acceso se encuentra en la fachada sur, perteneció a la familia Quevedo, cuyo escudo de armas se encuentra sobre un antepecho en la fachada norte.

Lo más destacable de la construcción, realizada en excelente fábrica de sillería en las dos alturas, es el túnel con arcos de piedra que atraviesa la construcción para servir de desagüe al abrevadero y al riachuelo.

Adosada a la fachada norte se encuentra la casa de Cossío, con una excelente portada adintelada y flanqueada por pilastras, sobre la que se extiende un balcón de hierro volado sobre peana de piedra. Tiene dos puertas de acceso, y entre ellas, uno de los mejores escudos de la villa, con las armas de los Cossío.

Más información


Casa de Leonor de la Vega


Se la viene relacionando de siempre con la madre del primer Marqués de Santillana, pero, en realidad, el edificio es posterior, de finales del siglo XV y principios del XVI. Entre las ventanas adinteladas de la planta superior se ven tres escudos de armas de estilo gótico pertenecientes al linaje de la Vega. Son muy buenos los herrajes de las puertas de acceso a la vivienda. La fachada posterior, en la que hay elementos renacentistas, se abre con un soportal.

Más información


Casa de los Abades


Se encuentra muy próxima al atrio de la Colegiata y se la conoce popularmente como Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria, por haber sido residencia de tan egregia dama al salir exiliada de su país tras la caída del Imperio Austro-húngaro. Fue construida a finales del siglo XVII y en el siglo XVIII era propiedad de la familia Barreda Bracho. Los escudos son modernos, obra de Jesús Otero, con los emblemas de los linajes más poderosos de la villa.

Más información


Casas de la Parra y el Águila


La casa de la Parra debe su nombre de la frondosa parra que adornaba su fachada hasta que fue sustituida por la pantalla de entramado de madera que vemos actualmente. Fue construida a principios del siglo XVI, en estilo gótico, como se puede ver en las puertas de acceso y en la fachada lateral, con ventanas geminadas de arcos apuntados.

En el siglo XVII se construyó juntoa ella la llamada "casa del Águila", en referencia al escudo de los Estrada y Tagle, en el centro de la fachada, en la que además destacan los soportales, antepechos y balconada, típicos de la arquitectura barroca nobiliaria de la región.

Más información