Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino del Norte

Camino del Norte

Volver

Etapa

22

Descripción

Cudillero, uno de los pueblos más bellos de Asturias.
AVILÉS - SOTO DE LUIÑA (38.9 Kms.)

Se sale de Avilés por la Avenida de Alemania y por el barrio de San Cristóbal, el cual se confunde con la ciudad. Tras superar dicho barrio y recorrer un largo kilómetro por carretera, ya podemos divisar el mar, que por un capricho del camino, este queda, momentáneamente, a nuestra izquierda. Se desciende hacia Salinas siguiendo la carretera, pero pronto se toma una pista a mano izquierda que nos conducirá hasta la turística localidad. El acceso es por la Avenida de Raíces que se toma con dirección al mar, y tras callejear por la villa, se sale tomando la carretera de San martín de Laspra, desde de donde se disfruta de unas preciosas vistas.

La Iglesia de San Martín y su cementerio quedan a nuestra derecha. Las señales nos conducen alternando entre pistas y tramos asfaltados que se ofrecen en pronunciados descensos y fuertes repechos. Primero pasaremos por el barrio de la Cruz, que pilla en lo alto. Unos kilómetros después se llega a Santiago del Monte que se cruza y se sale de él por el cementerio en busca de la carretera que conduce a Ranón.

Desde ahí, los dos largos kilómetros que nos separan de Castillo, se cubren en descenso, salvo un pequeño repecho a su paso por la aldea de Riolavega y el pequeño trecho que nos eleva hasta la falda de Castillo.

Cruzamos el pequeño núcleo de población de Castillo, en busca de la carretera vieja y el puente sobre el río Nalón, que nos situará en la otra orilla (antiguamente había que utilizar embarcaciones, y fueron muchos los peregrinos que se ahogaron por el peligro que entrañaba el río y también por abusos que cometían algunos crueles barqueros).

Tres kilómetros en fuerte ascenso y se llega a Muros de Nalón. Bonita localidad que se abandona por la calle Gerardo González. La vía del tren, casi se convierte, en este espacio, en la referencia, ya que la cruzaremos en varias ocasiones por pasos elevados antes de llegar a El Pito.

El Pito es una bonita localidad que antecede a otra increíblemente bella, que es Cudillero. No es necesario que el peregrino descienda hasta el mismo puerto, ya que el camino dobla a la izquierda siguiendo la carretera en la misma entrada de la población. Pero sería, en nuestra opinión, un error perderse la visita a esta inigualable villa marinera.

En ascenso, primero hay que desandar el tramo urbano que nos lleva hasta el punto en que se retoma el Camino. Y después continuar, también en fuerte subida, hasta Villademar. De la misma guisa se alcanza Rellayo y tras un fortísimo descenso por pista de tierra se llega al fondo del valle, donde se cruza el río a la altura de una ermita.

Cuatro kilómetros quedan todavía para llegar a Soto de Luiña, y su traza o perfil no mejora, sigue siendo una etapa rompe piernas que circula a caballo de la carretera N-632.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.