Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino de la Plata

Camino de la Plata

Volver

Etapa

11

Cultura

Mérida




La Emerita Augusta romana fue fundada en el año 25 a.C. Capital de la provincia Lusitana, su fundación era la culminación de la dominación romana de la zona y de la política de poblamientos de control de la Vía de la Plata.

En el sigo IV conoció un momento inigualable de esplendor, reflejado con precisión en las numerosas obras de carácter público y privado llevadas a cabo. La mayor parte de las manifestaciones artísticas y culturales romanas están recogidas en el Museo Nacional de Arte Romano.

Tras la caída del Imperio Romano, en el siglo V, Mérida fue ocupada por los suevos que la convirtieron en la capital de su reino. Conoce otro momento de esplendor durante el reino visigodo. En el siglo VI y por iniciativa del obispo Mausona, el cristianismo arraiga fuertemente en la zona convirtiéndose en Sede Metropolitana hasta 1190 en que ésta sea trasladada a Santiago de Compostela.

La dominación árabe por las tropas de Muza conllevará el ocaso de la ciudad. Conquistada a los musulmanes por la Orden de Santiago seguirá siendo un hito fundamental en el trazado del Camino Jacobeo en la Ruta de la Plata. La recuperación real de Mérida tendrá lugar durante el reinado de los Reyes Católicos ya que el Maestre de la Orden de Santiago D. Alfonso de Cárdenas se situará al lado de la princesa Isabel en su lucha por el trono de Castilla, frente a los partidarios de su hermanastra, la desgraciada princesa Juana, apodada la Beltraneja.

Durante los siglos XVII Y XVIII, época de Austrias y Borbones en el trono de España, se verá envuelta en continuas luchas. La invasión francesa supondrá un lamentable expolio del patrimonio histórico y artístico de Mérida. Los siglos XIX y XX han hecho de la ciudad un importante núcleo industrial y de servicios. Desde los años 80 del pasado siglo es capital autonómica.

Más información



Carrascalejo, El




Para hallar los orígenes de este pueblo, tenemos que buscar en la Edad Media y pensar en la influencia que en la zona ejerció Toledo como foco cultural y económico y en el influjo de la cultura hispanomusulmana y su dominio durante siglos en esta zona.

Estas aldeas dieron lugar a Carrascalejo, cuyo nombre deriva de su origen medieval, cuando fue fundada por apicultores de Talavera de la Reina en un carrascal de la cara norte de la Sierra de Altamira, junto al camino de peregrinación a Guadalupe. Los mozárabes toledanos tendrán mucho que ver con estos primeros asentamientos, ya que repoblaron esa zona: sobre todo los colmeneros, carboneros y ganaderos.

En un ronquedal lindero con las últimas casas del pueblo se podía ver hace años una sepultura antropoide excavada en la roca, seguramente de origen visigodo. Es muy posible que los árabes también poblaran el terreno, por la presencia del castillo árabe del cercano Aljucén.

Más información



Aljucén




Una de las referencias significativas más antiguas sobre Aljucén que se ha encontrado es un puente sobre el río homónimo de época romana para el tránsito sobre la Vía de la Plata.

Quizás este puente tan arruinado fuese el romano, no reparándose y abandonándose definitivamente hasta acabar desapareciendo, construyéndose en fechas muy posteriores el actual sobre un itinerario distinto.

El nombre de Aljucén parece ser que tiene un inequívoco origen árabe, y su significado es "Castillejo".

Se confirma la importancia de la Vía de la Plata y su puente en el surgimiento de Aljucén, haciendo necesario en época musulmana la construcción de un puesto militar para controlarla, como una avanzadilla militar para vigilar los posibles peligros que hacia Mérida le viniesen del norte.

Más información