Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / El Camino de Levante

El Camino de Levante

Volver

Etapa

16

Descripción

Vista de la Capital de Toledo
MORA - TOLEDO (31,1 kms.)

Comenzamos esta etapa abandonando Mora, con la belleza de sus monumentos todavía en la retina. Van a ser 31 kms. cómodos, por caminos anchos y buenos, a través de terreno llano, sembrado de poblaciones cercanas entre sí. Tras casi 6 kms. de recorrido, llegamos a Mascaraque, donde podemos tomar un pequeño refrigerio y llenar la mochila. Emprendemos de nuevo nuestro camino, que tras otros 6,5 kms., debe conducirnos sin mayores dificultades hasta la población de Almonacid de Toledo. Este pueblo también dispone de servicios para el peregrino, que podemos aprovechar. En esta ocasión el recorrido es algo más largo, ya que debemos caminar durante 10 kms. aproximadamente hasta llegar a la población de Nambroca. Como tantos otros pueblos de la zona, Nambroca perteneció a la Orden de Calatrava. Su iglesia y una ermita dedicada al Santo Cristo de Las Aguas, dan fe su pasado esplendor. La única parte problemática de esta etapa, está aquí, en la salida de esta población camino de Toledo, concretamente tras rebasar la urbanización "Las Nieves". Como explicamos en el tramo "Nambroca- Toledo", hemos de caminar durante un buen trecho por una autovía sin arcén, por lo cual debemos extremar las precauciones caminando muy pegados a la derecha. Las dificultades de este último tramo quedan compensadas con creces cuando divisamos la Ciudad Imperial, desde el famoso Puente de Alcántara. Grandiosa en el pasado por haber sabido conjugar tres modos de vida y de pensamiento tan diferentes como el cristiano, el judío y el musulmán, cuenta hoy con un extraordinario legado artístico, fruto de esa sabia convivencia, que no podemos dejar de admirar.

PARA MÁS INFORMACIÓN DESCRIPTIVA, VÉANSE LOS TRAMOS DE LA ETAPA.