Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / El Camino de Levante

El Camino de Levante

Volver

Etapa

16

Tramos

Mora - Toledo

31.1 Km

1. Mora - Mascaraque - 5.8 Km

La "Plaza de Castilla- La Mancha" es nuestra salida de Mora. Tenemos que buscar las últimas casas de la localidad , que nos quedan a la izquierda, igual que el camino que debemos tomar. Al poco tiempo encontramos una bifurcación de caminos: escogemos el de la derecha. Hacemos lo mismo en el siguiente cruce. A la derecha debemos dejar una fábrica y buscamos el paso elevado del tren, que nos deja al lado opuesto. Nos encontramos de frente con nuestro siguiente destino: Mascaraque. En esta localidad encontremos pocos servicios. Antes de abandonar la localidad, es inexcusable la visita a sus monumentos.

2. Mascaraque - Almonacid de Toledo - 6.5 Km

La salida de Mascaraque la haremos por el extremo norte de la localidad, por la izquierda de la carretera, que conduce al Cementerio. Antes de llegar a él nos encontramos con un cruce de caminos: tomamos el camino de la derecha; en este punto cruzamos la variante de la carretera hacia Toledo, que nos conducirá al camino que discurre en paralelo y que es, precisamente, el nuestro. Más o menos a 1 kms. de distancia cruzamos la carretera y hacemos nuestra entrada en Almonacid de Toledo, población en la que podemos reponer fuerzas y admirar su iglesia parroquial.

3. Almonacid de Toledo - Nambroca - 10.1 Km

En Almonacid salimos a través de la calle "Toledo" y buscando un caminito que empieza a la derecha de la carretera. Tras dos kms. de caminata, encontramos el arroyo Guazalete. Hay que buscar un puente romano, que está en sus proximidades, para poder cruzarlo. Tras vadear el arroyo, podemos toparnos con una alambrada, pero no ocurre nada, ya que tiene una cancela que podemos abrir. Cuando veamos la finca Romaila, cruzamos la pequeña carretera y proseguimos.

En Nambroca podemos visitar sus monumentos y tomar un pequeño refrigerio.

4. Nambroca - Toledo - 8.7 Km

La salida de Nambroca la efectuamos a través de una calle de nombre encantador: la"Calle del Duende". Nuestro recorrido queda interceptado por una fábrica, de modo que pasamos delante y seguimos nuestro recorrido por el camino que queda a la derecha de la carretera.Alcanzamos la urbanización "Las Nieves" y la vamos siguiendo hasta su término. Así, terminamos en la autovía, que recorremos por el arcén hasta el desvío que nos indica la proximidad de "Santa Bárbara".

Pasado este barrio, alcanzamos la maravillosa ciudad de Toledo, capital de la Autonomía, a través de la carretera general (Castillo de San Servando), y giramos a la izquierda, cruzando el Tajo por el Puente de Alcántara.

Grandiosa en el pasado, es, en la actualidad, una ciudad plena de Arte e Historia. No debemos dejar Toledo sin una visita sosegada con la que poder disfrutar de su peculiar personalidad, fruto de siglos de convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes.