Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / El Camino de Levante

El Camino de Levante

Volver

Etapa

18

Monumentos

Torrijos

Capilla del Cristo de la Sangre


Hasta la célebre expulsión de los judíos en 1492 fue una sinagoga judía. Tras este lamentable suceso formó parte, como hospital, de un conjunto llamado de La Santísima Trinidad. Pertenece al primer tercio del siglo XVI, propiedad de los señores de Maqueda. Esta función hospitalaria se mantuvo hasta mediados del siglo XX, fecha en la que pasó a ser un colegio de las religiosas de Santa Ana.

La capilla presenta planta de cruz latina, con tres naves.

Custodia la imagen del Santísimo Cristo de La Sangre, talla de origen americano, llegada a Torrijos en el siglo XVII, como regalo de un emigrante torrijeño. Posee, además un patio renacentista de extraordinaria belleza.

Más información


Colegiata del Santísimo Sacramento


Es uno de los edificios religiosos más significativos de la provincia toledana. Debe su existencia a la generosidad de doña Teresa Enríquez quien quiso que se utilizara como sede de la Cofradía del Santísimo Sacramento para que se pudiera adorar al Corpus Christi con la dignidad y el respeto debidos.

Comenzaron las obras en el año 1509 y se terminaron en el año 1518. Su estilo es el Gótico de transición al Renacimiento Aunque no se sabe quién fue su autor, los historadores del Arte piensan que pudo ser un proyecto encargado al arquitecto Antón Egas. A pesar de estas hipótesis el estilo del diseño y realización de la portada de poniente tienen el sello personal del arquitecto Alonso de Covarrubias.

Las últimas campañas de excavación indican que para levantar el edificio se utilizó el solar de una antigua mezquita musulmana. Presenta una planta de cruz latina con de tres naves, siendo la central más alta que las laterales. Sus tesoros son un magnífico coro dotado de una extraordinaria sillería y el Retablo del altar Mayor. Aun siendo de autor desconocido, se identifica estilísticamente con la escuela de Correa de Vivar.

Merecen visita detenida la sacristía y la capilla de san Gil, patrón de Torrijos.

Su exterior está dotado de extraordinaria belleza por el color de la piedra, la magnificencia de sus arbotantes y la hermosura de sus dos portadas, así como por la riqueza y vistosidad de sus elementos escultóricos, sobre todo en la citada portada de poniente.

Más información


Palacio de Don Pedro


Aunque la tradición le ha dado ese sobrenombre, parece ser que la construcción se llevó a cabo durante el reinado de Alfonso XI, padre de Pedro I. Siguiendo esa cronología, puede decirse que pertenece al primer tercio del siglo XIV.

Apenas se conservan restos de su construcción original. Pasó por diversas manos que le fueron revendiendo hasta llegar al siglo XX en estado de ruina. El Ayuntamiento de la localidad lo compró y restauró, siendo en la actualidad la sede de dicho organismo. La dependencia más bella es la antigua Sala Capitular, donde se instaló el salón de plenos, con un bellísimo artesonado, descubierto durante las obras de restauración.

Tiene dos claustros, recorridos por arcos de medio punto, en dos galerías. La antigua capilla quedó transformada en auditorio.

Más información


Val de Santo Domingo

Iglesia de Santo Domingo de Silos


Más información


Maqueda

Un peregrino en el Camino


Un tramo bastante llano y casi totalmente fuera de la carretera asfaltada. Salir de Maqueda en dirección al Norte por la antigua carretera Nacional 403. Unos cien metros antes de la confluencia con la nueva variante, a la altura de una hilera de árboles, desviarse a la derecha por un camino rural (Vereda de Val de Santo Domingo).

Más información


Torre de la Vela


Resto interesantísimo de la antigua fortaleza, es una fábrica de mampostería y ladrillo y de planta curvilínea. Su coronamiento conserva los dos pisos superiores, señalados con cinchos de ladrillos de separación y por dos órdenes de ventanas de arco de medio punto. Esta altiva atalaya formaba parte del recinto amurallado de Maqueda. En la actualidad se encuentra aislada.

Más información


Castillo de la Vela


Fue en tiempos remotos un puesto vigilante de los romanos. Hacia el año 981, el arquitecto Fathoben Ibrahim el Omeya, constructor que había sido de grandes mezquitas de Toledo, y célebre por su saber y sus viajes al Oriente, aumentó y perfeccionó la fortaleza de Maqueda.

Reinando Enrique IV, Dª Isabel la Católica vivió durante algún tiempo en el castillo de Maqueda, acompañada por su amiga Dª Beatriz de Bobadilla, hija del Alcaide del Castillo y que después fue Marquesa de Moya.

Es de planta cuadrilonga, y se forma por cuatro enormes paramentos que a modo de altos muros rematados por almenas le confieren un clásico aspecto. Dado lo irregular del terreno en que se asienta, las cuatro cortinas de este alcázar son de diferente altura. Los muros son de mampostería y buen sillar en los detalles esquinas. En la esquinas y al comedio de los muros más largos, se sitúan fuertes torres de planta circular.

El detalle que más ha llamado siempre la atención en este castillo es el coronamiento de sus muros, con un adarme en el que lucen elegantes almenas o merlones de disposición muy particular.

Más información


Peregrino y Maqueda al fondo


También se puede cruzar y caminar en dirección oeste hasta encontrar el antiguo Camino de Val de Santo Domingo, para hacer el recorrido de modo más seguro en el último kilómetro. Este camino llega hasta una gasolinera cercana a Maqueda.

Antes de llegar a la villa, se debe pasar por debajo de la autopista A-5, que une Madrid y Extremadura. Pasada la autopista, en una rotonda desviarse a la derecha para entrar en Maqueda.

Más información


Otra vista del Castillo


El castillo de Maqueda preside desde un extremo el viejo recinto amurallado de la villa, que fue cercada en el siglo XII o poco después. Su planta es rectangular, y ocupa dos niveles distintos de terreno. Sus muros alcanzan 3,5 metros de espesor, y está protegido por fosos en dos de sus lados y tres torres circulares (hoy hay una más, añadida posteriormente) en los ángulos al sur y mitad del lienzo este. Destaca el almenado, similar al del castillo de San Silvestre, que también fue construido por los Cárdenas.

La puerta principal da al norte, lleva el escudo del matrimonio que lo reconstruyó (Cárdenas y Enríquez), y está protegida por un buen matacán de sillería y ladrillo, con una aspillera redonda y cruciforme. Tras el portón había una fuerte reja de forja machihembrada que cerraba el paso.

Es muy interesante el adarve y el coronamiento, de 2,5 metros de altura, que está bien conservado y presenta saeteras cada dos merlones que se emparejan dos a dos con un parapeto.

Más información


Iglesia de Santa María de los Alcázares


Aparece en los más antiguos documentos de la Diócesis de Toledo. Se construyó dentro del recinto de la antigua fortaleza. La actual torre-campanario se edificó en 1908, usándose hasta esa fecha la existente a unos 35 metros al Norte, que formaba parte antiguamente del recinto amurallado, junto con la Torre de la Vela y la de las Infantas. Consta la iglesia de tres naves separadas por unos atrevidos arcos, midiendo 34 metros de largo y 16 de ancho.En la nave de la derecha está el altar de Jesús con la Cruz a cuestas, talla que se cree de Montañés. En frente, en la nave del Evangelio, se encuentra el monumental cuadro de San Antonio Abad. En el primer pilar de la derecha del crucero, está el retablo de Santa Brígida, patrona de Maqueda, procedente de la parroquia de Santo Domingo y enfrente existe una tabla pintada, del siglo XIII, que representa a la Virgen, obra del Italiano Duceio di Bouninsegna. En la nave de la derecha se halla el retablo de San Juan Bautista, obra de Berruguete, con tres cuerpos y atrio. En el coro gran órgano del siglo XVII con copiosa trompetería.

Más información


Escalona

El Castillo de Escalona bajo el Puente


El Castillo de Escalona es uno de los mejores y de mayor valor histórico de los conservados en la provincia de Toledo.

Escalona es una villa de origen romano emplazada en una situación estratégica que debió ser fortificada en época muy antigua para controlar el paso del Alberche. Fue reconquistada a los árabes en el año 1130, y es desde entonces cuando se empieza a tener noticias claras de su historia, pues de su etapa musulmana apenas nos han llegado datos.

Las torres albarranas fueron construidas por Don Juan Manuel. En al año 1424, Don Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, habilitó el edificio para usarlo como residencia particular. Posteriormante, pasó a manos de Don Juan Pacheco, caballero de la orden de Santiago, que lo mantuvo hasta siglo XVII.

Es importante señalar que el puente que pasaba sobre el río Alberche fue construido con los materiales del castillo, pues cuando las tropas francesas iniciaron el ataque a esta zona toledana arrebataron a la fortaleza sus cubiertas primitivas para emplearlas en la construcción del puente que cruza el río Alberche, creando así una comunicación esencial entre las dos orillas.

Más información


Plaza Mayor


Otros edificios de interés son el convento de la Encarnación, del siglo XVI; una hermosa plaza Mayor con soportales en gran parte de su perímetro; un largo y bello puente sobre el río Alberche y una gran variedad de viviendas populares con balconadas y soportales.

Más información


Escena del Lazarillo de Tormes


El Pueblo es conocido por estar en la ruta de Lazarillo, en Escalona fue donde el ciego salto la acequia de agua golpeándose con la columna, la de la derecha del soportal del Ayuntamiento.

Más información


Iglesia de San Miguel Arcángel


Lo más interesante se encuentra en su interior : una talla de la Virgen con el Niño, realizada en piedra, originaria del siglo XV.

Más información


Arco de San Miguel


Tras pasar este arco el peregrino se encuentra con dos señales del Camino. La una indica a la derecha y la otra a la izquierda. No es que esté mal, lo que ocurre es que la una pertenece lal Camino de Levante y la otra al Camino del Sureste, que aun cuando coinciden en una gran mayoría de tramos a lo largo de la ruta, puntualmente, difieren en el itinerario.

Más información


Escalona y su río


Entra en la provincia de Toledo por el término municipal de Méntrida; después pasa lamiendo el casco urbano de Escalona. Luego pasa por Cazalegas, en donde forma el embalse del mismo nombre y por fin, desemboca en el río Tajo, en las inmediaciones de la ciudad de Talavera, en el paraje denominado El Cristo.

Más información


Las ricas frutas y verduras de Escalona


Más información


Señal que nos indica el Camino de Levante


Como ya hemos indicado y tambien en este caso, a partir de esta localidad de Escalona, los peregrinos pueden seguir la traza del Camino del Sureste o el de Levante. Los que sigan esta señal harán el Camino conforme a los criterios que siguen los Amigos del Camino de Santiago de Valencia o Levante.

Más información


Señal que nos indica el Camino del Sureste


Como ya hemos indicado, a partir de esta localidad de Escalona, los peregrinos pueden seguir la traza del Camino del Sureste a el de Levante. Los que sigan esta señal harán el Camino conforme a los criterios que siguen los Amigos del Camino de Santiago de Alicante.

Más información


Paseos y jardines


Escalona cuenta con una serie de paseos y jardines a sus alrededores, que son una auténtica delicia para quien tiene la fortuna de disfrutarlos.

Más información


Calles


Conserva un magnífico conjunto urbano, en el que destaca su trazado medieval. Su monumento más emblemático es el castillo, construido por Don Álvaro de Luna en el siglo XV, que tiene un perímetro de 420 metros y se divide en dos zonas: la plaza de armas al norte y el alcázar al sur. Conserva los fosos, las murallas, las torres y los adarves.

Más información


Castillo de Escalona


El Castillo-Palacio de Escalona se construyó en el siglo XV sobre una fortaleza de origen árabe, y es de traza mudéjar.

Tiene forma de polígono irregular y está rodeado por un muro almenado con torres de grandes dimensiones.

Interiormente está dividido en dos partes, con la Plaza de Armas, rodeada de una línea de fortificación, al norte; y el cuerpo del Palacio, de planta cuadrada, al sur, mandado construir por el condestable Don Álvaro de Luna.

Ambas partes están separados por el Patio de Honor, un patio atípico, con forma de claustro, del que sólo se conservan algunos pilares y la escalera de estilo gótico.

Es de especial mención la decoración mudéjar de estuco coloreado, que todavía se conserva y que pertenecía a la llamada Sala Rica.

Entre otras muchas dependencias, también existía un jardín.

Su visión ofrece hermosas perspectivas de sabor romántico.

Más información


Otra vista del Castillo


El edificio está dividido en dos cuerpos que ocupan aproximadamente la misma extensión. El primero de ellos se encuentra a la izquierda de la entrada y constituye la plaza de armas. Mide 110 metros en su eje mayor po 50 metros el menor, por lo que durante años ha sido usado como campo de fútbol local. Posee 3 aljibes. Existe un segundo muro, hecho en de mampostería, adherido al exterior más antiguo, que alcanza 3 metros el espesor total y sobre el que discurre el adarve.

El segundo cuerpo se encuentra al sur del anterior y lo ocupa el palacio señorial construido por Don Álvaro de Luna. Está protegido por una barrera almenada que lo aisla del patio de armas, y tras la cual, cerrada con una puerta abierta en un torreón con aspilleras, hay un camino de ronda y delante otro foso, cruzado por un puente levadizo.

La robusta torre del homenaje del palacio es la estructura que más destaca de todo el conjunto. Su planta es cuadrada, tiene 22 metros de altura, y está cerrada por un rastrillo y buharda. Estaba formada por diversos pisos y un sistema de accesos muy complicado que hacían muy difícil la entrada al recinto. En sus muros apenas aparecen vanos y está rematada por almenas defensivas.

Más información