Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / El Camino de Levante

El Camino de Levante

Volver

Etapa

24

Monumentos

Arévalo

Castillo de Arévalo


La leyenda dice que fue un fortaleza cartaginesa sobre la que se construyó el castillo, que sirvió de refugio los cristianos durante la invasión musulmana del año 711.

Su parte más primitiva es el núcleo de la torre del Homenaje, que anteriormente había sido torrepuerta de las murallas del Adaja.

La ampliación del edificio pertenece a mediados del siglo XIV, utilizando piedra caliza y dándole planta pentagonal.

A mediados del siglo XV se realizaron más reformas en estilo mudéjar, con alguna que otra influencia italiana en los métodos de fortificación. El siglo XVI, traería más reformas en el recinto.

En 1812 al dejar de pertenecer al Patrimonio Real quedó en estado de ruina y fue utilizado durante años como cementerio.

En 1952 el Ministerio de Cultura procede a su restauración y lo convierte en un silo. En la actualidad se utiliza para salón de reuniones.

Más información


Casa Consistorial.


Se trata de un edificio decimonónico, reestructurado a finales del siglo XX,uniendo dos antiguos palacios : el de los caballeros de Hinojosa de la Carcel y los Montalvo. El último propietario, Jorge Montalvo, lo cedió al Consistorio. Su bella portada realizada en granito es una parte del antiguo Palacio de los Río Hungría.

Más información


Puente de Medina


Es uno de las ejemplos más destacados dentro de la ingeniería de obras públicas en la Edad Media. Fue realizado en estilo mudéjar.

Presenta cinco ojos con arcos apuntados, destacando el central por su tamaño, tiene cuatro arquivoltas; los dos arcos de los lados presentan tres arquivoltas y se enmarcan bajo un alfiz; los arcos de los extremos son arcos de descarga. Una peculiaridad de este puente es la existencia de unos misteriosos pasadizos abovedados en sus pilares, que comunican los tres arcos centrales y unas galerías que suben por su interior; son sistemas defensivos cuya utilidad aún se desconoce.

Sobre él estaba una de las puertas de la muralla, según se sabe por una documentación de 1543, con un torreón del que apenas quedan vestigios en un malecón desgajado en uno de sus costados.

Fue restaurado 1981 y declarado junto con el arco, Bien de Interés Cultural.

Más información


Fuente de los Cuatro Caños


Su origen y su estilo son góticos. En el siglo XVI se la reformó al añadirle al espacio circundante unas escalinatas y unos muros decorasdos con las bolas del estilo escurialense. Recibía el agua desde el acueducto (mudéjar,árabe,...) a siete metros bajo tierra.

Más información


Iglesia de San Miguel


Este templo, que fue la última morada de los caballeros Montalvo, es en la actualidad Bien de Interés Cultural. Su inmensa mole acusa los distintos estilos arquitectónicos, que se fueron sucediendo a lo largo de los siglos. Presenta planta de testero plano al exterior, decorada con arcos someramente apuntados y colocados simétricamente a lo largo de la fachada.

Las zonas de más antigua construcción pueden datar del siglo XII, incluso hay algunos historiadores del Arte que aseguran que este edificio fue una sinagoga judía.

La fachada norte, realizada en ladrillo, presenta una portada mudéjar y varios vanos de pequeño tamaño de la primitiva construcción. La zona más alta del muro se decora con dos óculos muy peculiares para un templo cristiano : recuadros y dentro de ellos la Cruz y la estrella de David. Otro dato más a favor de su creación como sinagoga.

La Portada del mediodía, igualmente realizada en ladrillo, es de estilo neoclásico. Tras ella se pueden observar aún los motivos decorativos de la primera portada realizada en estilo mudéjar.

De la torre de este templo se sabe por documentos del siglo XVI, que impresionaba por su altura. Para realizarla se aprovecharon sillares de granito, que bien pudieran proceder de la necrópolis romana y de algunas esculturas celtibéricas.

Su alta cabecera está, cubierta con bóveda sobre dos arcos apuntados de doble arquivolta y otros altísimos que decoran los muros laterales. Entre los arcos se alojan diversos sepulcros de los miembros de los principales linajes de la zona.

El arco toral con rosetas corresponde a la reforma realizada a finales del siglo. XV y principios del XVI. La nave es amplia y fue renovada en su decoración neoclásica.

su retablo, pintado entre por el Maestro Marcos de Pinilla, entre los años 1507- 1508. Su importancia reside en ser una obra maestra de la época de transición del gótico al renacimiento.

Presenta trece tablas al óleo distribuidas tres cuerpos, más pequeñas las laterales, en las que se representan ocho santos: San Sebastián y Sta. Ursula; San Bartolomé o San Pablo u Sta. Catalina; Sto. Tomas de Aquino y San Buenaventura; San Francisco y San Jerónimo.

El segundo cuerpo narra la historia del Arcángel San Miguel. patrón de la iglesia.

En el tercer cuerpo se hallan las tablas más valiosas, que representan cinco escenas de la Pasión,

Cuando se creía que el pintor era anónimo, Post creó para este artista el título de “Maestro de Arévalo”; pese a su gran personalidad se acusan en su obra influencias de maestros de la escuela de Ávila, de Berruguete, del Maestro de Riofrío y del Maestro del Portillo en la utilización de los marcos arquitectónicos .

En general, estilo del maestro es de indudable tradición hispano-flamenca.

Más información


Iglesia de Santo Domingo de Silos


Sabemos que ya era parroquia en el año 1250. De su construccíón original queda la cabecera del templo románico-mudéjar, perteneciente a la primera mitad del siglo XIII. El templo pudo sufrir una reforma en el siglo XV, como parecen indicar la puerta de la sacristía, gótica con arco conopial, adornada con hojas de estilo palacial, y el hecho de que la capilla existente en la actual base de la torre, se descubrieron pinturas murales de esa época.

A principios del siglo XVI se reconstruyen las tres naves dotándolas de su aspecto actual. En su interior se pueden ver arcos escarzanos con rosetas características del gótico tardío en las naves y semicirculares en el arco toral.

La portada principal presenta tres arcadas de sillares almohadillados con los escudos abaciales de Santo Domingo de Silos. Sobre las arcadas aparece un frontón circular, adornado con los típicos motivos del estilo escurialense : las bolas. El remate se lleva a cabo mediante una cruz-veleta con tres bolas metálicas de estilo árabe.

Sobre la nave de la epístola, se edificó la torre, que, aunque esbelta, es la más "bajita" de Arévalo. Está decorada con motivos característicos del siglo XVIII. Presenta forma cuadrada en su parte baja; el cuerpo de campanas tiene un arco por lado. Sobre la terraza existe un cuerpo octogonal con bolas y un reloj, que remata en una cupulilla, coronada con una imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Más información


Palacio de Ballesteros Ronquillo


El Palacio de Ballesteros Ronquillo,se encuentra situado en la Calle Santa María. Se conserva solamente su fachada de corte renacentista del S. XVI.

Una preciosa portada con gran arco flanqueado por dos pares de columnas de orden dórico. Y sobre la cornisa dos frontones triangulares, en recuadros, los escudos de la familia y otra cornisa. Esta portada se encuentra coronada por un querubín alado.

Todo ello en piedra, el resto de la fachada de ladrillo y mampuesto, con grandes huecos.

Más información


Iglesia de San Juan Bautista


En su cabecera aún se aprecian arcadas dobles, restos del ábside mudéjar de la primitiva fábrica, contigua al palacio, con claras referencias de haber estado unida al mismo; por ser justo en ese punto donde la plaza doblaba el soportal hacia su zona norte.

En su fachada sur destaca la torre, asentada sobre un cubo de la propia muralla al que se añadió el cuerpo de campanas, con dos arcos por lado, apuntados y recuadrados en alfiz. Sobre él a finales de S. XVI de eleva una galería con balaustrada pétrea de clásicas bolas escurialenses y sobre la terraza emerge un cuerpo octogonal, con ventanas de medio punto y un chapitel de pizarra.

La portada sur es de la época de la reconstrucción de finales del S. XV y tiene en su hornacina una notable escultura del titular en piedra caliza, bastante mutilada, del S. XVI.

Es de una sola nave abovedada en el S. XVIII, que conserva algunos resto de armadura reaprovechados en la actual cubierta, con decoración de cardinas góticas. Tiene cúpula en el presbiterio, cuatro óculos y pechinas con relieves de los evangelistas. Alargada y estrecha con ampliaciones sucesivas a los pies del templo, donde estuvo su primitiva puerta. El coro de cúpula barroca, con pechinas de hojarasca y angelitos coronados que tienen instrumentos artesanales.

Más información


Plaza del Arrabal


Esta plaza, centro comercial de la ciudad, nació ya en el S .XII cuando comenzó el ensanche del arrabal, de ahí su nombre. La muralla sur que trascurría río a río, tenía delante un amplio foso y frente a él se comenzaron a construir una serie de manzanas de forma irregular.

Cuando la muralla pierde su carácter defensivo, el foso es colmatado y sobre él se construyen otros edificios que ocuparían su espacio.

En muchos edificios de su lado norte, aún afloran partes de ese primer recinto amurallado, incluso con sus almenas.

Tiene soportales en casi todos sus lados, nacidos para la mercadería y las ferias, que en ellas se celebraban desde la edad media. Una característica curiosa es que casi das las columnas y sus capiteles son distintos, porque muchos fueron reutilizados de otras construcciones anteriores.

Fue un coso taurino en muchas ocasiones, siendo la última 1957.

Más información


Iglesia de Santa María la Mayor


Este templo presenta planta de una única nave en la que destaca su ábside con tres órdenes de arquerías ciegas dobladas, de medio punto, con su tramo recto en la misma disposición. Es una nave estrecha y alta

La torre es una obra maestra del estilo mudéjar, perforada en su base por un arco someramente apuntado, por el que discurre la calle del mismo nombre.

En esta torre se encontraba el reloj de cuerda que controlaba la vida cotidiana de Arévalo.

En su interior quedan restos del extraordinario artesonado mudéjar del coro bajo. Son formidables las pinturas murales románicas del ábside, el más importante de la comarca, pero muy mal conservados. Son de gran valor y se notan dos etapas de ejecución : XII-XIII. Pantocrator en mandorla con tetramorfos, figuras, diferentes alegorías y cenefas. Son muy extraños unos rostros con barbas y ojos almendrados, están insertadas en el volumen de los ladrillos esquinados.

Más información


Murallas y Arco del Alcocer


La Puerta del Alcocer, una de las más importantes y la única que se conserva.

Consta de un potente torreón con arcos apuntados, que da acceso a la Plaza Real. Su fachada, es un gran arco de triple arquivolta.

Sobre ella estuvo el Alcázar y más tarde se habilitó como carcel.

Más información


Puente de los Barros


Debido a que sobre él existían dos torres con arcos practicables, era conocido tradicionalmente como "Puente de los Arcos". Los citados arcos ya no existen pero una restauración dejo al descubierto los cimientos de dichas torres.

El origen del puente ha suscitado controversias entre los hisotiradores del Arte, ya que mientras algunos expertos defienden su origen romano, aunque radicalmente reformado en la Edad Media, para otros historiadores es simplemente un puente medieval de arquitectura mudéjar.

Presenta un único arco semicircular, con triple arquivolta, enmarcado y con un friso de ladrillos en esquinilla.

Ha sido restaurado en profundidad para devolverle su aspecto mudéjar.

Antiguamente, daba entrada a la ciudad por la Puerta de San Juan, situada en dirección oeste dentro de la muralla sur. La zona era conocida como "Rincón del diablo".

Más información


Arco de los Descalzos


Este arco era parte del conjunto conventual de los Franciscanos Descalzos de San Lázaro, llegados a Arévalo en 1588 por iniciativa del Inquisidor Juan Meléndez de Ungría, instalándose en unas casas anexas al antiguo Hospital de San Lázaro.

Más información


Palacio del Conde de Valdeáguila


Mandado construir a finales del s. XVI por Don Miguel de los Santos Teijeiro, es conocido localmente como Torre del Marqués de Villasante.

Destaca dentro del conjunto del edificio su bella torre, decorada mediante arquerías en el último de sus cinco pisos. Además utiliza elementos arquitectónicos como las columnas jónicas y los blasones esquinados para decorar la superficie de los muros palaciegos. Es un ejemplo extraordinario de su género dentro del estilo renacentista, realizado en ladrillo.

Más información


Arévalo a Fray Juan Gil


La plaza de San Francisco cuenta con un nuevo inquilino. Se trata de Fray Juan Gil, arevalense que fue figura clave para Miguel de Cervantes. La escultura es de tamaño natural, fundida en bronce y descansa sobre un pedestal de granito en el cual hay una placa de bronce con la leyenda.

Más información


Arquitectura Civil


El núcleo viejo de Arévalo se articula sobre la base de tres plazas: la de la Villa, sugerente ejemplo de arquitectura popular castellana medieval, flanqueada por tres torres mudéjares; la del Arrabal >donde se celebraban mercados y ferias ya en la lejana Edad Media; y la Real, con un convento, antiguo palacio. En todas ellas, destacan las casas porticadas y de estructura tradicional.

Más información


Escultura de Isabel la Católica


En el 2004 se ha conmemorado en Arévalo el Quinto Centenario de la muerte de Isabel La Católica. Para dejar constancia del cariño que la ciudad profesa a la Reina de Castilla, se ha instalado a la entrada del Arco del Alcocer una escultra de su figura. Ésta está labrada por el escultor Francisco Aparicio y llevada a cabo en bronce.

Más información


Calles de Arévalo


El siglo XX representó de nuevo el resurgir de una ciudad que se ha ido dedicando a actividad comerciales, industriales y administrativas, más allá de las que hasta entonces habían dedicado al sector primario. Además, ha experimentado un crecimiento de su población gracias a la inmigración de gentes de otros pueblos de la comarca.

Más información


Arco Medina


Fue construido como arco conmemorativo en el año 1769. Está realizado en ladrillo, siguiendo el estilo neoclasico. Presenta frontón y alerones curvos rematados con las típicas bolas del estilo escurialense. Se aprecia un escudo de la ciudad muy mal conservado y ciertas influencias de los modos mudéjares en los estribos. Fue restaurado en el año 1985.

Más información


Ruinas del Convento de la Santísima Trinidad


Según la tradición fue fundado por San Félix de Valois y San Juan de Mata en 1215.

Según aparece recogido en documentos de la Universidad de Valladolid, en 1212 vinieron a España estos dos religiosos, para fundar conventos para la orden Trinitaria. A Arévalo llegaron en 1215, año en el que se comenzó la construcción de este convento. Sin embargo, los archivos de la Orden de la Santísima Trinidad, dicen que es falso que viniera San Félix de Valois, y dudosa la presencia de San Juan de Mata. Aún se pueden ver actualmente restos de los claustros con sus dependencias conventuales y su templo.

La tradición habla del antiguo culto a la imagen de Nuestra Señora de las Angustias, desde el principio de la existencia del convento.

La tradición se ha visto confirmada por los documentos. Entre 1224-1230 se sabe que existe el culto a esta imagen mariana, cuando las Milicias Concejiles lucharon al lado del monarca castellano Fernando III El Santo, al reiniciarse la Reconquista y colocaron la imagen en la capilla del altar mayor del templo conventual.

El convento fue un importante centro de devoción mariana y un excelente aglutinador de la población. Tenía fama de ser impresionante su biblioteca.

Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) fue incendiado, saqueado y profanado. En el incendio desaparecieron los archivos de la Cofradía y de la capilla de Las Angustias. La imagen de la Virgen fue rescatada por algunos cofrades y la depositaron en el monasterio de El Real.

En 1831 se se convirtió lo que quedaba del edificio en Escuela de Ingenieros Militares.

En 1843, tras la Desamortización, fue adquirido por 51.000 reales por Manuel López, un vecino de la villa. Desde ese momento ha sido siempre propiedad particular.

Más información


Plaza de la Villa


Es el centro histórico y neurálgico de la antigua Arévalo. Constituye una bella manifestación de arquitectura popular castellana medieval. Es soportada, casi totalmente, por 31 columnas de piedra y 25 de madera; las casas que la rodean presentan entramados de madera y ladrillo; está flanqueada por tres majestuosas torres mudéjares, distintas entre sí y ejemplares extraordinarios del estilo mudéjar castellano arevalense. Ha sido restaurada hace poco tiempo.

Más información


Palacios de Goda

Iglesia Parroquial de San Juan Bautista


La parte más antigua del templo corresponde a la torre, que tenía la función de defender al núcleo poblacional del enemigo. Se establecieron en España hacia el S.XI por los invasores musulmanes, quienes las utilizaban en el norte africano desde el S.VIII. Los cristianos las levantaron en sus tierras a partir del S.XII y se empleaban para vigilar y protegerse del enemigo.

En su origen disponía de una única nave que en el S.XVIII pasó a ser ampliada a otra más, con arcos fajones y estructura neoclásica. De la primera de ellas se conserva el artesonado mudéjar con una talla de madera que se presenta con un único lienzo de lacería, siendo uno de los mayores atractivos del interior del templo.

El retablo Mayor llama la atención por sus dimensiones y barroquismo, con proliferación de motivos decorativos como vegetación, querubines, etc. Se divide en tres calles y ático, encontrándose en éste una escena de El Bautismo de Cristo. En la calle central, se dispone una escultura de San Juan Bautista, a su izquierda San José y a la derecha, San Antonio. Todo el conjunto data de principios del S. XVIII.

El fondo del templo lo ocupa el coro sostenido por una única gruesa columna de granitosobre el que hay un órgano fechado en 1790.

Más información


Ermita de la Virgen de Fonsgriega


Está situada a la entrada del pueblo. La portada de granito con espadaña es del S.XVIIy el interior fue remodelado totalmente con posterioridad.

La techumbre es sencilla y de viguería de madera. El retablo es barroco, de finales del S.XVII o principios del XVIII, distribuido en tres calles separadas por columnas salomónicas. Cuenta con vanos laterales que, en principio debieron estar destinados a la colocación de lienzos en la actualidad albergan algunas obras escultóricas, en el central se encuentra una Virgen con niño, en el izquierdo San Juan Bautista y en el derecho Santa Bárbara.

Más información


Honquilana

Ataquines

Iglesia Parroquial de San Juan Bautista


Iglesia Barroca del siglo XVII, en buen estado de conservación y muros de ladrillo. Tres naves entre pilares y cruz de medio punto que se cubre:

La central del cañón con lunetas; las laterales de cristu crucero con cúpula sobre pechinasy bazón del crucero del cañón con lunetas, lo mismo que la capilla mayor.

Sacristía, cúpula, sobre pechinas. Retablo con remate del retablo mayor, ultimo cuarto del siglo XVII, con relieve de la Anunciación, de esculturas, San Isidro Labrador del siglo XVII, San Juan Bautista del siglo XVI.

Parte del Patrimonio Artístico que tenía la iglesia se ha perdido, quedando una escultura de San Juan, San Isidro Labrador y la Virgen Morenita de la escuela de Gregorio Fernández, y un Retablo lugar de la Encarnación, procedente del Convento de Arévalo.

Más información


San Vicente de Palacio

Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción


Fábrica de una sola nave en el primer tramo cúpula sobre pechinas, y los otros tres cubiertos con bóveda de yeso, con ornatos barrocos. De idéntico estilo, es el Retablo Mayor.

Una joya que guarda la Iglesia, es una Cruz Procesional de plata, de mediados del Siglo XVI, finamente cincelada con motivos ornamentales renacentistas. En el anverso ostenta un Crucifijo, y en los extremos de los brazos van las efigies de la Virgen, San Juan y la Magdalena, y en el reverso, ocupando la medalla central, un San Miguel, y los cuatro Evangelistas en los extremos. Es pieza notable, mide de 41 a 73 centímetros, aparece en una de las chapas grabado el punzón del Orfebre Alaxo, juntamente con un escudete, con castillo y caldera

Más información


Medina del Campo

Palacio Real y Testamentario


En él residió Isabel La Católica con su corte, durante largos períodos de tiempo. Fue su residencia favorita. Hoy se ven los restos de aquella gran mansión real, tras cuyos muros tuvieron lugar hechos histórios decisivos. Dentro de sus estancias redactó su testamento y finalmente murió la reina el 26 de noviembre del año 1504.

Más información


Casa Consistorial


Es un edificio del siglo XVII. Su fachada es barroca. Las trazas fueron dadas por el arquitecto Francisco Sillero. Tiene dos alturas, en cuyos pisos se abren balcones corridos, destinados a las autoridades para la cómoda contemplación de los espectáculos festivos.

Más información


Castillo de la Mota


El monumental castillo realizado en estilo gótico-mudéjar toma su nombre del altozano sobre el que se encuentra y era el sucesor de un alcázar medieval localizado en el ángulo de la primera ciudadela amurallada. De esta ciudadela se aprovecharon algunos de sus flancos de cal y canto, incluida una puerta de acceso, cuando el monarca Juan II encargó la construcción del recinto interior.

Más tarde sería ampliado en la segunda mitad del siglo XV, durante los reinados de Enrique IV y de los Reyes Católicos. Así en sucesivas etapas se fue construyendo la "Torre del Homenaje" y la barrera exterior, con torres cilíndricas y galerías subterráneas. En la obra intervinieron los alarifes Abdallah y Alí de Lerma, que dotaron al recinto de una estructura defensiva totalmente nueva para la época.

Entre otras funciones este castillo ha sido utilizado como Deposito de artillería,Archivo de la Corona y Prisión de Estado.

Más información


Plaza Mayor


Fue un elemento fundamental en el aspecto de la "nueva" villa y, lo más importante, el punto de arranque de una nueva tipología urbana: la Plaza Mayor. Su influencia sería enorme en la urbanización de espacios similares en distintas zonas de España como en la Plaza Mayor de Valladolid (1561), La Plaza Mayor de Madrid (1617), La Plaza Mayor de Salamanca (1729-1733) e incluso en ciudades de nuevo cuño en el mundo hispanoamericano. En cuanto a tamaño, es una de las mayores de España.

Medina del Campo conserva otros edificios de interés, diferentes palacios o casas nobiliarias con los escudos de los fundadores como el Palacio de los Quintanilla, Casón de León y Castilleja o Castañeda, Casona de los Montalvo, Casona del mayorazgo de Hormaza y Cotes, Casona de los Murga y Barrera, Casona del Conde de Adanero.

Más información


Iglesia de Santiago el Real


Los cánones constructivos de este templo responden al clásico estilo jesuítico: austeridad en el exterior y planta de cruz latina con una nave y capillas laterales. En 1.799 se levanta una torre en el lado noroeste de la fachada.

Tiene tres retablos en la cabecera, el central del taller de Pedro de la Cuadra y los gemelos del crucero, de Francisco Palenzuela.

En el lado del evangelio hay dos estatuas orantes de los fundadores.

Junto a la sacristía se conserva una capilla que guarda una sorprendente colección de tallas relicario del S.XVII.

Tras el abandono obligado de sus dueños, deja la advocación de San Pedro y San Pablo y pasa a ser la parroquia de Santiago.

Será restaurada durante 1999.

Más información


Monumento a la Reina Católica


Situada en la Plaza Mayor, podemos apreciar esta estupenda escultura en recuerdo de Isabel la Católica.

Más información


Palacio de los Dueñas


Se trata de un bellísimo edificio de estilo renacentista, obra del arquitecto Luis de Vega. Presenta planta cuadrada y torreón angular. El interior comienza en un zaguán, cubierto por un bello artesaonado. La vida se ordenaba en torno al magnífico patio, que tiene muy buenos trabajos artísticos en los capiteles de las columnas, en medallones y en motivos heráldicos. Su belleza hizo que los reyes lo escogieran como redidencia temporal (Carlos V se alojó en él durante una escala en su viaje al monasterio de Yuste). En 1602 y 1604 fue sede de la Chancillería.

En la actualidad es un Instituto de Bachillerato.

Más información


Puerta o pasaje de acceso a la Plaza Mayor


La Plaza Mayor de Medina del Campo o Plaza de la Hispanidad es una de las mayores de España. Dentro de su perímetro se localizan algunos de sus edificios más emblemáticos.

Su importante mercado de lanas, marcaba e imponía los precios para este producto en medio mundo, pues en Medina se vendía y exportaba. Curiosas ordenanzas regulaban las transacciones, que empezaban con la misa mayor oficiada desde el balcón del Pópulo de la iglesia colegiata de San Antolín, para que los comerciantes la oyesen sin desatender sus negocios porque hasta que no comenzaba esta misa los tratos no tenían ninguna validez.

Más información


Soportales de la Plaza Mayor


Medina del Campo se constituyó durante los siglos XV y XVI como uno de los centros económicos y mercantiles más importantes de Europa gracias a la implantación por D. Fernando de Antequera de las históricas ferias medinenses y su posterior desarrollo fundamentalmente auspiciado por los Reyes Católicos.

Sin duda alguna, esta constituye la principal singularidad de Medina del Campo a nivel turístico; la mayor parte de nuestro patrimonio histórico artístico y cultural, corresponde a este periodo histórico.

Hoy en día, Medina del Campo mantiene su carácter ferial y mercantil. Esto, es una realidad que se hace palpable tanto en los elementos patrimoniales que definen el Centro Histórico y Comercial.

Más información


Colegiata de San Antolín


El edficio fue realizado a principios del siglo XVI, siguiendo el estilo gótico final. Destaca por su considerable tamaño. En su exterior atrae la atención el llamado "Balcón del Pópulo" y su torre.

La portada fue realizada en el siglo XVIII. En su interior alberga un maravilloso retablo de estilo plateresco, es admirable la Capilla de Las Angustias, de estilo churrigueresco. Fue declarada Monumento histórico-artístico en el año 1931.

Más información


Reales Carnicerías


Las trazas de este bello edificio renacentista se atribuyen al extraordinario arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, que vivió y trabajó durante el siglo XVI. En 1935, cuando se procedió a su restauración, se escogió para él un uso parecido al que tuvo en su origen : se instaló en él el Mercado de Abastos. De este tipo de edificios es uno de los más bellos que se conservan en toda España. Fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1995.

Más información


Convento de los Padres Carmelitas


El edificio pertenece al siglo XVII y se realizó en estilo barroco dentro de las consignas estilísticas de la orden carmelitana. Lo más interesante es su interior en el que se puede contemplar un magnífico retablo-relicario, que preside el Altar Mayor.

Más información


Monasterio de Santa Clara


Su forma original es prácticamente imposible de conocer debido a varios incendios sufridos a lo largo de su historia. Lo más bello es una talla gótica del Crucificado y un lienzo de gran tamaño que representa b>a Ntra. Sra. de La Antigua.

Más información


Convento de Santa María Magdalena


En la actualidad es convento de las religiosas agustinas. Es un edificio construido en el siglo XVI, fundación de Rodrigo de Dueñas. Lo más bello se encuentra en su interior : unas maravillosas pinturas murales en la cabecera y un retablo de Esteban Jordán.

Más información


Convento de Santa María La Real


La piadosa dama Doña Leonor de Alburquerque cedió el edificio para establecer un monasterio femenino de la orden de las Dominicas Reales en el año 1418. Lo más bello es el artesonado mudéjar con elementos decorativos renacentistas (casetones, grutescos y mocárabes).

Más información