Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / El Camino de Levante

El Camino de Levante

Volver

Etapa

3

Tramos

Xátiva - Vallada

26.8 Km

1. Xátiva - Novetlé - 1.5 Km

Para salir de Xátiva hemos de buscar la calle de "La Corretgería" y proseguir nuestro camino por la Pza. de Sta. Tecla, " Calle dels Pouets" y la Plaça. de S. Jaume. Salimos a la carretera de Novetlé. Tomamos como referencia su iglesia de la Virgen del Rosario. Seguimos recto y en la rotonda tomamos el camino del centro; unos metros más y cruzaremos la vía férrea. Frente a nosotros, y en medio de palmerales, aparece Anahuir.

2. Novetlé - Anahuir - 1.6 Km

Seguimos recto y en la rotonda tomamos el camino del centro; unos metros más y cruzaremos la vía férrea. Frente a nosotros, y en medio de palmerales, aparece Anahuir.

3. Anahuir - Canals - 3.3 Km

Anahuir tiene su origen en época árabe. Buscamos, como referencia, la iglesia de la Virgen de Los Ángeles; bajamos una cuesta y seguimos andando hasta encontrar un vado sobre el Canyoles. Giramos a la derecha y llegamos a la localidad de Ayacor.

Abandonamos Ayacor dejando la iglesia a nuestra izquierda, camino de Canals, a través del llamado "Camí de Canals". Entramos en esta villa por la Avda. de la Ermita. Canals cuenta con un rico patrimonio histórico- artístico y numerosos servicios para el peregrino.

4. Canals - Vallada - 13.9 Km

Abandonamos Canals por la Calle Mayor. Buscamos el cementerio de la localidad, y una vez pasado, el camino discurre hacia el molino; aquí hacemos un giro a la izquierda y cruzamos el río; poco tiempo después volvemos a girar a la izquierda y salimos al llamado "Camino Mangay". A nuestra derecha quedan, inolvidables, las ruinas del Castillo de la Orden de Montesa. Seguimos por el Camino Mangay hasta encontrar el río, lo atravesamos y seguimos caminando hasta Vallada. Como referencia, durante todo el recorrido, debemos tener a nuestra izquierda un pico montañoso conocido como "El Diablo". Desde aquí, el camino se llama "Camí Marni" y nos conduce hasta Vallada, población en la que entramos cruzando el puente. Merece la pena hacer una visita sosegada, saboreando su ambiente histórico y admirando la belleza de su patrimonio artístico.