Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Sanabrés

Camino Sanabrés

Volver

Etapa

15

Cultura

Ponte Ulla

Rubial

Aldrei

Piñeiro




Con independencia de lo que ofrece esta localidad, muy cerca y a la izquierda, siguiendo la carretera, queda el castro de Castillón, lugar por donde se documenta el cruce de dos vías romanas: la que unía Braga con Lucus y la que desde el Castro Dactonium seguía hacia Belesar, y, donde se encontraron restos arqueológicos que hacen referencia al asentamiento de un campamento romano, e incluso de una ciudad no pequeña.

La iglesia de Santiago de Castillón alberga una hermosa talla de Santiago Peregrino. La fachada presenta el emblema heráldico del Hospital Real de Santiago, un símbolo que aparece en el dintel de la puerta lateral sur. Emblema que también aparece en la fachada principal de la iglesia de San Vicente de Castillón, muy próxima a ésta, levantadas en el castro de Castillón. Es curiosa su torre, exenta, que según indican los historiadores, ocupó el lugar de otra anterior, seguramente románica.

Pasar por las tierras de Pantón es obligada la referencia a sus numerosas iglesias románicas, restos de monasterios, como el de las Bernardas o San Miguel de Eiré, que se apartan un poco del camino.

Más información



Santiago de Compostela




Antiguas narraciones cuentan, que en los primeros años de la cristiandad el Apóstol Santiago(Jacob), hijo de Zebedeo y hermano de Juan Evangelista, predicó el Evangelio por las célticas tierras de Galicia, situadas al noroeste de la península y que por los propios romanos fueron consideradas como el fin de la tierra (Finis Terrae).

En el año 44 y después de nombrar varios discípulos, regresó a Jerusalén, donde fue torturado y decapitado por Herodes Agripa.

Como ya hemos narrado en el apartado "Historia", el cuerpo fue trasladado por sus discípulos hasta Iria Flavia, la entonces Capital de la Galicia Romana situada en la costa Gallega, siendo enterrado su cuerpo en un compostum o cementerio, donde construyeron un mausoleo marmóreo.

Como consecuencia de las persecuciones a los cristianos y todo tipo de prohibiciones para la práctica del culto, la existencia del lugar cayo en el más absoluto olvido, hasta que en el año 812 un eremita observó ciertos fenómenos antinaturales en el lugar, que se podían definir como resplandores estelares (Campus Stellae, o Campo de la Estrella, de donde se deriva el actual nombre de COMPOSTELA).

Después de advertir del hallazgo a Teodomiro, a la sazón obispo de Iria Flavia, fue informado el Rey Alfonso II, que acudió al lugar y proclamó al Apóstol Santiago, Patrón del Reino, mandando edificar un Santuario, que posteriormente llegaría a ser la actual Catedral. A partir de este momento Santiago se convierte en referente de peregrinación para todo el cristianismo Europeo, al que acuden reyes, príncipes, santos y toda suerte de peregrinos, que con su sacrificio trazan una gran diversidad de rutas.

Es el Papa Calixto II y posteriormente Alejandro III, quienes conceden a la Iglesia Compostelana el "JUBILEO" al proclamarla "Ciudad Santa" junto a Jerusalén y Roma

Más información