Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Ruta de la Lana II

Ruta de la Lana II

Volver

Etapa

5

Tramos

Villaconejos - Salmerón

26.7 Km

1. Villaconejos - Albendea - 16.5 Km

Para abandonar esta localidad debemos buscar la Ermita de La Concepción; cruzamos el río Trabaque, que nos introduce en la localidad; en este punto debemos buscar una pequeña y pintoresca capilla bajo la advocación de San Roque peregrino. Es importante situarnos junto a la ermita, porque hace esquina con la calle que debemos seguir para salir del pueblo, siguiendo el río. Tras haber recorrido aproximadamente 600 mts. vemos un camino a la izquierda, pero no es ese el que nos interesa; nosotros seguimos por el que está más cuidado y transitado por automóviles. Tras recorrer 300 mts., más o menos, un camino se abre a nuestra derecha, llegando hasta el final de la vega, pero tampoco éste nos interesa. Nosotros seguimos derechos en dirección norte. A los 400 mts. más o menos, nos topamos con una bifurcación: escogemos el camino de la derecha teniendo a la vista la Hoz de Priego.

Cuando hayamos recorrido 1 km., subiremos una cuesta, en medio de la cual, aparece a la izquierda un camino bastante empinado que debemos seguir. La subida son sólo unos 200 mts. Llegados al llano, vemos al fondo el cerro, que es a donde se dirige el camino. Los primeros metros son tierras de labor, pero tras 1,5 kms. llegamos a un camino mejor cuidado y lo seguimos buscando la carretera, bajando hacia el río. Descendemos a la vega hasta llegar a la carretera de San Pedro de Palmiches, donde cruza el río Trabaque por un puente de piedra.

Escogemos nuestra izquierda y seguimos andando durante 200 mts. en dirección a San Pedro. Atención aquí: sale un camino a la derecha y lo seguimos; cruzamos un pequeño regato de agua y nos topamos con un cruce de caminos. Seguimos el que nos queda de frente en la dirección que llevamos. Durante un 1 km. sufriremos por tener que afrontar una pequeña subida, pero luego llanea. Como punto de referencia, los depósitos de agua de Valdeolivas. Entre los diversos caminos que nos salen al encuentro, debemos tomar el que tenemos de frente. En este punto, a nuestra izquierda, veremos unos tocones de encina, cercanos a un acceso a tierras de labor. Aquí elegimos nuestra izquierda, atravesamos dichas tierras y bajamos al fondo del valle hasta reencontrar el camino.

Si necesitamos soledad para meditar, durante dos buenos kms. la vamos a conseguir;

nuestros únicos compañeros, los árboles. Tras estos meditativos momentos, tomamos el camino de la derecha, que supone una considerable mejoría con respecto al anterior, y seguimos en dirección norte.

Cuando divisemos unos corrales pegados a las paredes, significará que estamos ya muy cerca del río Guadiela. Caminamos 500 mts. y, en el cruce, giramos a la izquierda con la intención de aproximarnos al río. Seguimos el camino, cruzamos el puente y tras 1 km. llegamos a una pequeña carretera asfaltada; atención al mojón Km. 17 porque es el que debemos seguir para llegar a nuestro destino: la localidad de Albendea.

2. Albendea - Valdeolivas - 4.0 Km

Albendea ofrece al peregrino servicios básicos que deberemos aprovechar. Descansados, podemos aprovechar para admirar su iglesia parroquial, una interesante construcción, que habla con elocuencia de un pasado mejor. Para llegar hasta la localidad de Valdeolivas lo mejor es seguir por la carretera. Son sólo 2 Kms y además enseguida encontramos una fuente donde rellenar la calabaza. Seguimos y, al poco rato,

vemos una pequeña carretera asfaltada que nos lleva directamente a Valdeolivas.

Valdeolivas cuenta con todo tipo de servicios para el peregrino. Además, sería imperdonable no visitar detenidamente la Iglesia Parroquial de La Asunción y el cercano monasterio de Monsalud.

3. Valdeolivas - Salmerón - 6.2 Km

Para salir de Valdeolivas debemos atravesar la población buscando el edificio de Las Escuelas Nuevas. Hemos de cruzar un camino que arranca de la carreterilla y seguir todo recto. Este caminillo es una pista de tierra por la que también circulan automóviles. Seguimos este camino sin abandonarlo en ningún momento, bajando una prolongada cuesta. Este trayecto supone abandonar la provincia de Cuenca y entrar en la provincia de Guadalajara. La bajada hasta Salmerón nos lleva hasta la carretera de Alcocer, en la cual seguimos esa dirección, a la izquierda. Veremos la localidad a nuestra derecha, en la cima de un cerro.

En Salmerón no podemos dejar de contemplar su bella Plaza Mayor, perteneciente a la arquitectura popular renacentista, y su iglesia parroquial de estilo gótico final. Debemos aprovechar, además,

los servicios que nos ofrece antes de reanudar nuestra marcha.