Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Ruta de la Lana II

Ruta de la Lana II

Volver

Etapa

6

Monumentos

Salmerón

Ayuntamiento y Plaza Mayor

Más información

Es un bello conjunto de arquitectura popular, realizado siguiendo el estilo renacentista. A diferencia de casi todos los ejemplos de este tipo de arquitectura, cuadrangulares, la plaza mayor de Salmerón tiene forma triangular. Cuenta con edificios asoportalados y, en uno de sus lados, con el templo parroquial, de estilo gótico final.




Iglesia Parroquial

Más información

La concepción general del templo es gótica y la construcción principal remonta a los siglos XIV y XV. El edificio está construido con muros de cantería, lo que conocemos como sillares de piedra, en este caso arenisca, como otros templos de la comarca.

En la iglesia se abren tres puertas: La del lado de la epístola, de estilo clasicista, parece posterior a la primitiva planta del edificio y puede remontarse al siglo XVI. De hecho, por ella se accede a un atrio o zaguán desde el que, por una segunda puerta, se entra en el templo.

La puerta del lado del evangelio, que hoy día no se utiliza, es de estilo renacentista y está adornada con dos medallones con bustos de perfil sobre los que figura sombrero y cordón cardenalicio.

La puerta meridional presenta portada de medio punto con dos arquivoltas y bustos de ángeles y santos, identificados como San Pedro, San Pablo, San Juan Bautista y San Bartolomé. Sobre ella se puede ver una cruz, cuyo estado fragmentario impide saber si se trata de cruz de Santiago o de Calatrava, aunque la constancia de que algunos personajes principales de la villa eran caballeros de Santiago, así como el hecho de que un ramal del camino de Santiago (de Cuenca a Burgos) pasara por nuestro lugar, nos hace decantarnos por la primera posibilidad. Esta puerta conocida popularmente con el nombre de "puertas antoneras", en otro tiempo era denominada como "puerta de los Apóstoles", según figura en la inscripción de su llave.




Villaescusa de Palositos

Iglesia Parroquial en ruinas

Más información

Iglesia en Ruinas

templo parroquial




Viana de Mondéjar

Iglesia Parroquial de la Asunción de Ntra. Sra.

Más información

Es un templo, realizado según los cánones estilísticos del Románico. Está fechada en el siglo XII. Presenta un amplio portal de entrada, con capiteles ya cistercienses. El ábside es semicircular.

Su traza es bastante sencilla y apenas reviste interés, pues repite el modelo típico de nave única y ábside semicircular precedido de presbiterio que, ya por estos años, se había extendido hacia el sur del Tajo procedente de la meseta septentrional.

Posee, sin embargo, una hermosa portada, tanto por el apuntamiento de sus arcos como por el uso de los capiteles vegetales y la estilización de las columnas de las jambas.




Trillo

Monasterio de Ovila

Más información

Situado sobre un amplio llano, a la margen derecha del Tajo, se llega a él por un buen camino que sale desde el mismo pueblo, y pasando por bellos paisajes junto al río se llega a las ruinas de este Cenobio, hoy propiedad particular y con escasos restos artísticos, pues, en el año 1930 fue vendido al magnate de la prensa norteamericana W.R. Hearst, el cual hizo desmantelar la iglesia, el refectorio, la sala capitular y parte del claustro, para llevarlo a su país en barco y allí reconstruirlo. Aunque hoy muchas de las piedras transformadas en adoquines sirven de pavimentación a calles de Cádiz y Vigo.

Hoy, al ser de propiedad particular sólo se pueden contemplar las ruinas de lejos, siendo de interés los restos de la iglesia (muros, arranques de bóvedas), de la bodega de recia sillería y bóveda de cañón del siglo XIII, del claustro, del que quedan dos costados de doble arquería en severo estilo clasicista, construido a partir de 1617 y de la gran espadaña de la iglesia con tres vanos para campanas, obra también del siglo XVII.




Casa de los Molinos

Más información

Este es quizá el edificio más antiguo del pueblo, mencionado por primera vez, junto con los otros molinos existentes, en una serie de documentos de la época del reinado de Fernando IV de Castilla y de León (1295-1312), relativos a pleitos y a los acontecimientos que produjo la posterior venta en 1325, de Trillo al Infante D. Juan Manuel, señor de Cifuentes. Posteriormente, el edificio se menciona otra vez en el siglo XVI, en las Relaciones Topográficas de Felipe II, diciéndose: “... y ansimesmo ay una casa de molinos con tres ruedas, donde se muele el trigo y lo demás, y junto a el molino hay un batán “Además en ese mismo documento se dice también que en el pueblo había tres edificios que se dicen sierras de agua donde se asierra la madera...”, siendo este con probabilidad un edificio de este tipo. Allí se cortaría la madera que era transportada por el Tajo por los intrépidos gancheros.




Real Balneario de Carlos III

Más información

Las aguas termales se hallan situadas en un valle en la margen izquierda del río Tajo, a dos kilómetros aguas arriba del pueblo. Se sabe que los romanos tuvieron asentamiento en Trillo y se aprovechaban de los beneficios de estas aguas.

Los baños se inauguraron en 1778, presidiendo la entrada un busto del Rey Carlos III. Se arreglaron las fuentes así como el edificio para ser hospital, arreglando también el camino procedente de Madrid, jalonando de posadas el mismo. Se hicieron magníficos jardines, paseos, fuentes y se colocaron abundantes asientos de piedra, transformándolo todo en un auténtico paisaje versallesco. Tanto por la excelencia de sus aguas de propiedades antirreumáticas, como por lo paradisíaco del lugar, hizo que desde su fundación fuesen muchas las personas que pasaban el verano y largas temporadas en Trillo. En el balneario se representaban obras de teatro (y se escribieron algunas comedias con argumento centrado el los mismos baños), se hacían fiestas continuamente, y la economía local se vio muy favorecida por esta institución.




Rollo de Trillo

Más información

El rollo de Trillo está construido sobre una plataforma circular de aproximadamente metro y medio de altura. Con esta plataforma no solo se logra salvar el desnivel sino que se resalta el monumento al contemplarlo desde la Villa, pues no hay que olvidar que este enclave era el arranque de la calle para entrar al pueblo desde la carretera vieja de la Corte y desde el camino de Gualda. Es un ejemplar sencillo: tres gradas, fuste cilíndrico, capitel labrado y remate esférico”. Todas las versiones coinciden en que el fuste era de una única pieza, sin blindaje de hierro u otro metal, de más de dos metros de altura. Terminaba este fuste en una moldura y sobre ésta iba el capitel con cuatro cabezas esculpidas a los cuatro vientos, y una altura de 25 ó 30 cm., y terminado con el remate esférico. El desmantelamiento del fuste y del capitel ocurrió en el primer año de la Guerra Civil, permaneciendo el fuste tirado a los pies del rollo hasta unos años después de acabada la contienda.




Cascadas del río Cifuentes

Más información

La cascada del Cifuentes “es una hermosa cola de caballo, de unos quince o veinte metros de altura, de agua espumeante y rugidora”. El último recorrido del río Cifuentes, antes de desembocar en el Tajo, con sus continuos saltos y la abundante vegetación, conforma uno de los parajes más bonitos y atractivos de la Villa.




Iglesia Santa María de la Estrella

Más información

La fecha de construcción de la iglesia no está muy clara, pero según la primera acta matrimonial que se tiene, habría que decir que se encontraba terminada ya en 1556. Incluso según un acta de la Cofradía de la Natividad de Nuestra Señora de Septiembre, fechada en 1558, se podría decir con seguridad que su construcción data de mediados del siglo XVI. El templo tiene fábrica totalmente renacentista, construido con grandes sillares de piedra arenisca, formando una única nave cubierta por un artesonado de madera, sencillo pero con cierta decoración inspirada en el mudéjar.

En origen la iglesia constaba de tres puertas, de las cuales la del norte se encuentra actualmente tapiada. El acceso actual se hace por la de poniente, pero la puerta más significativa es justamente la que no se ve.Ésta, es la orientada al Sur, la más antigua y la que posee rasgos decorativos típicamente renacentistas.

A partir de 1990, se viene realizando una gran labor de restauración dentro del estilo renacentista, que ha devuelto mucha de la belleza artística original. El retablo actual procede de la parroquia de Santamera, y es una delicada obra de mediados del siglo XVI, compuesto por un total de 19 pinturas sobre tabla y las pinturas representan las distintas escenas de la vida y Pasión de Jesucristo.




Puente sobre el Río Tajo

Más información

El puente es la construcción por la que se identifica al pueblo. Su origen se ha situado a mediados del siglo XVI, aunque es posible que existiese una construcción anterior más antigua.

Su condición de lugar de paso del río más largo de España, le confirió mucha importancia en el pasado, siendo objetivo militar en todas la guerras que se produjeron desde su construcción. Por ello sus alrededores fueron escenario de varias batallas, siendo, la de la Guerra de Sucesión, la de consecuencias más devastadoras.

Posteriormente fue volado durante la Guerra de la Independencia, como se puede leer en la inscripción de la piedra de la baranda, y se intentó volar en la Guerra civil, de lo que quedaron unos huecos sobre los estribos, pero en esta ocasión se consiguió evitar su demolición.




Gárgoles de Abajo

Casa Consistorial

Más información

El edificio del Ayuntamiento se encuentra en la Plaza Mayor. Se construyó según los patrones estilísticos ochocentistas. La planta superior alberga el Archivo Municipal, que guarda una colección de sello lacrados medievales y valiosos documentos que del siglo XII.




Templo Parroquial

Más información




Cifuentes

Castillo

Más información

Situado en lo alto de un cerro, vigila la vida cotidiana de la localidad. El edificio actual se empezó a edificar en 1324 sobre el solar ocupado por una alcazaba musulmana, a instancias del Infante don Juan Manuel, quien residía en él por temporadas. Otro huéspedes ilustres fueron Fernando de Antequera, mientras esperaba la sentencia del Compromiso de Caspe, y Juan II de Castilla. Con el paso de los siglos se convirtió en Señorío de los Silva, condes de Cifuentes. En la guerra de Sucesión al trono español, en el siglo XVIII, la localidad se puso de parte del Archiduque de Austria; durante la Guerra de la Independencia fue ocupado en dos ocasiones por las guerrillas de El Empecinado.

Estilísticamente, el castillo de Cifuentes presenta planta cuadrada; posee torres en sus esquinas, una redonda, dos cuadradas y la Torre del Homenaje, que presenta planta pentagonal. Disponía de un único camino de ronda rodeado por un foso. Su única entrada conserva el escudo de armas del Infante don Juan Manuel.

En la actualidad está en estado ruinoso, aunque parcialmente consolidado. En el año 2002 se comenzó una primera fase de excavación y restauración, tras haber sido comprado por el Ayuntamiento de la localidad a los herederos del Infante don Juan Manuel. Será dedicado a sede de actos culturales y un museo.




Iglesia Parroquial de El Salvador

Más información

La iglesia de El Salvador conserva una preciosa portada románica

en el muro de poniente,
magnífico ejemplar de la escultura románica, con representaciones de cientos de figurillas talladas que representan seres humanos benéficos y maléficos en un muestrario completo de actitudes; igualmente se representan apóstoles y ángeles. En el interior, que mantiene su primitiva estructura y detalles góticos, a pesar de numerosas reformas, son dignos de admiración cinco tallas renacentistas que representan diversas escenas de la infancia de Jesús; proceden de un retablo perteneciente a la ermita de Nuestra Señora de Belén.




Murallas Urbanas

Más información

Cifuentes fue una villa medieval amurallada y tenía cinco puertas de acceso de las que sólo queda la Puerta Salinera, denominada así porque se abría al camino que conducía a Saelices de la Sal. En el interior de las murallas destacaba el barrio de la judería en las inmediaciones de la iglesia del Salvador.

Estas murallas fueron mandadas construir por el Infante don Juan Manuel.