Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Mozárabe

Camino Mozárabe

Volver

Etapa

13

Tramos

Alcaudete - Baena

24.3 Km

1. Alcaudete - Cortijo de la Paloma - 6.3 Km

Salimos de la plaza del Ayuntamiento, tomando la calle de la Campiña y calle de los Silos

Para salir a la N-432 que por el arcén izquierdo caminaremos durante 100 metros para tomar seguidamente un camino que nos sale a la izquierda, está asfaltado y lo seguiremos durante 1.550 metros y pasamos bajo el nuevo trazado de la N-432, continuamos por él durante 1.700 metros mas para salirnos a la derecha por un camino entre olivos poco definido pero bien señalizado, enlazaremos con otro camino mas ancho que nos entra por la izquierda, es el Cordel de Becerro, que nos conduce al Cortijo de la Paloma.



2. Cortijo de la Paloma - Laguna del Salobral - 5.4 Km

Aprovechamos para rellenar las cantimploras y salimos camino abajo hasta llegar a un afluente del río Guadajoz. Debemos cruzarlo y subir hasta la carretera nacional por la que caminaremos hasta encontrar el puente de San Juan que salva el Guadajoz. Hecho esto, volvemos a contar con la ayuda de las flechas que nos obligan a tomar la derecha e introducirnos en una vereda a nuestra izquierda. Obedecemos a las flechas amarillas que nos conducen a una casa y nos hacen subir por un camino hasta que veamos una nave blanca para guardar aperos agrícolas, retomamos aquí otra vez el cordel de Cordoba a Granada que ya no dejaremos hasta Baena. De frente y a la derecha visualizamos un puente de hierro utilizado por el ferrocarril y conocido popularmente como el “tren del aceite”.

Cuando lleguemos a la bifurcación elegiremos el camino de la izquierda, en el cual veremos la flecha que nos encamina a la derecha. De este modo, llegamos a la Laguna del Salobral. Es un lugar de una belleza indescriptible, que deberemos respetar caminando en absoluto silencio para no molestar a la fauna.

3. Laguna del Salobral - Baena - 12.4 Km

Rodeamos la laguna de modo que quede a nuestra izquierda y la recorremos un poco más de la mitad de su extensión , la abandonamos por el camino que nos conduce hasta las vías férreas, que debemos cruzar, una pequeña carretera , el antiguo apeadero y nos introducimos en un camino asfaltado, que abandonamos enseguida, para cambiarlo por otro de tierra, entre olivos que sale a nuestra izquierda y que nos acercaran al Cortijo del Barranco donde podremos refrescarnos y tomar agua..

Poco a poco, rodeados de olivos, las flechas amarillas , nos van acercando a Baena. La compañía de algún que otro cortijo y de una central térmica orujera nos acompañan hasta el final de la etapa en Baena, población en la entraremos directamente en la parroquia de Ntra. Sra. de Guadalupe, su patrona.

La ciudad de Baena nos ofrece todo tipo de servicios y un riquísimo pasado histórico reflejado en su hermoso patrimonio monumental.