Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Mozárabe

Camino Mozárabe

Volver

Etapa

19

Monumentos

Alcaracejos

Iglesia Parroquial de San Andrés


Parroquia de San Andrés construida en 1965 . Sólo conserva la portada gótica de granito de lo que fue un edificio gótico-mudejar.

Más información


Villanueva del Duque

Iglesia Parroquial de San Mateo


No se sabe a ciencia cierta su año de fundación, aunque ya en 1551 estaba perfectamente construida tanto en su nave, como la torre y el coro.

El templo presenta una planta de cruz latina. Consta de una sola nave cubierta por bóveda de medio cañón ( que sustituye a una antigua cubierta de madera ) sostenida por arcos y pilares de granito. Además, posee un hermoso y sobrio ábside, separado de la nave por un arco de medio punto, y una serie de pequeñas capillas adosadas a la nave, que son de época posterior.

El retablo primitivo estaba construido en madera y era de tres cuerpos, albergando las imágenes de San Mateo acompañado por dos ángeles dorados y un crucifijo con la imagen de la Virgen y San Juan. El Sagrario, por su parte, era de madera de talla con las imágenes de los doce apóstoles y un pequeño Cristo.

El retablo actual es de 1954 y fue realizado, dentro de los parámetros del neoclasicismo, en madera, por Joaquín Sánchez Jurado y Antonio Calderón, siendo recubierto de pan de oro alemán.

Las cuatro campanas, ordenadas de mayor a menor son la de María de Guía, la de San Blas, de San Jacinto y de San Rafael.

Más información


Ayuntamiento


Dentro de la construcción urbana destaca la calle de Reyes Católicos, tradicionalmente llamada de la Fuente Vieja y la Plaza del Verdinal.

Más información


Fuente la Lancha

Parroquia de Santa Catalina


Construida en las primeras décadas del s. XVI, como muestra la traza arquitectónica de su portada, y enclavado en la plaza de Sotomayor y Zúñiga; el empleo de arcos transversales ha dotado de mayor anchura y capacidad a este templo. Esta singularidad proporciona a su interior una apariencia de tres naves longitudinales.

Ladrillo y granito se suceden en su interior en arcos y capiteles para sustentar la cubierta a dos aguas, de madera, habitual en la comarca.

Más información


Hinojosa del Duque

Plazas y Rincones


Hinojosa del Duque conserva en muchas de las fachadas de sus casas y plazas más singulares el encanto especial de los pueblos que han sabido ser fieles a su pasado. El granito aparece ricamente labrado en los dinteles de las fachadas de unas casas, que en su interior todavía hoy se configuran de acuerdo a un modelo que ha superado el paso de los siglos.

Distribuidas en torno a dos plantas, la inferior siempre se ha dedicado a habitación y a estancias, mientras que la superior o cámara estuvo antiguamente destinada al almacenamiento de los productos obtenidos en las faenas agrícolas, convirtiéndose, de esta forma, en granero y la mayoría de las veces también en despensa de productos alimenticios para sus moradores y ganados.

Pero como pueblo repleto de encanto, Hinojosa del Duque también conserva pequeñas y recoletas plazas como ejemplo de su pasado. Muchas de ellas aparecen conformadas en torno a una ermita o antiguo templo que ha ordenado el trazado de las calles colindantes. Santa Ana, San Sebastián, Duque de Béjar o San Juan son sólo algunos ejemplos de esta tipología urbana.

Más información


Templo conventual de la Purísima Concepción


Fundado a mediados del siglo XVI gracias a las donaciones realizadas por Fray Luís de la Cruz, uno de los hijos de Alfonso II Duque de Béjar y Conde de Belalcázar, este cenobio de religiosas configura con su fachada una de la más bellas plazas de Hinojosa del Duque.

Dos bellas portadas de estilo renacentista configuran la fachada exterior del convento. Una de ellas formada por altos pedestales sobre los que se alzan columnas que sujetan un entablamento que cobija en su interior los escudos de nobiliarios de los Zúñiga y Sotomayor. Las portadas aparecen rematadas por frontones triangulares partidos sobre los que se disponen sendas hornacinas.

En el interior, junto a la sobria capilla principal cubierta por grandes arcos fajones que explican la presencia de los robustos contrafuertes exteriores, destaca también el claustro que se dispone en torno a un gran patio central con una galería de arcos sustentados en columnas de granito.

Más información


Iglesia Parroquial de San Juan Bautista


La parroquia de San Juan Bautista, conocida popularmente como la Catedral de la Sierra debido a su monumentalidad y maestría arquitectónica, es el edificio más notable del norte de la provincia de Córdoba, por lo que fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 5 de febrero de 1981. En sus portadas e interiores el granito se hace palabra convirtiendo sus muros en un evangelio de piedra. Uno de los elementos más notables del conjunto es la fachada principal que se abre a la plaza. Conforma sin lugar a dudas, uno de los mejores ejemplos del renacimiento del norte de Andalucía. En ella se encuentran las dos variantes que adquirió en el siglo XVI este estilo en España: el plateresco y el clasicismo de la segunda mitad de este periodo.

La Catedral de la Sierra es un edificio de planta basílica de tres naves separadas por pilares de granito con columnas adosadas que sustentan arcos apuntados. Las naves laterales y los píes del templo, donde se sitúa el coro, aparecen cubiertas con bóvedas estrelladas, mientras que un magnífico artesonado de par y nudillo corona la nave central.

En la nave de la Epístola hay que resaltar la puerta de acceso a la sacristía y la capilla del baptisterio donde una bóveda baída de granito conforma ochos y círculos con alegorías al Espíritu Santo. La cabecera del templo está también cubierta por una suntuosa bóveda estrellada, y alojados en sus plementos, una serie de pinturas murales recrean y magnifican la figura del titular del templo: San Juan Bautista.

Más información