Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Mozárabe

Camino Mozárabe

Volver

Etapa

21

Monumentos

Monterrubio

Monterrubio Monumental


El edificio más destacado de la localidad es el Templo Parroquial de Ntra. Sra. de la Consolación, perteneciente al siglo XVI, realizada según los cánones estilísticos del estilo gótico.

Un edificio claramente rural, es la Ermita de los Cuarenta Mártires, del siglo XVIII, en el cual destaca su portada de granito.

En el casco urbano encontramos variados y buenos ejemplares de arquitectura popular como la conocida "Casa del Cordón", de estilo gótico, hoy día reconvertida en hotel.

Más información


Arquitectura Civil


Su morfología constructiva y urbanística ofrece uno de los ejemplos más representativos de los modelos propios del Partido Judicial, configurando un atractivo conjunto de edificaciones encaladas, con vistosas fachadas en las que resaltan los componentes graníticos y las piedras armeras.

Pieza de valor sobresaliente como testimonio de las formas constructivas del siglo XVI, perfectamente conservada, es la casa llamada "del Cordón" por la labra de su magnífica portada, que se sitúa en la Plaza frente a la iglesia. También resulta de interés otra cercana con portada conopial enmarcada en alfiz y ventana superior con escudo. Realizaciones de carácter semejante proliferan en las calles Mesones, Mercadillo, Maestras Isabel y Antonia.

Más información


Iglesia Parroquial de la Consolación


El templo parroquial, dedicado a Ntra. Sra. de la Consolación y en otro tiempo a la de Armentera, constituye, junto con el de Malpartida, cuya estructura evoca, la realización más significada en su especie de los pequeños enclaves de la Serena.

Se trata de una excelente obra gótica del XVI, ejecutada en piedra y sillería, con hermosas portadas de elaborada labra, cabecera de acusado volumen, torre a los pies y bóveda de crucería en el interior.

Más información


Castuera

Castuera Monumental


El norte del municipio tiene como gran protagonista al embalse del Zújar que, junto con el de La Serena, es uno de los mayores embalses de Europa.

Su núcleo urbano muestra orgulloso su Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, realizada en el siglo XVIII. Su jopya es su retablo barroco.

Son de buena factura las Ermitas de los siglos XVI y XVII : la de San Juan, Ntra. Sra. del Buensuceso, San Benito y Santa Ana.

Posee algunos palacios y casonas señoriales como la barroca Casa de La Serena. No es posible visitar Castuera y no recorrer detenidamente sus callejuelas y plazas, especialmente el precioso y peculiar barrio del Cerrillo.

Más información


Monumento a la aviación de Guerra


Reactor F5, que sirve como monumento a la Aviación.

Más información


Ermita de San Juan


La ermita de San Juan, fundada en el siglo XV, es una construcción modesta. El edificio presenta como característica más significativa su planta de cajón alargada, sin grandes alardes arquitectónicos y sobriedad constructiva.

En algunas partes del edificio muestra la huella de obras llevadas a cabo a finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Más información


Iglesia Parroquial de la Magdalena


La iglesia parroquial de la Magdalena, está situada en el centro de la villa. Se trata de obra del XVIII, sin concluir, con la zona inferior realizada en sillares, en la que se distingue su potente torre. La portada principal presenta grandes columnas laterales con remate de rica decoración, sobre la que, al igual que en las otras dos, luce el escudo de la Orden de Alcántara. Una escalinata de amplias proporciones enfatiza la fachada frontal, ante la que se abre la plaza principal de la población.

Más información


Campanario

Campanario Monumental


El esplendor alcanzado por esta localidad extremeña se tradujo a lo largo de los siglos en la edificación de numerosos y bellos monumentos tanto religiosos como civiles. Destacan la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de La Asunción, la Ermita de Ntra. Sra. de Piedraescrita, el Convento de las Clarisas, el de los franciscanos descalzos y la Ermita de los Mártires. Cuenta, asímismo, con unos buenos ejemplos de arquitectura popular.

Más información


Arquitectura Civil


La vivienda típica de Campanario se caracteriza por su sobriedad constructiva y estructura interior, que salvando alguna particularidad, responde a un modelo común erigido básicamente con mampostería, tapial y adobe. Suelen ser obras de dos plantas, una baja y sobre ella el doblado, destinado a guardar aparejos de labranza y trabajo. Las dependencias interiores se organizan a ambos lados del pasillo que comunica la puerta de entrada con el corral y cuadras de la parte trasera. Dependiendo de las dimensiones de la casa, puede o no estar dividida en tramos o naves, las más antiguas sin separación de espacios y con techumbres formadas con vigas de madera (troncos de árboles), caña y teja árabe encima; las más recientes, con bóvedas de cañón o aristas separadas por arcos que configuran las naves.

Ejemplos de estas primeras, ya en peligro de extinción, aún se conservan en el “Barrio de los Olivos” y otras calles de la periferia menos remodelada de la localidad.

Las fachadas, todas ellas enlodadas, presentan dos divisiones, una superior encalada y otra inferior marcada por el zócalo característico de las poblaciones del llano. A ambos lados de la puerta de entrada, se abren pequeños vanos que iluminan las dependencias interiores, aunque no es extraño que carezcan de éstos.

Más información


Ayuntamiento


Precioso edificio extremeño, incluido los soportales, que alberga al Ayuntamiento de Campanario

Más información


Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Anunciación


Es una construcción de medianas proporciones levantada prácticamente en su totalidad a finales del siglo XV por el último maestre la Orden de Alcántara D. Juan de Zúñiga, promotor de la obra, con fábrica de mampostería y sillares en sus contrafuertes. A la planta elemental, se le han ido añadiendo con el paso del tiempo abundantes cuerpos laterales o capillas abriéndose para ello espacios entre los contrafuertes. Son especialmente significantes, pues rompen con la armonía arquitectónica, las crujías adosadas al muro de la Epístola, cumpliendo con unas más que evidentes necesidades espaciales. Es en este lado donde se construyó la sacristía, en la parte de la cabecera del edifico. El juego de machones laterales, otorga al exterior un interesante contraste de volúmenes, sobre todo en el muro del Evangelio.

El interior es una sola nave dividida en tres tramos con arcos fajones y cubierta originaria de alfarje de madera; mientras, el altar del templo se cubre con bóveda de crucería, levantada en época contemporánea por haberse desplomado.

La monumental espadaña situada sobre la portada de los pies, con tres enormes huecos donde se ubican las campanas,es una obra contemporánea que vino a suplir la carencia del destruido campanario.

Más información