Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Primitivo

Camino Primitivo

Volver

Etapa

4

Cultura

Tineo




Hay restos que atestiguan los asentamientos humanos en esta zona con mucha anterioridad a la llegada de los romanos, quienes explotaron las minas, sobre todo las auríferas, en la zona de Navelgas y Cerredo. La huella dejada por la colonización romana fue muy grande, como atestiguan los abundantes hallazgos arqueológicos pertenecientes a esta época: estelas mortuorias, acueductos, lápidas votivas, aras, redes viarias ...

Igualmente los romanos, sobre los restos de un antiguo castro celta, levantaron una civitas, con fortaleza y centro administrativo, que con el tiempo se convertiría en la villa medieval de Tineo, a la cual el rey Alfonso IX concedería en 1.222 el fuero de "pobla real". En la Edad Media fueron importantes las fundaciones de los monasterios de Obona y Bárcena, señeros en la ruta jacobea del Occidente interior asturiano.

En la Edad Moderna destaca la figura del Conde de Campomanes, natural de Sorriba, alto magistrado de la política nacional; En la Edad Contemporánea fueron varios los personajes que alcanzaron gran notoriedad: Rafael del Riego, nacido en Tuña, general liberal que se sublevó contra el absolutismo del rey Fernando VII y el cual, tras fracasar su pronunciamiento,fue ejecutado; Santiago Fernández Negrete, nacido en Villatresmil en 1.799, ministro de Fomento, Gracia y Justicia; José Maldonado, oriundo de Tineo, último presidente de la II República en el exilio.

Más información



Monasterio de Obona




El monasterio de Santa María La Real de Obona, fue fundado según un discutido documento original desaparecido en el S.XVII por el príncipe Adelgaster (hijo bastardo del rey Don Silo) y su mujer doña Brunilde el 17 de enero de 780. Obona fue un centro cultural y económico de primer orden, los monjes perfeccionaro las técnicas agrícolas y ganaderas, y en sus aulas se impartieron clases de latín, filosofía y teología.

La iglesia es grande y sobria, se construyó en el siglo XIII siguiendo las severas concepciones de la orden del Cister.

Tiene tres naves, la central más alta y ancha reposada sobre columnas, tres ábsides circulares precedidos de arco de triunfo, portada principal de arquitectura románica.

Magnífico Cristo románico EL SANTO CRISTO DE OBONA talla llena de ternura y equilibrio. Las dependencias y el claustro se construyeron en el S. XVIII aunque no se terminaron. Aquí se encuentra la más antigua referencia a la sidra, en un documento de la época se hacia constar que los siervos deberían recibir "sicere si potest ese", sidra si fuese posible.

Este cenobio fue un hito importantísimo en la ruta jacobea, aquí recibían auxilio los peregrinos, incluso el rey Alfonso IX, el que otorgó la carta puebla a Tineo en 1214, despachaba y firmaba documentos en este monasterio, como en el que amenazaba a todo aquel que osara desviar a los peregrinos a Santiago de su pola de Tineo y Obona.

Obona, Oubona, Aubona, Agua-buena son nombres etimológicos referidos al valle. Aquí se encuentra la fuente del Matoxo, que adquirió fama gracias al ilustre pensador y teólogo, fray Benito Jerónimo Feijoo Montenegro, que solía pasar largas temporadas de descanso en este monasterio, habiéndose prendado de las excelencias de esta agua hasta tal punto que se la hacía llevar a Oviedo. Todavía este manantial se le denomina Fuente de Feijoo.

Más información



Campiello

Borres




En este bello lugar tinetense, funcionó hasta el pasado siglo un Hospital de Peregrinos dedicado a Santa María, al igual que su Iglesia Parroquial, hoy restaurada.

Más información



La Mortera




El antiguo pueblo de Villarmilde era la capital del coto jurisdiccional de las Morteras, que comprendía los lugares de Villarmilde, Colinas de Arriba y Abajo, Porciles, Lavadoria, Río-Castiello, La Fanosa, Cerredo y brañas del concellín, Curriellos y Besapié y que pertenecía a la familia de los Quiñones, de la que pasó a la Casa de Tineo, de esta a la Casa de Maldonado y finalmente a la Casa de Campomanes.

Más información



Porciles




Esta pequeña aldea sobrevive gracias a la agricultura de autoconsumo, principalmente de productos hortícolas, y a una pequeña cabaña ganadera, principalmente vacuna.

Más información



Lavadoira

Pola de Allande




Separados de la población de Pola, pero dentro de su termino, en lo alto de la montaña, existieron dos hospitales el de Fonfaraon y Valparaiso, distantes entre si unos 800 m. . En ellos se despachaba vino 4 meses al año, de "San Miguel de mayo" a "San Miguel de septiembre".

Sin descender al valle, el Camino discurría por lo alto hasta el pueblo de Montefurado, donde se conserva el altiguo hospital de pobres peregrinos, dejando a Pola de Allande a la izquierda.

Más información