Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino de Invierno

Camino de Invierno

Volver

Etapa

6

Tramos

Chantada - Rodeiro

25.4 Km

1. Chantada - Centulle - 1.6 Km

Salimos de Chantada desde la Plaza de Santa Ana, subimos por la calle Uxío Novoneyra, dejando a la izquierda el Instituto Lamas das Quendas y a la derecha el Colegio Xoan de Requeixo, siguiendo la carretera LU-P-180. Enseguida nos desviamos a la izquierda, dejando atrás el núcleo chantadino. En este punto encontramos, además de una fuente donde poder refrescarnos, un “Peto de Ánimas”. Estos, eran habituales encontrarlos en los cruces de caminos, para que el caminante pudiera ofrecer una limosna por sus difuntos, al tiempo que rezaba para tener un “buen camino”.

2. Centulle - Vilaseco - 4.7 Km

Por Centulle, entramos en la parroquia de San Xurxo de Asma. Este pequeño núcleo que se extiende a lo largo de la carretera cuenta con numerosos hórreos. En un suave pero continuo ascenso, salimos de este lugar, dejando su iglesia con un magnífico “cruceiro” que se levanta delante del mismo templo. Llegamos a Casasoa, y a su salida destaca una antigua casa escuela restaurada y convertida en local social. Delante una pequeña plaza donde se levanta otro “cruceiro”, señalando el cruce con la antigua carretera que comunica Ourense con Lalín.

Al salir de Casasoa, el amino cruzaba la carretera de Ourense a Lalín y continuaba de frente por carretera. Con el fin de evitar el excesivo asfalto, se ha optado por otra alternativa; esta es, cruzar la carretera de Ourense – Lalín, la LU-213, para seguir sobre ella unos 100 metros y desviarnos a la izquierda por camino de tierra, el área de servicio del corredor rápido de Chantada – Lalín, el CG-2.1.

El camino desemboca en la carretera, LU- P- 1002, que cruzaremos para coger de nuevo el camino del área de servicio que discurre paralelo al corredor rápido, desembocando en el lugar de Boán, donde destacan los frondosos robles y castaños, junto a una bonita casa rural.

Seguimos ascendiendo levemente, encontrándonos con otra carretera, pero nosotros seguiremos de frente hacia el lugar de Lucenza, que ya divisamos al frente.

Cruzamos el pequeño núcleo y, en medio del mismo, nos desviamos a la derecha por un pequeño atajo, que conduce de nuevo a la carretera.

Seguimos la carretera unos 100 metros para coger a la izquierda por pista amplia de tierra y piedra que, de nuevo nos lleva a la carretera. Desde aquí superpuestos a la misma seguiremos subiendo suavemente hacia Penasillás. En medio, a 1 km de Lucenza, queda Vilaseco, que ya se nos ofrece a la vista.

3. Vilaseco - Penasillás - 1.6 Km

Seguimos subiendo suavemente y, llegando al alto, contemplamos el pintoresco núcleo de Penasillás, que se nos presenta a unos escasos 300 metros, cuesta abajo, sobresaliendo su capilla. Es obligada la parada en el centro de la plaza, donde se ubica la capilla y un peto de ánimas de proporciones mayores que los otros dos anteriores que pudimos ver a lo largo del camino por tierras chantadinas. Saliendo de la plaza, hay otro peto de ánimas, más antiguo, que aparece incrustado en la pared del cierre de una vivienda. Ambos petos parecen anunciarnos que nos encomendemos a todas las ánimas, para que podamos afrontar el duro camino que se nos presenta hasta llegar a la cumbre del monte Faro.

Aquí, también se puede ver un pozo y horno comunal, recientemente restaurados. El lugar cuenta con casa de turismo rural.

4. Penasillás - Ermita de O Faro - 4.0 Km

Salimos de Penasillás y tras cruzar la carretera. La LU-202, seguimos de frente y cogemos un camino empedrado con una gran pendiente. El camino, seguirá subiendo a través de anchas pistas forestales, por las que se ha optado, tras haberse perdido el camino antiguo, con la repoblación forestal. Una ruta que actualmente utilizan los devotos de Nuestra Señora del Faro, cada 8 de septiembre, para llegar hasta la ermita que guarda su imagen.

A 2, 5 kms, llegamos a la carretera, donde se levanta un monolito en piedra, donde hay escrito un poema al monte Faro, por el poeta chantadito, Pablo Rubén Eyré, realizado en 1976. El lugar se conoce por Chao de Seixas. Desde aquí se sigue la carretera en un continuo ascenso que nos conducirá hasta la ermita de Nuestra Señora de O Faro.

Para acceder a la capilla, dejaremos la carretera y cogeremos a la izquierda el camino de hierba enmarcado por cruces de granito, que conforman un vía crucis. Este recorrido, de unos 300 metros, se le conoce por “Camino de la Virgen”, que muchos devotos utilizan subiendo de rodillas. El origen de esta gran devoción que se profesa a la Virgen de O Faro, se supone que fue simultánea a la cristianización de la zona, en el siglo VI.

El esfuerzo que hemos realizado para llegar a esta altitud que sobrepasa los 1.100 metros, queda compensado al contemplar una de las vistas más impresionantes que hay en Galicia, que abarca paisajes de las cuatro provincias gallegas, si bien no está habitado.

5. Ermita de O Faro - Camba - 7.7 Km

Retomaremos nuestro camino, bien saliendo de la ermita y cogiendo la carretera que baja hacia la derecha, encontrándonos un mojón que marca el punto kilométrico 81,2; o bien, bajando por “el camino de la Virgen” hasta la carretera asfaltada, para subir unos 100 ms y encontrarnos el mojón que marca el km 81,2.

Desde aquí se continúa por la carretera de la derecha, que en descenso sigue la línea de los aerogeneradores, limitándonos estos por la izquierda. A lo largo de la continua y fuerte bajada podemos contemplar unas excelentes vistas.

Tras recorrer unos 5 kms, llegamos al puente, que cruza el corredor rápido que cruzaremos para seguir de frente, la línea de los aerogeneradores, por una pista ancha de tierra. A unos 500 metros, a nuestra izquierda, encontramos un mojón de altas proporciones indicándonos el Camino de Invierno por Rodeiro.

Desde este punto, se inicia un suave descenso hacia el Pazo de Camba, por un camino de tierra, flanqueado de robles, desembocando en la carretera que seguiremos durante un pequeño tramo, para llegar a la Casa de Camba que vamos viendo al frente.

6. Camba - Río - 1.3 Km

Dejamos Camba para seguir por el valle de la Ermida donde, a pocos metros, hay un marco jurisdiccional de la Casa de Camba con sus armas.

Pronto llegamos a Río, una vez cruzada la carretera de Rodeiro a Antas de Ulla. Seguimos por un tramo con abundante vegetación autóctona de robles, castaños y salgueiros.

7. Río - Rodeiro - 3.9 Km

Seguimos hacia Mouriz, prácticamente llaneando, por un estrecho y pedregoso camino para continuar por la carretera que va de Río a Mouriz. El lugar cuenta con una fuente de piedra donde podemos refrescar y saciar nuestra sed.

Enseguida llegamos a Rodeiro, encontrándonos con la Casa Consistorial, que fue levantada sobre las ruinas de una Fortaleza.