Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Castellano-Aragonés

Camino Castellano-Aragonés

Volver

Etapa

5

Tramos

Pozalmuro - Soria

37.5 Km

1. Pozalmuro - Masegoso - 3.6 Km

Salimos de la Plaza Mayor de Pozalmuro dispuestos a afrontar una etapa que puede ser muy dura, sobre todo si la acometemos en los calurosos días de verano; sin apenas sombras y por territorio casi despoblado, no hay que olvidarse de llevar agua suficiente.

Por la calle de En Medio, primero, y después por la Calle Cuestecilla, a la izquierda, nos dirigimos a la Iglesia. La bordeamos por la izquierda y tomamos el camino agrícola que nos lleva al despoblado de Masegoso. Aquí empezamos a tomar un contacto muy directo con una triste realidad soriana, la despoblación.

2. Masegoso - La Pica - 7.1 Km

Proseguimos el camino por lo que fue la calzada romana en dirección Oeste. La calzada iba a Numancia pasando por Aldealpozo; y esa dirección lleva también el camino aunque dos kilómetros y medio antes de llegar a este pueblo nos desviamos a la izquierda para dirigirnos a La Pica, otro despoblado situado al pie de la sierra del mismo nombre, coronada de aerogeneradores que susurran sin cesar sobre este rincón que parece olvidado de la mano de Dios.

3. La Pica - Omeñaca - 4.1 Km

Saliendo de La Pica, el camino gira casi 90º a la derecha y se dirige ascendiendo suavemente por el Camino del Campo hacia Omeñaca. Se llega a la carretera SO-V-3613 y se toma, girando a la izquierda, hasta el pueblo.

4. Omeñaca - Tozalmoro - 4.4 Km

Salimos de Omeñaca por la Calle Real continuando por el camino del Crucifijo, bordeando una plantación de arbolado que queda a la izquierda. Pasado algo más de un kilómetro, rodeados ya de árboles por ambos lados, nuestra ruta hace un quiebro a derecha y poco después a izquierda para ir, casi recto, a incorporarnos al camino de Peroniel que nos lleva a Tozalmoro a unos 900 metros.

5. Tozalmoro - Fuentetecha - 3.1 Km

Abandonamos Tozalmoro por el camino que, junto a la iglesia, sale dirección Oeste hacia Fuentetecha. Es un trayecto casi recto de 2,8 Km. sin apenas altibajos; discurre en altitudes cercanas a los 1.100 m.

Se entra en Fuentetecha por la Calle de Arriba.

6. Fuentetecha - Fuensaúco - 2.7 Km

De Fuentetecha salimos hacia el Norte por la Calle Real, tomando la carretera SO-V-3611. La abandonamos a los 320 m. para tomar a la izquierda el camino que nos lleva a Fuensaúco, donde llegaremos después de cruzar la N-122. Precaución, es un cruce peligroso.

7. Fuensaúco - Ontalvilla de Valcorba - 3.6 Km

De Fuensaúco se sale por el antiguo «Camino de Soria» hacia el Oeste arrancando, precisamente, en la misma iglesia. A poco más de un kilómetro el camino quiebra 90º a izquierda y se dirige perpendicular a la N-122.

A pesar de que no se indica así en el plano, en épocas en las que la hierba esté muy alta, puede resultar incómodo para el ciclista seguir por el camino trazado y puede ser mejor alternativa tomar ya la carretera para dirigirse a Soria.

Se cruza la N-122 y se prosigue recto unos cien metros, para girar primero a la izquierda y poco después a la derecha, continuando recto en dirección a Ontalvilla de Valcorba, adonde se entra por la Calle Real, junto a la iglesia

8. Ontalvilla de Valcorba - Soria - 9.1 Km

Salimos del pueblo hacia el Sur por la Calle Real y giramos a la derecha por el Camino de Soria hasta la N-234. Si ha llegado hasta aquí el ciclista, es muy aconsejable que tome la carretera para dirigirse a Soria. El peatón deberá cruzar la carretera y andar treinta metros por el arcén izquierdo hasta un camino que se dirige al Sur, girando más de 90º a la izquierda.

A unos 500 m. cruzamos la vía férrea, ya en desuso, y a la derecha, por la senda del margen izquierdo, nos dirigimos hacia Soria atravesando las obras de explanación de lo que será el futuro Polígono Industrial de Valcorba.

A algo más de 5 Km. llegamos al puente de hierro sobre el río Duero. Hemos de bajar al Paseo de San Saturio y, por muchas ganas que tenga ya de llegar a la ciudad, reflexionar un momento. Aquí, al trayecto que va de la ermita de San Saturio (río abajo, a la izquierda), a San Polo y al claustro San Juan de Duero (siguiendo el camino, a la derecha), le cantaron poetas tan ilustres como Gustavo Adolfo Bécquer (las leyendas de «El Claro de Luna» y de «El Monte de las Ánimas» están ambientadas junto a este Camino), Antonio Machado (en «Campos de Soria» nos habla de los nombres grabados por los enamorados en los álamos de la ribera del Duero que tenemos delante) y Gerardo Diego (Río Duero, río Duero, nadie a acompañarte baja...).

Salimos de este mágico sitio que nueve siglos atrás fue la morada de Templarios (en San Polo) y de Hospitalarios (en San Juan de Duero) por el Puente de Piedra y nos dirigimos a la Concatedral de San Pedro.

Estamos ya en Soria, la gran desconocida.