Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Vía Augusta

Vía Augusta

Volver

Etapa

2

Tramos

Puerto Real - Jerez

27.0 Km

1. Puerto Real - El Puerto de Santa María - 12.5 Km

Se abandona Puerto Real por la céntrica calle La Plaza. Azulejos con los símbolos jacobeos indican el camino dirección oeste hacia zona de urbanizaciones y el polígono El Trocadero. La senda salva autopista y vía del tren, para llegar a la Facultad de Ciencias de la Universidad de Cádiz y la entrada al Pinar de La Algaida. Una señal jacobea indica que nuestra senda discurre por él.

Durante el primer tramo por este Parque Metropolitano disfrutaremos de un sotobosque muy bien conservado recorriendo el sendero denominado “Pinar de La Algaida-Salina Desamparados” (7 kms). En la primera bifurcación, y a pesar de que las señales son confusas (indican izquierda y derecha), se toma el camino de la derecha para alcanzar la orilla del “Caño del Río San Pedro”. Esta opción combina pinar, vegetación y marisma, además de ser la más próxima a la traza histórica de la Vía.

Al llegar a la conocida “Venta el Macka”, ya en la orilla portuense del Caño, los peregrinos que lo deseen pueden desviarse algo menos de 500 m para visitar el Centro de Interpretación del Parque, la “Casa Los Toruños”.

La continuación es por la acera paralela a la carretera, (Avda. de Madrid), por la zona conocida como Valdelagrana. Se suceden chalets, las instalaciones del antiguo hotel “El Caballo Blanco” (abandonado), luego el Estadio Municipal de Fútbol, una rotonda con la carabela “La Niña” (una de las tres del primer viaje colombino) y, finalmente, la entrada a la población, atravesando el Guadalete por la zona de Pozos Dulces (monumento con fuente), donde finaliza este primer tramo.

El peregrino que lo desee puede sellar su credencial en el Convento del Espíritu Santo (junto a la rotonda de entrada) y tomarse un descanso en El Puerto de Santa María, cuya Ribera del Marisco tiene muy cerca.

2. El Puerto de Santa María - Jerez - 14.5 Km

Desde la rotonda-fuente de Pozos Dulces se abandona la ciudad, dirección norte. Caminamos por la acera derecha de la vía de entrada desde Jerez, siendo los hitos sucesivos: Estación de FF.CC., Monasterio de la Victoria y rotonda con estatua de Rafael Alberti. En ésta se abandona la carretera N-IV para tomar a la izquierda la Avda. de la Guardia Civil, luego a la derecha por la calle Pintor Juan M. Sánchez y se enlaza con el Camino del Juncal, cuya dirección ya es claramente hacia el norte.

De forma recta pasamos bajo el viaducto de la variante a Rota y Sanlúcar, y junto a los aparcamientos de un conocido centro comercial (derecha). Tras cruzar la carretera de la Cañada del Verdugo, ascendemos el último tramo del Camino del Juncal, primer escalón de la Sierra que tenemos enfrente, que nos lleva hasta las últimas construcciones de El Puerto y el Casino Bahía de Cádiz.

Llegados a este punto, se continúa subiendo, primero por pista de asfalto, hacia el antiguo Convento de Las Beatillas (reconocible por su característico color “rojo sangre de toro”, reconvertido en instalaciones hosteleras sin uso actualmente) y se alcanza el punto más alto de la jornada.

Merece la pena detenerse en la divisoria y contemplar, hacia el sur, las marismas de la Bahía de Cádiz, sus caños, esteros y salinas, en una vista inigualable. Es el adiós al olor a sal que nos ha venido acompañando desde la capital gaditana. Hacia el norte, la bella y extensa ciudad de Jerez, adonde nos dirigimos.

Se crestea por la divisoria para iniciar un ligero descenso por la trasera del Parque Acuático, hasta enlazar con el puente que salva la autovía El Puerto-Jerez. Se cruza para alcanzar un carril de servicio al otro lado de la Sierra, paralelo a la autovía, el cual se vuelve pista y pasa junto a las fincas “Olivar Matajaca” y “Matacardillo”. Entre ambas hay que rodear unas instalaciones de mantenimiento de carreteras. A continuación las instalaciones de “Sherrygolf” y las primeras urbanizaciones, por la calle Alemania. Ya por asfalto entramos en la zona comercial de Jerez-Sur.

Por zona de intenso tráfico (¡atención!), naves comerciales y bodegas alcanzamos la rotonda de “Cuatro Caminos”. Aquí tomamos, en diagonal izquierda, la “Cuesta de la Chaparra”, entre los jardines de añejas edificaciones bodegueras que despiden sus intensos aromas, hasta alcanzar la antigua “Puerta de Rota” de la población.

Por la Ronda del Caracol y Plaza de la Merced se llega a la basílica de esta advocación -patrona de la ciudad- y, finalmente, por la calle Mercedes a la Iglesia-Parroquia de Santiago, en el castizo barrio del mismo nombre, fin de esta segunda etapa. Se puede sellar la credencial en el despacho parroquial (calle Muro), ya que este bello templo, lamentablemente, está cerrado por obras.