Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino desde Castellón

Camino desde Castellón

Volver

Etapa

1

Monumentos

Castellón

Ayuntamiento de Castellón

Más información

Con los años se realizaron ampliaciones y reformas. Entre ellas cabe destacar la capilla de las prisiones y las propias prisiones, terminadas en 1806; así como la importante reforma del salón de Sesiones, que incluía la decoración de su techo con una pintura alegórica a la ciudad de Castellón.

Tras la guerra civil, se reforman las fachadas laterales y la principal, desapareciendo definitivamente las dos torres que había, así como el antepecho que fue sustituido por una balaustrada; se quitaron los canalones y balcones de piedra, sustituyéndose estos últimos por otros de fundición. Las últimas reformas fueron en 1951-1953 y 1969, con Manuel Romaní Miquel.

Es un edificio exento de volumetría paralelipédica, organizado en alzado por tres cuerpos claramente diferenciados por las cornisas que los separan.

La planta baja se constituye por un pórtico de arcos de medio punto, moldurados y alternados con pilastras con capiteles de orden toscano con un total de cinco arcos, continuándose con uno más en cada alzado lateral. La primera planta, en la cual continúa la división vertical mediante pilastras corintias con entablamento liso, viene caracterizada por la disposición de tres balcones –el central corrido- con cinco vanos coronados por frontones triangulares partidos por un remate piramidal, y alternos con frontones semicirculares con decoración de veneras, separados entre sí por pilastras y capitales compuestos.

El tercer nivel, de dimensiones más reducidas, se separa del anterior por una cornisa volada, continúa la división vertical con el uso de pilastras corintias con entablamento. Un total de cinco balcones sencillos, más pequeños que los del piso principal, se abren a la Plaza Mayor, encontrándose éstos flanqueados por dobles pilastras en los extremos y simples en los extremos. Un antiguo antepecho balaustrado remata el edificio.




Torre Campanario El Fadri

Más información

Se trata de una torre campanario exenta, de planta octogonal con una altura aproximada de 60 metros. Esta dividida en cuatros cuerpos, que al interior se corresponden con la cámara del reloj, la prisión del eclesiástico, la vivienda del campanero y la cámara de las campanas. Estos cuatro cuerpos interiores no se corresponden con las líneas de cornisas exteriores. En la parte superior se encuentra un antepecho, decorado con ocho gárgolas.

La torre remata con un chapitel de 1735, replica del original destruido en 1656, es de planta triangular con pilastras de orden toscano cubierto con teja azul, y rematado con una veleta colocada en 1860. Al interior una escalera de caracol con intradós discontinuo permite acceder a los distintos pisos de la torre, cuyas estancias poseen cubierta abovedada en piedra. El acceso a la torre se realiza a través de una portada adintelada con una hornacina en la parte superior flanqueada por volutas, y un frontón triangular en la parte superior. Bajo los escudos del Reino de Valencia y las Torres de Castellón, hay una inscripción en el dintel que hace referencia a la construcción de la torre entre 1591 y 1604.

El Fadrí está catalogado como Bien de Interés Cultural, y figura inscrito en el patrimonio Nacional y en el patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana.




Correos y Telégrafos

Más información

Es un edificio administrativo construido en el año 1932, obra de los arquitectos Demetrio Ribes Marco y Joaquin Dicenta Vilaplana. Situado en un punto estratégico del entramado urbano de Castellón, con la Avenida de Jaime I al sur y la plaza de Tetuán al norte, su implantación como edificio exento queda reforzada por un volumen de tres plantas con las cuatro esquinas redondeadas que produce una imagen muy unitaria y de gran contundencia.

La iniciativa del edificio de correos de Castellón forma parte de un programa estatal de 1909, con el que se pretendía dotar de un nuevo edificio para esta actividad a cada una de las capitales de provincia.

El ladrillo, la cerámica y el vidrio constituyen los principales elementos de las fachadas de esta construcción, que recuerda la tradición musulmana.




Iglesia Concatedral de Santa María de la Asunción

Más información

Fue devastada durante la Guerra Civil española de 1936 y demolida en la posguerra. De su antigua construcción sólo quedan dos portales laterales. El arquitecto Vicente Traver comenzó su restauración y en los últimos años se le ha dado un gran empuje siguiendo el modelo gótico.



Se empezó su construcción en el siglo XIII y fue reconstruida nuevamente tras un incendio en el siglo XIX. Cuenta con obras artísticas importantes entre las que cabe destacar la Purísima de Esteve Bonet así como lienzos de Ribalta y Oliet. Muy valiosas son algunas obras de orfebrería valenciana, especialmente cruces procesionales del siglo XVIII.




La Farola

Más información

En 1.876 se construyó el paseo adjunto, llamado de la Alameda y, más tarde, del Obelisco, siendo trazado por el arquitecto Godofredo Ros de Ursinos.



La emblemática Farola data de 1.929 que, entre bellos edificios modernistas e historicistas, construyó el arquitecto Maristany sobre el lugar de la coronación de la imagen de la Patrona de la Ciudad, la Madre de Déu del Lledó.




El Planetario

Más información

El Planetario de Castellón es el primer edificio de estas características que se construye en la Comunidad Valenciana y se ha constituido en uno de los ejes principales en cuanto a cultura de divulgación científica se refiere.



Está situado en el Grau, al comienzo del Paseo Marítimo que se prolonga hasta Benicàssim. Enclavado junto al Mediterráneo y destacando por su cúpula blanca de 25 m. de altura sobre el azul del mar, resulta un marco ideal para el contacto con la ciencia.



Presidiendo el acceso principal al edificio se encuentra la estatua denominada La Hembra del Mar del escultor castellonense Juan Ripollés. Rodeando al edificio hay un espacio dedicado a las exposiciones al aire libre.



En su interior, nada más acceder al vestíbulo, nos encontramos con el Péndulo de Foucault, una sala de exposiciones, una sala de conferencias y los servicios administrativos.



En la planta semisótano podemos encontrar tres salas de exposiciones y, a través de una escalera de caracol situada en el vestíbulo, accedemos a la sala del Planetario, dotada con un proyector de la marca Carl Zeiss. Controlado por ordenador, incorpora un sistema de efectos especiales con el fin de hacer lo más agradable y placentera, a la vez que interesante, la sesión a los asistentes.




Casino Antiguo

Más información

En la actualidad se utiliza en numerosos eventos públicos y privados, para reuniones o banquetes. El edificio adquiere un notable carácter marcado por la volumetría y por los elementos ornamentales que dan la nota de distinción y elegancia.



La fachada principal presenta un perfil escalonado que comienza con la torre en la esquina con la calle en medio y reduce su altura hasta llegar al nivel de dos plantas. La esquina opuesta de la fachada principal también se remata con una torre que absorbe el cambio de alturas con la fachada lateral que vuelca al jardín.



La planta baja se diferencia del resto por su tratamiento como base, con zócalo corrido y acanaladuras horizontales en los paramentos. La separación intencionada de esta planta se produce a través del balcón corrido con balaustrada que marca el inicio de la composición de las plantas superiores. En estas plantas los huecos verticales son reforzados por elementos ornamentales trabajados en piedra.



Ejemplo de edificio significativo por su función, ubicación y como caso muy bien resuelto, de un proyecto de reforma. Este edificio se convierte en uno de los más representativos de Castellón, coincidiendo con la primera obra de un arquitecto de gran trayectoria profesional como es el caso de Francesc Maristany Casajuana.




La Lonja del Cáñamo

Más información

La Lonja del Cáñamo fue construida entre los años 1606 y 1617 por Francisco Galiança. Se construyó sobre una base rectangular y formada por doble logia con un par de arcadas en cada plano. Se trata de un edificio con notables muestras de vocabulario italiano y con pautas del Renacimiento tardío. Se construye un espacio semiabierto cuadrangular, abierto en dos de sus frentes por cuatro arcos apoyados en columnas toscanas.



En 1792 el edificio presenta un estado avanzado de deterioro y se decide su puesta en venta. Por esta razón, el edificio adquiere una característica particular: la base es de propiedad municipal para uso público y la construcción de arriba pertenece a una familia.



La nueva construcción presenta pinturas de Joaquin Oliet. En 1906 se vende la Lonja, que pasa a ser una propiedad privada. Los nuevos propietarios le otorgan un carácter ecléctico y un estilo academicista. Vicente Castell se encarga de la remodelación pictórica, manteniendo las alegorías de Oliet e incorporando motivos pompeianos. En 1984 se declara monumento histórico-artístico.



La Universidad Jaume I adquiere el edificio en 1999 y lo convierte en un centro cultural y educativo. Las últimas intervenciones arquitectónicas tratan de seguir con total fidelidad la acumulación de los diversos estilos que han convivido en el edificio a lo largo del tiempo. Se trata pues de un lugar de Interés Cultural, registrado como Patrimonio Nacional y Cultural de la Generalidad Valenciana.




Torre Alonso

Más información

Se trata de un excelente ejemplo de las diversas torres de defensa de la zona. Presenta un potente torreón cuadrado y almenado. Además de ésta, existieron otras torretas similares, que han sido derribadas en la mayor parte de los casos para realizar nuevas construcciones.



La Torre de Alonso está catalogada como Bien de Interés Cultural, y figura inscrita en el patrimonio Nacional y en el patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana.



Participó activamente en la Guerra de las Germanías a favor de los sublevados, por lo que tras su derrota a manos del duque de Segorbe la ciudad fue saqueada y sus cabecillas ajusticiados.



Durante la Guerra de Sucesión mantuvo la causa del archiduque Carlos. Hasta esa fecha hay constancia de que Castellón estaba amurallada, pero tras la derrota de Almansa el duque de Berwick exigió el derribo de las fortificaciones.



En el transcurso de la Guerra de la Independencia Castellón fue escenario de numerosas acciones de armas. Tomada por el mariscal Suchet, los franceses permanecieron en ella hasta 1814, a pesar del hostigamiento del guerrillero franciscano apodado 'El Frare'. Durante las Guerras Carlistas se mantuvo fiel a Isabel II, por lo que fue sitiada en repetidas ocasiones por las tropas del general Cabrera.




Plaza de Toros

Más información

La construcción de la Plaza de Toros de Castellón comenzó en 1885, pero no fue hasta el 2 de julio de 1887 cuando se produjo su inauguración. Fue construida por D. Manuel Montesinos Alardins, para los propietarios: D. Hipólito Fabra, D. Joaquín Calduch, D. Juan Fabregat, D. Joaquín Fabregat, D. Luciano Ferrer y D. José Ripollés. El escultor D. José Viciano Martí realizó el medallón en bronce en el que destaca la cabeza de un toro para la fachada principal, el mismo que construyó la estatua del Rey Don Jaime de nuestra ciudad.



Tiene una capacidad de 13.000 espectadores, y ocupa una superficie de 10.185 metros cuadrados. Presenta una fachada con grandes arcos de ladrillo aplantillado en la planta inferior, correspondidos por ventanales bíforos en la superior.



La primera corrida se celebró el 3 de Julio de 1887 con toros de la ganadería del Duque de Veragua, para los reyes del toreo “Lagartijo” y “Frascuelo”, con un lleno hasta las banderas, ese día Castellón era una gran capital en día de toros.




Basilica del Lledó

Más información

Aunque se encuentre un poco alejada del centro histórico, no por eso deja de ser urbana la Basílica de la Mare de Déu del Lledó. Se encuentra al final de un bonito paseo, ahora en zona de pleno crecimiento urbano, y en cuyos aledaños se están construyendo los parques Lledó y Rafalafena además del Auditorio, con lo que la zona se va a convertir en un espacio de ocio y esparcimiento importante.



El origen de la actual basílica se remonta a una capilla del siglo XIV que se erigió para dar honor al hallazgo de la imagen hecho por el labrador Perot de Granyana, que es, desde el año 1922, la patrona de la ciudad. El ermitorio ha sufrido continuas ampliaciones y mejoras, perteneciendo la fachada actual al siglo XVI.



En su interior hay una serie de azulejos que representan las ermitas de todo el término municipal, además de pinturas, mantos y tallas de los siglos XVII y XVIII, y piezas de orfebrería. De época actual, hay un retrato de Traver Calzada muy interesante. En la plaza exterior hay algunos ejemplares del lledoner (almez) árbol mítico de la ciudad.




La Magdalena

Desierto de las Palmas

La Pobla Tornesa

Iglesia parroquial San Miguel Arcángel

Más información

Comenzó a construirse en el año 1734. En el interior del templo se encuentra un espectacular cuadro de Amat Bellés.




Monte Bartolo

Más información

Desde esta altura, un eminente científico galo trazó, a principios del siglo XIX, el paso del meridiano de Greenwich. Esta línea divisoria del globo terráqueo cruza todo el término de Puebla, tal y como señalan los paneles instalados en el desvío de la carretera.