Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino desde Castellón

Camino desde Castellón

Volver

Etapa

9

Monumentos

Andorra

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora

Más información

Es un edificio de notables dimensiones, de nave única con capillas entre los potentes contrafuertes y cabecera recta al exterior y poligonal al interior. Fue construida entre finales del siglo XVI y principios del siglo XVII siguiendo un proyecto unitario.



La fábrica está realizada en sillar de piedra arenisca, a excepción de la torre situada en el ángulo suroriental, que combina el sillar en sus dos cuerpos inferiores con el ladrillo en los dos superiores, fruto de una ampliación de mediados del siglo XVII. En esta torre se combinan la planta cuadrada del primer cuerpo con la octogonal de los restantes, haciéndose la transición por medio de torreoncillos de ángulo. Asimismo se combinan elementos de un incipiente barroco con otros de tradición mudéjar.



Al exterior destaca la fachada monumental realizada en clave manierista. Se trata de una portada-retablo articulada en dos pisos separados por un entablamento y coronada por un ático cerrado por un frontón mixtilíneo que cobija la imagen de un crucificado.




Ermita de la Virgen del Pilar

Más información

La ermita de la Virgen del Pilar en Andorra (Provincia de Teruel) es una construcción que, partiendo de un núcleo original románico del siglo XII, sufrió diversas reformas y ampliaciones entre los siglos XIV y XVI hasta alcanzar su aspecto actual, caracterizado por algunos elementos típicos del llamado Gótico del Bajo Aragón.



Tiene fábrica de sillar bien escuadrado. Consta de una nave única con dos capillas laterales comunicadas entre sí en el lado de la Epístola, a modo de pequeña nave lateral, y cabecera recta. Asimismo se añadió otra capilla a los pies, de planta cuadrada, que crea una cierta asimetría en la fachada de los pies. En dicha fachada occidental se abre una sencilla portada en arco de medio punto dovelado sobre la que se observa un óculo de iluminación.



Tanto el exterior como el interior destacan por su sobriedad. En el interior llama la atención la decoración de las ménsulas de las que parten los nervios que forman las bóvedas de crucería, así como los motivos heráldicos de las claves de las mismas que, por otro lado, aparecen decoradas con pintura mural.




Ermita de San Macario

Más información

La ermita de San Macario está situada en lo alto de un cerro, desde donde se domina toda la población. Es una obra de mampostería de planta rectangular con una nave central de tres tramos reforzada por gruesos muros y cabecera cuadrada. Las naves se cubren con bóvedas de medio cañón con lunetos y la cabecera con cúpula sobre pechinas. Junto a la puerta de entrada hay un atrio pequeño que se cubre con una cúpula de pechinas decorada con pinturas de santos y angeles desnudos; pinturas de expresión popular y local. En la actualidad se utiliza como hospedería una parte aneja a la ermita.




Horno de Pan-Cocer

Más información

El horno de pan cocer es un edificio en esquina de sillería, con gran puerta de entrada en arco de medio punto de dovelaje de de gran tamaño. Pequeña ventana en uno de los muros y busto de José Iranzo. Edificio de dos plantas, de espacios diáfanos y versátiles para la colocación de las piezas. Se conserva el horno original. Al interior, destacan dos arcos apuntados que sostienen la estructura.




Poplado Ibérico de El Cabo

Más información

El poblado ibérico de El Cabo está situado en una de las laderas del monte de San Macario, que es el monte que hay encima de la localidad de Andorra. La localización original del nucelo urbano ibérico fue destruido debido a los movimientos de tierras de una explotación minera de carbón a cielo abierto. Antes de su destrucción, los elementos más destacados fueron numerados y se trasladó y reconstruyó el poblado en la ladera del monte San Macario.

Sin embargo, su emplazamiento original es un alto situado a unos 2 km al oeste de la localidad de Andorra. Se trata de un poblado ibérico que data de mediados del siglo V a.C. en el que han sido halladas aproximadamente cuarenta casas de planta rectangular subdivididas en pequeños espacios interiores. Estaba rodeado por un ancho muro defensivo con torreones, una entrada estrecha en recodo y un camino de ronda perimetral. En la parte más elevada se levantan dos espacios de mayor tamaño, uno quizás fue la vivienda de la familia principal del poblado y el otro pudo ser un edificio de uso público o un almacén. El poblado de El Cabo fue excavado por José Antonio Benavente y Fernando Galve en 1999




Casa de los Alcaine

Más información

dificio de ladrillo de cuatro plantas que presenta la clásica composición habitual en la zona. En el primer piso se abre la portada de medio punto; en el segundo, dos sencillos vanos con balcones que no sobresalen del muro, y en el tercero, una galería de arcos doblados sobre una moldura longitudinal. En época posterior se ha recrecido el edificio con un ático. Una línea de imposta se sitúa en el segundo piso, interrumpida por los huecos de los balcones y decora la fachada un escudo nobiliario sobre la clave de la portada.

Al interior, la planta baja consta de un hall de entrada, con columna y viga de madera de molduras decoradas. Alrededor del mismo distintas estancias. La escalera, con luz cenital, articula el edificio. En la primera planta, a la izquierda se articula una vivienda en forma de L en torno a un patio interior empedrado.
A la derecha, los salones del antiguo casino (dos comunicados entre sí por puertas de madera). El segundo piso presenta a la izquierda otra vivienda en forma de L. Siguiendo la escalera encontramos una puerta que comunica con una buhardilla, que se corresponde con el recrecimiento del edificio tras la guerra civil. Por último, una segunda buhardilla más amplia, antecedida por una curiosa sala circular cubierta con cúpula y linterna, que alberga una chimenea y servía de observatorio astronómico.




Central térmica de Andorra

Más información

La central consta de un almacenamiento de carbón, una chimenea, una instalación de elevación de cenizas y tres grupos de generación. Cada uno de los grupos de generación tiene una potencia de 200 MW y dispone de una caldera, turbina y torre de refrigeración independiente. Entró en funcionamiento en el año 1981 y tiene una potencia de 1.101,4 MW.

La chimenea de la central térmica de Andorra tiene una altura de 343 m; y el lignito empleado como combustible contiene alrededor de un 7% de azufre. La central consta de tres grupos de generación, cada uno de los cuales con una capacidad de 200 MW. En 1992 la central térmica de Andorra fue equipada con filtros que eliminarían más del 90% del dióxido de azufre generado en la combustión en 2008, según fuentes de la propia Endesa.




Albalate del Arzobispo

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Más información

La Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción es un templo del siglo XVI de estilo gótico renacentista, edificado en el mismo lugar en que se encontraba una iglesia anterior que fue demolida. Del edificio original se conserva la torre mudéjar cuya orientación difiere ligeramente respecto al nuevo templo.

La parte inferior de la torre es de planta cuadrada, mientras que la superior es octogonal. La fábrica de la iglesia es de piedra sillar hasta la mitad de la altura de los muros, donde ésta es sustituida por ladrillo. Su planta consta de tres naves de cuatro tramos cada una y cabecera recta con dos estancias laterales, todo ello cubierto con bóvedas de crucería estrellada.




Santuario de Nuestra Señora de Arcos

Más información

Una de las características más importantes de esta construcción es su forma de combinarse con el paisaje en el que se haya ubicado.



El santuario es un complejo de edificaciones entre las que destacan:

La iglesia,

La hospedería, situada en la parte sur,3 de planta alargada y una dimensiones en las que destaca su poca anchura pese a contar con tres alturas, y

los edificios anexos, como las salas de reuniones, las cocinas etc., que comparten características con la hospedería, destacando la fábrica de tapial.

La construcción de todo el complejo es semejante tanto en estilo como en materiales en donde se utiliza mampostería de piedra del lugar, ladrillo y tapial.

Para acceder al complejo hay que entrar por la parte norte del mismo subiendo una amplia escalinata que acaba en un atrio abierto formando una terraza, al que se accede atravesando un arco.

La iglesia, que se ubica en la zona oriental de la plataforma rocosa sobre la que se construyó el complejo,1 data del siglo XVII y presenta una planta en la que se pueden distinguir dos partes claramente diferenciadas y separadas por un cancel. En la primera parte de la planta ésta presenta tres naves con cuatro crujías cada una de las naves. La cubierta de la nave central es una bóveda de arista, mientras que la de las naves laterales, en las que se abren las capillas laterales en los contrafuertes, es una bóveda de cañón en la que se abren lunetos para la iluminación interior.



Por su parte tras el cancel se encuentra la capilla mayor, ubicada a nivel más elevado y presentado una planta cuadrada cubierta con una cúpula semiesférica de considerables dimensiones. Tras el altar se localiza el camarín de la Virgen de Arcos, cuya imagen original desapareció durante el conflicto civil del 36



La decoración interior de la iglesia es típica barroca, pintada en tonos vivos en las bóvedas y pilares, utilizándose yeserías con motivos geométricos y vegetales que nuevamente se pintan con colores vivos.




Castillo Palacio Arzobispal

Más información

El castillo de Albalate del Arzobispo comenzó a construirse en el siglo XIII pudiéndose afirmar que a mediados del siglo XIV ya estaba realizaba la mayoría de la obra, pese a que en siglos posteriores se realizaron modificaciones y actuaciones. Hay autores que consideran que el castillo se eleva sobre una antigua fortaleza musulmana de la que no queda actualmente ningún resto.





Se trata de una obra de fábrica de piedra de sillar y ladrillo, presentando decoración realizada en cerámica. Podría catalogarse como un castillo gótico de carácter feudal que se utilizaba tanto como construcción defensiva como palacio residencial, teniendo este último carácter más importancia en la mayoría de las circunstancias. De este modo el castillo era símbolo del prestigio y poder del señor que en él habitaba marcando, la diferencia con el resto de la población del lugar.





El recinto presentaba murallas que con el devenir del tiempo se modificaron y ampliaron, sobre todo durante el siglo XIX, utilizando para ello los materiales que se obtenían de otras construcciones y también materiales nuevos.





Los edificios situados al noroeste presentan una diferencia de nivel con respecto al resto, diferencia que se trata de salvar mediante una enorme bóveda de cañón apuntada. Por su parte la zona suroeste presenta como cubierta una bóveda también de cañón, pero en la que se emplean arcos torales, que no se han conservado, salvo uno, completos.





La zona palaciega como hemos dicho consta de dos plantas, en la baja puede observarse una estancia de planta rectangular cubierta con una gran bóveda de cañón apuntado. Tiene tan solo tres ventanas orientadas todas ellas al sudeste, pudiéndose describir las mismas como estrechas abocinadas y de una sola luz, Lo más destacado de estos vanos es sin duda su decoración que presenta tracería basada en tres lóbulos. En el piso superior se encuentra uno de los elementos más destacados del palacio, la capilla




Ermita de San José

Más información

Se trata de una construcción del XVIII, de sillería y ladrillo, situada al sur de la población, en un altozano. Está formada por una nave de cuatro tramos que se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos y una cabecera cuadrada con cúpula sobre pechinas. En la fachada presenta un amplio pórtico de cinco arcos cubiertos que se

completa con tres arcos ciegos, un óculo y una espadaña entre pilastras. Domina el conjunto un cimborrio octogonal con una linterna de ladrillo. En su interior se conservan pinturas murales de

gran interés por su factura popular, especialmente las imágenes de los cuatro evangelistas pintados en las pechinas. También hay decoración mural en las bóvedas.