Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Los Caminos / Camino Mozárabe desde Málaga

Camino Mozárabe desde Málaga

Volver

Etapa

1

Monumentos

Málaga

Castillo de Gibralfaro

Más información

El antiguo recinto fenicio contenía un faro que da nombre al cerro Gibralfaro (Jbel-Faro, o monte del faro). Fue Abderramán III quién transformó en fortaleza las antiguas ruinas existentes desde antes de la llegada de los romanos. La fortaleza fue ampliada y convertida en alcázar por el rey nazarita Yusuf I en el año 1340. El castillo fue objeto de un fuerte asedio por parte de los Reyes Católicos durante todo el verano de 1487. Tras el asedio, Fernando el Católico lo tomó como residencia, mientras que Isabel I de Castilla optó por vivir en la ciudad.

Se construyó para albergar a las tropas y proteger la Alcazaba en los asedios, debido al uso generalizado de la cima del cerro por la artillería.

Actualmente el castillo es visitable, y desde su torre del homenaje se pueden observar unas magníficas vistas de la ciudad de Málaga, y en días claros es posible divisar algunos montes de la cordillera del Rif (en África) y el estrecho de Gibraltar.




Alcazaba de Málaga

Más información

La alcazaba de Málaga (del árabe al-qa?bah, al kasbah, 'ciudadela') es una fortificación palaciega de la época musulmana, construida sobre una anterior fortificación de origen fenicio-púnico. Se encuentra en las faldas del monte Gibralfaro, en una posición elevada pero contigua y unida al centro histórico de la ciudad, lo que constituía la antigua madina de Malaqa, y en cuya cumbre se halla el Castillo de Gibralfaro.

Ocupaba el extremo oriental del desaparecido recinto amurallado de la ciudad, de manera que los frentes de mediodía, poniente y norte quedaban a intramuros. Su superficie actual de 15.000 metros cuadrados no alcanza ni siquiera la mitad del tamaño que poseía en su época de esplendor, como demuestran los planos históricos conservados.

Según el arquitecto restaurador, D. Leopoldo Torres Balbás, la Alcazaba de Málaga es el prototipo de la arquitectura militar del periodo taifa, siglo XI, con su doble recinto amurallado y gran cantidad de fortificaciones, siendo su único paralelo el castillo del Crac de los Caballeros, fortaleza levantada en Siria por los Cruzados entre los siglos XII y XIII

La Alcazaba de hoy día es el resultado de un largo proceso histórico que podría dividirse en cuatro etapas: El periodo árabe, del siglo X al siglo XV; Tras la Reconquista hasta el siglo XVIII; el del abandono de su estructura militar y deterioro, que abarcaría el siglo XIX hasta los comienzos del siglo XX; y el de su recuperación como Monumento Histórico Artístico desde la década de 1930 hasta nuestros días.




Teatro Romano

Más información

El Teatro Romano de Málaga fue una edificación promovida por el emperador Cesar Augusto, en la ciudad romana de Malaca, actual Málaga, España. Su construcción se produjo en el siglo I a. C. y se encuentra al pie del monte Gibralfaro, junto a la Alcazaba, en la calle Alcazabilla. Es Bien de Interés Cultural desde 1972

Tiene sus orígenes en el siglo I a. C., en el periodo de la Hispania romana, cuando Málaga formaba parte de la provincia de Hispania Ulterior. Fue construido en la época del emperador Augusto, siendo utilizado hasta el siglo III.

Tras permanecer oculto varios siglos, fue descubierto en 1951 durante la realización de los jardines del Palacio de Archivos y Bibliotecas, conocido como La Casa de la Cultura. Entre los años 1960 y 1963, el arquitecto Pons Sorolla restauró la cávea. En 1988 se hizo pública la decisión de demoler el Palacio de Archivos y Bibliotecas para permitir completar las excavaciones arqueológicas y los trabajos de rehabilitación. Pero no fue hasta 1995 que comenzó el derribo.

Esas excavaciones revelaron la estructura subterránea de un gran almacén o espacio de laboreo relacionado con la factoría romana, que se levantó en el recinto en los siglos IV-V. Sus suelos revestidos de mortero hidráulico y soportado por pilares centrales se apoyaban en sillares procedentes del despiece del teatro. Su construcción, por tanto, fue responsable de la pérdida de los dos tercios occidentales de la basílica sur del teatro.

El Teatro también fue usado como cantera en la construcción de la Alcazaba. Varios capiteles y fustes de las columnas aparecen como sustento para los arcos de herradura en las puertas de la Alcazaba.

Entre 1958 y 1984 el Teatro Romano de Málaga acogió representaciones teatrales durante los veranos. En 2011, después de veintisiete años de trabajos de rehabilitación, recuperó su uso como espacio escénico




Catedral Basilica de la Encarnacion

Más información

Situada enfrente de la plaza del Obispo, el templo es considerado una de las joyas renacentistas más valiosas de Andalucía. Se encuentra dentro de los límites que marcaba la desaparecida muralla árabe sobre el solar de la primitiva mezquita aljama, el lugar donde los Reyes Católicos Isabel y Fernando ordenaron erigir un templo cristiano a los pocos días de conquistar la ciudad en 1487.

Su proceso constructivo comenzó 1528 y finalizó en 1782 aunque de forma inconclusa. Las originarias trazas, de estilo Gótico, derivaron en un proyecto renacentista en cuyos planos participaron Diego de Siloé y Andrés de Vandelvira. La catedral es una síntesis de estilos arquitectónicos entre los que prevalece el Renacimiento sobre el primer Gótico de la antigua fábrica y los elementos barrocos añadidos desde principios del siglo XVIII.

Se comienza a construir en el año 1528 sobre el solar de la antigua Mezquita Mayor o Mezquita Alhama. Parece ser que el afamado arquitecto Enrique Egas, venido desde Toledo en compañía del maestro cantero Pedro López ya emite un primer informe en el año 1528 sobre sus trazas, tres años después de que el cabildo decidiera erigir un nuevo templo, siendo el mismo Pedro López, el encargado de dirigir las obras de la cabecera, diseñada por uno de los grandes maestros de la época, Diego de Siloé.

Después de un período de inactividad, el cabildo hace venir en 1549 a Andrés de Vandelvira, pasando el encargo al año siguiente a manos de Hernán Ruiz II, grandes exponentes ambos de la arquitectura renacentista en Andalucía; y luego a Diego de Vergara, maestro formado en Italia, y a su hijo de igual nombre; quienes trabajan en esta catedral hasta casi el final del siglo XVI. Así, por estas fechas ya estaban en pie la cabecera y la sacristía, y puede decirse que hasta entonces habían intervenido en el magno proyecto en mayor o menor grado todos los grandes maestros del Renacimiento andaluz.

La Catedral fue consagrada el 3 de agosto de 1588. El Papa Bto. Pío IX declaró la catedral Basílica menor el 13 de marzo de 1855. Por lo que es uno de los tres templos de la ciudad que cuentan con este título, junto a la Basílica de la Esperanza (1998) y al Santuario de la Victoria (2007).




Parque de Malaga

Más información

El Parque de Málaga, también llamado Parque de la Alameda o simplemente el Parque, es un parque situado en el centro de la ciudad.

Más que de un parque tradicional, se trata de un paseo con jardines a ambos lados, de carácter renacentista y barroco. El diseño es el de un jardín mediterráneo con numerosas especies subtropicales, que lo convierten en uno de los más importantes parques públicos de Europa en lo que a flora exótica se refiere.

El parque se extiende desde la Plaza de la Marina, al oeste, hasta la Plaza del General Torrijos, en La Malagueta, donde se encuentran el Hospital Noble y la Plaza de Toros de la Malagueta. Se compone de una primera línea al norte de la calzada que lo atraviesa, que está flanqueada por edificios monumentales (Palacio de la Aduana, la antigua Casa del Jardinero Mayor, el antiguo edificio de Correos, la sede del Banco de España y el Ayuntamiento y los Jardines de Pedro Luis Alonso), por encima de los cuales asoman los Jardines de Puerta Oscura y la alcazaba. En el lado sur del paseo se ubica el parque propiamente dicho, en una franja llana ganada al mar que separa la ciudad de su puerto. Alberga ejemplares de especies de gran singularidad, como el palo borracho.

El paseo fue trazado como una prolongación de la Alameda Principal y tiene su origen en una ley de 1896. El entonces presidente del Consejo de Ministros, Antonio Cánovas del Castillo quien impulsó un ambicioso proyecto para ampliar el recinto portuario y conformar la estructura moderna que ha conservado hasta la actualidad.




Plaza de toros de La Malagueta

Más información

La Malagueta se encuentra situada en la zona que le da su nombre, La Malagueta, en el Distrito Este de Málaga, junto al Paseo de Reding.

Fue construida en 1874 por Joaquín Rucoba, inaugurándose el 11 de junio de 1876.

En 1976 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, coincidiendo con el centenario de su inauguración, y en 1981, Bien de Interés Cultural.

Actualmente pertenece a la Diputación Provincial de Málaga que la subarrienda por concurso público.

La Plaza es de estilo neomudéjar, teniendo forma de un hexadecágono. Tras la reforma llevada a cabo en 2010 el coso posee un aforo para 9.0321 espectadores. El ruedo mide 52 metros de diámetro y las instalaciones de la plaza incluyen 4 corrales, 10 chiqueros, caballerizas, corraleta para la prueba de caballos, sala de toreros, enfermería, etc.

En sus dependencias se encuentra ubicado el Museo Taurino Antonio Ordóñez.




Calle Marques de Larios

Más información

La calle Marqués de Larios, también conocida como Calle Larios, es una calle decimonónica de la ciudad española de Málaga. Es una de las calles comerciales más deseadas, lo que la ha posicionado como la quinta calle más cara de España en rentas de alquiler. El 14 de diciembre de 2002 fue inaugurada su peatonalización, dando comienzo el profundo plan de rehabilitación y revitalización del Centro Historico de Málaga. El nombre de la vía es en honor a Manuel Domingo Larios y Larios, II Marqués de Larios, el cual preside el inicio de la calle con una estatua de Benlliure situada en la intersección con la Alameda Principal.




Iglesia de Santiago Apostol

Más información

Su estilo un exponente de dos momentos artísticos de vital importancia, el gótico-mudéjar de los comienzos, con una clara simbiosis entre el arte de los reconquistadores cristianos y de la población islámica, y la eclosión del barroco de comienzos del siglo XVIII, que produce en este edificio una fuerte renovación edilicia correspondiente con la nueva mentalidad.

El valor histórico se encuentra fuertemente ligado con la historia de la ciudad, ya que tras la reconquista cristiana, en 1487, se inicia su construcción, siendo una de las cuatro parroquias, una por collación, existentes en la Edad Media a intramuros de la ciudad islámica.

Tiene también un importante valor urbanístico por sus connotaciones para comprender la evolución urbanística de este sector de la ciudad de Málaga, lugar por donde entraron los Reyes Católicos tras la toma de la ciudad en 1487, pues en el tramo final de la calle Granada aún puede reconocerse en su aspecto serpenteante, y en el adarve próximo a la iglesia, la herencia urbanística de la cultura islámica.

La lectura del inmueble, dentro del entramado urbano que genera, propicia la identificación de una prolija tipología de edificios de los siglos XVIII y XIX que marcan un amplio abanico de contrastes y aglutinan en torno a sí una volumetría equiparable a la de la propia iglesia.

Posee además unos fuertes valores etnográficos, debido a las cofradías que se han ido instalando entre sus muros, que la han dotado de bienes muebles de singular valor artístico. Entre ellas destaca la popularmente conocida como «El Rico», cofradía surgida en el siglo XVIII, que cuenta desde esta fecha con la liberación de un preso todos los años, o la del Cristo de Medinaceli, de gran devoción popular, que aglutina en torno a ella numerosas visitas de fieles todos los primeros viernes de mes del año, o la devoción que sugiere la Virgen de las Ánimas del cuadro pintado por Juan Niño de Guevara, al que muchísimos fieles acuden para rezar y dejar sus ofrendas de aceite.




Iglesia del Sagrado Corazon

Más información

Es una obra neogótica construida en 1920, según el proyecto trazado en enero de 1907 por el arquitecto Fernando Guerrero Strachan, por encargo de los jesuítas.

Tiene planta basilical, dividida en tres naves y cubierta de bóveda de nervios. Destaca el crucero, de planta octogonal y bóveda estrellada. El coro se sitúa a los pies de la nave central de mayor altura y anchura que las laterales.

La plaza donde se ubica al oeste de la Calle Compañía, cerca del edificio del Palacio de Villalón sede del Museo Carmen Thyssen.

La iglesia fue sede de la Archicofradía de los Dolores de San Juan, durante el tiempo que su ubicación original, la Iglesia de San Juan, estaba siendo restaurada.




Mercado de Atarazanas

Más información

El Mercado Central de Atarazanas es un mercado obra del arquitecto Joaquín de Rucoba, se construyó entre 1876 y 1879 en el solar donde estuvo un taller naval de origen nazarí, del que sólo se conserva una puerta de mármol y de donde proviene su nombre; atarazana.

El antiguo edificio musulmán condicionó el diseño del nuevo mercado, de estilo neoárabe con elementos nazaríes y califales. Tras distintos usos como cuartel y hospital militar, estaba casi ruinoso. En 1822 empiezan las peticiones para demoler parte del edificio (sus torreones) porque impedían el paso por la zona. El 31 de octubre de 1840 la Diputación Provincial falla a favor del Ayuntamiento el derribo de los torreones. En 1868, la Junta Revolucionaria decretó la demolición de los restos de las murallas para dar trabajo a las clases pobres, y la construcción de un mercado, ya que la ciudad tenía varios lugares de venta pero todos al aire libre, lo que era poco higiénico.

Tras el proceso de amortización llevado a cabo, el Ayuntamiento pasó a ser propietario del mismo, decidiéndose el levantamiento del Mercado Central de la ciudad que recibiría la denominación de Alfonso XII, también conocido por el Mercado de las Atarazanas, tomando el nombre del edificio musulmán cuyo solar vino a ocupar.




Casa Palacio de Salinas

Más información

La casa núm. 6 de la calle Salinas actualmente conocida como casa palacio de Salinas, se ubica en una céntrica calle de Málaga, junto a la principal arteria del siglo XIX, la calle Larios. Este inmueble ha mantenido en gran medida su planta irregular, adaptada al originario trazado árabe, a pesar de encontrarse en pleno centro de la ciudad y en la zona que sufrió una mayor transformación en el siglo XIX. Aunque no se conoce la fecha exacta de su construcción, de acuerdo con la tipología de casa patio puede datarse dentro de la segunda mitad del siglo XVII.

Este inmueble ha pasado por numerosos avatares, pues fue en un principio una residencia de gran propietario, y posteriormente, en el siglo XX, casa de vecinos, hasta que en 1971 fue declarado en ruina. Su restauración, entre los años 1990 y 1993, permitió su recuperación, utilizando técnicas constructivas tradicionales. Actualmente se destina a oficinas y locales comerciales.

Se trata de una gran edificación sobria y sencilla, representativa de la arquitectura civil barroca de gran propietario, que conserva buena parte de la organización espacial en torno a las galerías del patio y la escalera de esquina, así como elementos arquitectónicos decorativos, destacando en el conjunto la torre que se eleva dos plantas sobre el resto del edificio.




Cementerio Ingles

Más información

El cementerio Anglicano, cementerio de San Jorge o cementerio Inglés es un camposanto levantado en el siglo XIX en la ciudad. Está situado en la Cañada de los Ingleses en el distrito Centro, concretamente en el número 1 de la Avenida de Príes. Se trata del primer cementerio protestante de España,1 construido a partir de 1831.

Concebido como un jardín botánico dispuesto en bancales mirando al mar, contiene especies exóticas, que han ido creciendo a su aire, y monumentos sepulcrales y tumbas con elementos clásicos, neogóticos y modernistas. En el recinto se ubica desde 1850 la capilla de San Jorge, la primera iglesia protestante construida en España, para atender las necesidades espirituales de los comerciantes británicos.

Una de las primera tumbas que albergó el cementerio fue la Robert Boyd, un joven irlandés liberal que financió la expedición y acompañó al General Torrijos, resultando fusilado junto a él en 1831 en las playas de San Andrés. Además, en él descansan Jorge Guillén, el británico Gerald Brenan y su esposa, la escritora estadounidense Gamel Woolsey, así como las víctimas alemanas del naufragio de la fragata Gneisenau.

Fue declarado Bien de Interés Cultural en 2012




Museo Picasso Malaga

Más información

El Museo Picasso Málaga es una de los dos pinacotecas dedicadas a Pablo Picasso sitas en su ciudad natal, junto a la Fundación Picasso Museo Casa Natal. Las doscientas ochenta y cinco obras que reúne la colección MPM abarcan las innovaciones revolucionarias de Picasso, así como la amplia variedad de estilos, materiales y técnicas que dominó. Desde los primeros estudios académicos a su visión del clasicismo, pasando por los planos superpuestos del cubismo, cerámicas, sus interpretaciones de los grandes maestros y las últimas pinturas de los setenta.




Junta de Caminos

Almogía

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Más información

Es una construcción del siglo XVI que fue encargada al arquitecto Diego de Vergara en 1552 y que sufrió importantes destrozos en el terremoto de finales del siglo XIX. En su fachada destaca la torre campanario, mientras que en el interior tenemos la armadura mudéjar de su nave central. Igualmente interesantes son un lienzo de San Pablo Ermitaño de la segunda mitad del siglo XVIII de autor anónimo y sendas imágenes de una Inmaculada y un Niño Jesús de la misma fecha.




Castillo Torre de la Vela

Más información

Los restos de este castillo árabe son el símbolo de Almogía y sirvió como punto defensivo entre 1410 y 1487, aunque fue construido a lo largo del siglo XIII. Este castillo fue usado tanto por árabes como cristianos a lo largo de su historia aunque fue abandonado tras la conquista hasta la rebelión de las Alpujarras, momento en el que deciden repararlo para defender Almogía de posibles ataques rebeldes. Su reconstrucción no duraría demasiado, ya que tras la ocupación de las tropas francesas napoleónicas durante la guerra de la Independencia, decidieron dinamitar sus muros antes de su huída, quedando tan solo en pie una de las torres.