Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Cierre temporal en Año Jacobeo para forzar el cambio de la ley

Cierre temporal en Año Jacobeo para forzar el cambio de la ley

Volver

29 enero 2010 / lacronicadeleon.es

Los propietarios piden precios más altos y la concesión de subvenciones.



La Red de Albergues de Castilla y León del Camino Francés se reunió ayer en asamblea para plantear la línea de protestas que prometen emprender si la Junta no modifica algunos de los aspectos recogidos en la ley que marca la gestión de estos lugares de descanso. Si las negociaciones no son fructíferas, están dispuestos a cerrar los albergues de manera temporal en pleno Año Jacobeo.

Así lo anunciaron los miembros de la directiva, quienes consideran que “en la nueva ley no hay un trato igual para todos los albergues”. Sin embargo, el punto respecto al que demuestran una mayor discrepancia es al precio fijado por la administración regional, el cual es de 5 euros. Desde la red consideran que ese precio mínimo debería ser de 7 euros ya que “no contamos con subvenciones y los ingresos cada vez son menos, mientras que los costes aumentan debido a que cada vez nos obligan a disponer de más y mejores servicios en nuestros albergues”.

Defienden que los únicos que reciben ayuda económica son los eclesiásticos que, además, “cuentan con mayor número de camas,abren más tarde y cierran más pronto”.

Creen que esta ley es “lesiva para los albergues” y viene a “desvirtuar la imagen del Camino de Santiago”, motivo por el cual se reunirán el próximo 2 de febrero en la Dirección General de Turismo para debatir todos estos aspectos con los responsables de la Junta de Castilla y León. Esperan llegar a acuerdos beneficiosos para sus socios, evitando así poner en marcha un cierre temporal de los albergues en un año de gran afluencia de peregrinos como en el que nos encontramos. Admiten que “sería la última medida y nunca deseable”, pero llegarán a ella si no se impone un mayor coste por estancia.

Así mismo, declararon su intención de colaborar en el plan de seguridad implantado por la Delegación del Gobierno y pidieron que no se desvirtúe la imagen del camino llevando a cabo un mayor control de la gente que se enfrenta al mismo, evitando quepersonas sin techo se acojan a estos servicios debido al bajo coste de uso de los mismos.