Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / La Junta inspeccionará y catalogará todos los albergues

La Junta inspeccionará y catalogará todos los albergues

Volver

7 febrero 2010 / Acacio da Paz

Se pretende regular la calidad de los centros de cara al Año Jacobeo.



Todos los albergues de la provincia de León serán inspeccionados por los técnicos de la Consejería de Comercio y Turismo para poder adecuarse a la nueva normativa que les reconoce como empresas de actividades turísticas.

Esta fue una de las realidades que se pusieron de manifiesto en la jornada de formación de albergues en relación con el Camino de Santiago celebrada, en la mañana de ayer, en el salón de plenos de la delegación leonesa de la Junta de Castilla y León.

La directora general de Turismo de la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta de Castilla y León, Rosa Urbón, confirmó que la administración autonómica está trabajando para ‘regularizar’ la situación en la que se encuentran los albergues de peregrinos que pueblan el Camino de Santiago a su paso por la comunidad autónoma.

La nueva normativa, publicada por la Junta de Castilla y León, el pasado mes de septiembre en la que se pone ‘orden’ a los albergues del Camino de Santiago, catalogará a todos los centros con una, dos o tres conchas, dependiendo de la calidad de los mismos. Además, se establece la categoría de aquellos albergues que trabajan sin ánimo de lucro –los que no cobran nada o se sustentan con las aportaciones de los peregrinos–.

Los objetivos de la nueva normativa, indica la directora general de Turismo, se centran en “luchar contra el intrusismo y garantizar la calidad de las instalaciones y servicios que ofrecen los albergues”.

Rosa Urbón insistió en que la nueva legislación no persigue perjudicar a nadie, se trata, bajo su punto de vista, de que todos los albergues “tiene que estar inscritos en el registro de empresas de actividades turísticas, pero sólo si cumplen los mínimos requisitos de calidad”. Estos requisitos pasan por cuestiones tan simples como una atención mínima a los peregrinos, recepción de los mismos, calefacción, teléfono y normas de control biológico y sanitarios, añadió la directora general.

Sobre la polémica surgida sobre si la barrera de cinco euros a pagar por los peregrinos es el límite para catalogar los albergues con o sin ánimo de lucro, la directora general de Turismo es tajante al afirmar que “la Junta de Castilla y León no establece ninguna cantidad”. De lo que se trata, añade, es “de regular el sector puesto que hay establecimientos que llevan años funcionando sin ningún registro.