Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Un santo, cinco nombres y muchas rutas

Un santo, cinco nombres y muchas rutas

Volver

11 febrero 2010 / diariovasco.com

La historia del Camino de Santiago se remonta hasta el siglo IX, hacia el año 813, cuando el eremita Pelayo tuvo la visión de una luz que al final derivó en el descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago. Iacob es el nombre hebreo original, traducido como Jacobo o Yago. Reconocido como santo por la iglesia primitiva, se añadió el Sant Yago, de donde es fácil deducir Santiago. En la Edad Media se duda de la santidad y el nombre es Tiago, Diago o el español Diego. Del Iacob francés surge el Jacome y de éste nuestro Jaime. De ahí todas esas felicitaciones el 25 de julio. Para caminar hasta la tumba del apóstol se puede recorrer el llamado Camino Francés –Navarra, La Rioja, Castilla-León,Galicia–; el Camino de la Costa, desde Gipuzkoa a Compostela–; el Camino del Interior,que por el túnel de San Adrián comunica Gipuzkoa c0n Álava y Burgos; el Camino Aragonés, que desde Somport a Puente la Reina se une con el francés que llega de Roncesvalles; el Camino de la Plata, que parte de Andalucía y Extremadura; el Inglés, que llevaba en barco hasta La Coruña o el portugués, desde el vecino país a Galicia.