Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Las farmacias salen al Camino

Las farmacias salen al Camino

Volver

24 febrero 2010 / abc.es

La Consejería de Sanidad y el Consejo de Farmacéuticos firman un convenio para impulsar la asistencia de los peregrinos.



Dolores musculares, rozaduras en la piel, quemaduras solares, picaduras, gastrointeritis... son algunas de las dolencias más habituales sufridas por los peregrinos a lo largo del Camino de Santiago que los farmacéuticos pueden atender de forma rápida y así evitar que los caminantes tengan que acudir a un centro de salud. Con el fin de mejorar la asistencia, prevención y tratamiento sanitario de los peregrinos, la Consejería de Sanidad y el Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos firmaron ayer un convenio de colaboración.

La estrategia «El farmacéutico, amigo del peregrino» dotará a las 228 oficinas situadas a lo largo del Camino Francés de la Ruta Jacobea, a su paso por la Comunidad, de diccionarios en ocho idiomas con el fin de facilitar una adecuada comunicación entre farmacéuticos y peregrinos respecto a las consultas más frecuentes en las boticas. Asimismo, desde la Consejería que dirige Francisco Javier Álvarez Guisasola se impulsarán acciones formativas con una duración mínima de ocho horas por profesional sobre las dolencias más habituales de los caminantes. La estrategia, dotada con cerca de 100.000 euros, pretende también impulsar la colaboración entre las oficinas de farmacia,los albergues y los establecimientos turísticos en actividades de promoción de la salud y prevención de los dolores más habituales en estos casos, explicó ayer el presidente del Consejo, Jesús Aguilar, que se comprometió a fomentar la adhesión de más boticas -a las que se identificarán con carteles acreditativos- al citado programa.

En su marco también se distribuirán en los lugares más frecuentados por los peregrinos (albergues, monumentos, iglesias, ayuntamientos, etc) unos trípticos con recomendaciones para abordar las dolencias más típicas.

El programa, que en 2010 se pondrá en marcha en el Camino Francés -por ser el de mayor influencia-, aunque no se descarta extenderlo a las otras vías santas (Camino de Madrid y Ruta de la Plata), incluye también un teléfono gratuito de información para el peregrino (900 222 000) y la vigilancia de los albergues a través de un Plan de control biológico sanitario.