Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Un Camino de Santiago

Un Camino de Santiago

Volver

6 marzo 2010 / noticiasdenavarra.com

Los 3,7 kilómetros entre la magdalena y pío XII se adecentarán con el fondo estatal.

Las obras durarán tres meses e incluirán el carril bici y señales con pintura de la ruta jacobea a su paso por la ciudad.



El Ayuntamiento destinará 628.714 euros del Fondo Estatal a adecentar el Camino de Santiago a su paso por la ciudad, al menos desde su entrada en el término municipal en la Magdalena hasta su llegada a la Vuelta del Castillo (3,7 kilómetros). Como se sabe, la ruta jacobea cuenta con una llamativa señalización a su paso por Burlada, consistente en unas conchas amarillas sobre fondo azul pintadas en el pavimento, pero que luego no encuentra continuidad en Pamplona.

Además, la acera que llega a la Magdalena desde Burlada prácticamente desaparece o se convierte en muy irregular al entrar en término de la capital. Precisamente a partir de ahí, a la altura de la sociedad Lagun Artea, es de donde partirá la actuación que se sufragará con el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local. Entre otros detalles, la adecuación se desarrollará durante tres meses y consistirá en una nueva urbanización que incluirá carril bici, la construcción de aceras, actuaciones en la calzada y aumento de señalización. También está previsto que se instalen aparcabicis, aunque sus ubicaciones no han sido concretadas.

Siguiendo el sentido del peregrinaje, el Camino de Santiago entra en Pamplona por la antigua carretera de Burlada, en la Magdalena, por cuya calle principal continúa recto hasta desembocar frente al río Arga justo al lado del puente medieval de la Magdalena. Pues bien, en esta calle se eliminará la cuneta del margen izquierdo y se construirá una acera. La calzada también se modificará y se hará con pendiente hacia el margen derecho. En el tramo comprendido entre el camino de Caparroso (el que se desvía a la izquierda hacia las Pasarelas) y el puente de la Magdalena continuará la construcción de la nueva acera.

Con la creación de la acera se eliminará, en el primer tramo, la alineación de árboles, mientras que las farolas se desplazarán hasta el bordillo para aumentar la anchura del tránsito para los peatones. Al igual que en el resto del tramo del Camino de Santiago, se incrementará la señalización con el símbolo de la concha del peregrino y con iconos pintados que recordarán la coexistencia entre peatones y ciclistas.

Cemento en los fosos Según informan fuentes municipales, tras cruzar el río Arga y ya en el siguiente tramo (del parque de la Tejería hasta el portal de Francia), habrá más modificaciones. El camino actual de material todo uno que discurre por el fondo de los fosos del Redín será sustituido por un trazado de zahorra artificial con cemento.

Se mantendrá la anchura y el trazado existente, pero mejorando la pendiente en el tramo superior (justo donde enlaza con la carretera del Portal de Francia) para facilitar la circulación del caminante y del ciclista. En esta zona será en la única en la que se implante un nuevo alumbrado, ya que se colocarán balizas de hierro fundido cada 10 metros.

A partir de ese punto, en el Casco Antiguo, la actuación principal será la de seguir con la señalización del Camino, en este caso mediante piezas de acero inoxidable en la calzada. Es decir, no habrá carril bici entre el Portal de Francia y la calle Mayor, ya que la ruta jacobea discurre por las calles Carmen, Mercaderes y plaza Consistorial.

Una vez alcanzado el Bosquecillo, se continuará el trazado del carril bici con una anchura de 1,80 metros y la correspondiente señalización, tanto con la tradicional vieira como con otras imágenes que recordarán la coexistencia peatón-bicicleta mediante pintura. Estos dibujos se repetirán en Navas de Tolosa hasta la calle Padre Moret, y también en el siguiente tramo hasta el edificio Singular, así como a través de la avenida del Ejército. En este punto, el carril bici enlazará con el ya existente a lo largo de la Vuelta del Castillo, Fuente del Hierro y la Universidad de Navarra.

El conjunto de las obras incluirá a movimiento de tierras, recogida de pluviales, pavimentación, alumbrado público, mobiliario urbano y señalización. Las aceras modificadas mantendrán las características similares a las existentes con baldosa hidráulica de 30x30 centímetros o de 20x20 centímetros, según los tramos. Todas las aceras tendrán pasos rebajados con señalización en color.