Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Veinticinco albergues del Camino permiten reservar plaza a los peregrinos en bicicleta

Veinticinco albergues del Camino permiten reservar plaza a los peregrinos en bicicleta

Volver

23 abril 2010 / icaljacobeo.es

Por segundo año consecutivo, una serie de albergues del Camino de Santiago se han unido al movimiento Bikeline, que busca ofrecer todos los servicios a los peregrinos que realizan la ruta jacobea en bicicleta ya que consideran que están discriminados respecto a los caminantes. La web www.bicigrino.com, en colaboración con estos alojamientos, ha creado e impulsado este sistema para que los ciclistas puedan “hacer su Camino tranquilamente y sin sobresaltos”.

En el Camino Francés, el movimiento Bikeline cuenta este Año Santo con una red de 25 albergues distribuidos por todo el recorrido, 14 de ellos en Castilla y León (cinco en la provincia de Burgos, dos en la de Palencia y siete en la de León). Todos ellos ofrecen la posibilidad de reservar plaza a los peregrinos en bicicleta, que en las épocas de mayor afluencia se suelen quedar sin un lugar para dormir porque llegan más tarde a los albergues que las personas que van a pie. Además, cuentan con espacios donde dejar las bicis por la noche.

Tras ponerse en marcha el año pasado, esta iniciativa se está expandiendo a otros recorridos y este año también dispone de un albergue asociado en Hondarribia (Guipúzcoa), justo donde comienza el Camino del Norte.

Fuentes de este movimiento explicaron a la agencia Ical que su objetivo es “intentar paliar los efectos de las absurdas normas que dan preferencia a los caminantes sin tener en cuenta las peculiares circunstancias en las que hacen el Camino los ciclistas” y reclaman que una persona que recorre más de 50 kilómetros con su bici “debería de tener los mismos derechos y encontrarse en igualdad de condiciones que un caminante”.

Acacio da Paz, responsable del Refugio Acacio&Orieta de Viloria de la Rioja (Burgos), uno de los promotores de este proyecto, destacó que los peregrinos en bici están “discriminados” respecto a los que hacen el Camino a pie pese a que cada año son más y representan casi un tercio del total (en 2009 fueron 26.000). Por ello, resaltó la importancia del movimiento Bikeline, que permite ofrecer a los ciclistas todos los servicios en alojamientos donde “no se les juzga” y cuentan con horarios adaptados a sus necesidades.

Por su parte, Alfredo Álvarez, hospitalero del albergue de Santa Marina de Molinaseca (León), también incluido en el movimiento Bikeline, cree que es bueno que “haya un horario para los peregrinos que vienen en bici y también reservas, igual que para los que van a caballo”. “Yo no he hecho nunca el Camino en bicicleta, pero sé que es duro”, apostilló.

Por otra parte, la web www.bicigrino.com también facilita a los peregrinos que lo deseen la posibilidad de transportar sus bicicletas desde su lugar de origen hasta el punto donde decidan empezar la ruta jacobea y también desde Santiago de Compostela hasta sus casas. El verano pasado trasladaron 1.300 bicis, la mayoría dentro de España, pero también a países europeos o a lugares más alejados como Australia, Estados Unidos y Brasil. Asimismo, la web ofrece información y consejos para el ciclista que va a realizar la peregrinación jacobea.