Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / La Vuelta se viste de peregrino

La Vuelta se viste de peregrino

Volver

19 marzo 2010 / nortedecastilla.es

La edición anterior ya dejó una promesa encima de la mesa, y desde entonces todos los esfuerzos han ido encaminados a configurar una ruta que tuviera al apóstol como meta y al Camino de Santiago como compañero de viaje. Sobraban motivos pero por si fueran pocos, los veinticinco años que cumple la ronda suponen un guiño que sumar a todas las acciones que viene llevando a cabo la Junta de Castilla y León como promoción del año Jacobeo. La Vuelta Ciclista Internacional a Castilla y León soplará las velas vestida de peregrino entre los días 14 y 18 de abril y, por primera vez en su historia, vestirá al vencedor lejos de la Comunidad, en Santiago de Compostela. El cambio de fechas con respecto al año pasado viene motivado por la remodelación que ha iniciado la Unión Ciclista Internacional (UCI) para unificar un calendario algo disparatado en temporadas anteriores.

Una edición, a medio camino entre lo mágico, lo histórico y lo místico, cuyo recorrido conjugará la belleza de los paisajes con lo agreste del trazado. Un completo itinerario, con salida en Belorado y meta en Santiago, que visitará lugares tan emblemáticos como Atapuerca, Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, Mansilla de las Mulas, Astorga, Foncebadón o Molinaseca. Un total de 717,5 kilómetros repartidos en cinco etapas, donde no faltará la tradicional contrarreloj individual, esta vez con parada en Ponferrada (15 kilómetros) y con mucho que decir de cara a la clasificación general al tratarse del penúltimo esfuerzo de la ronda.

No es la primera vez que la Vuelta a Castilla y León le hace un guiño al apóstol, ya que en 2004, y coincidiendo con año santo, el pelotón fijó su libro de ruta en pleno camino de Santiago.

En aquella ocasión, la ronda tomó también su salida en Belorado hasta desembocar en Villafranca del Bierzo con el murciano Alejandro Valverde como vencedor. El corredor del Caisse D'Epargne volverá a estar este año en la línea de salida a no ser que la UCI, empeñada en aplicar a nivel internacional la sanción de dos años impuesta contra Valverde en suelo italiano, diga lo contrario.

En el palmarés de la ronda figuran nombres como Levi Leipheimer, vigente campeón, Alberto Contador, maillot burdeos en las ediciones de 2007 y 2008 y principal favorito este año, Vinoukurov (2006), Carlos García Quesada (2005), el abulense Paco Mancebo (2003) e incluso, retrotrayéndonos a los orígenes de la prueba, el mismísimo Miguel Induráin.

Al margen de lo emotivo del guión y de su brillante reparto, a la ronda le acompaña este año un halo especial por tratarse de sus Bodas de Plata. Veinticinco años en los que ha sufrido todo tipo de cambios, desde su puesta en marcha como trofeo -diez ediciones-, hasta su suspensión en 1990, antes de adoptar el nombre de Vuelta y el apellido internacional. El esfuerzo de la Junta y Caja España ha permitido cubrir a duras penas un presupuesto que ronda los 521.000 euros con la ayuda extraordinaria de la Xunta de Galicia, aunque todavía la organización necesita encontrar patrocinadores para algunos de los maillots.

Organizada un año más por el club Cadalsa, la Vuelta espera aprovechar el tirón y el nombre que se ganó hace un año con la presencia del norteamericano Lance Armstrong para consolidarse como una de las referencias del calendario internacional.