Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / La nueva Oficina del Peregrino funciona sin señalización callejera

La nueva Oficina del Peregrino funciona sin señalización callejera

Volver

29 diciembre 2015 / lavozdegalicia.es

Solo un cartel con un plano en la antigua sede de la rúa do Vilar orienta a los romeros hacia las dependencias de Carretas.



La Oficina del Peregrino de la rúa do Vilar ha cerrado definitivamente. Después de compartir durante días la atención a quienes llegan a Santiago con su nueva sede de Carretas, esta última es desde hace una semana el único referente para la emisión de las compostelas a quienes aporten las credenciales que avalen que han realizado el Camino. Su apertura, sin embargo, no ha llevado pareja la instalación de señalización en el centro de la ciudad para orientar a los peregrinos.



Ningún indicador externo los guía hasta Carretas, salvo el cartel que los recibe en la antigua sede para dar cuenta de su traslado y apuntar al nuevo destino con un plano detallado del recorrido. De él se sirvieron ayer la uruguaya Marta Olivera y sus sobrinos Joaquín y Facundo, de visita en Santiago, cuando buscaron acomodo para sus mochilas al no poder acceder con ellas a la Catedral. Los remitieron a la rúa do Vilar. Pero esa oficina ya no funciona, pese a que el indicador instalado desde hace años al principio de la rúa Fonseca sigue apuntando hacia ella.



La buena disposición de los compostelanos para orientar a los caminantes está supliendo de momento esa carencia, aunque en la propia oficina de Carretas, a la que se llega tras recorrer una calle levantada por unas obras que se han demorado más de lo programado, también es fácil despistarse. Al menos estos días, en que se entremezclan jornadas laborales y festivas. Un cartel indicaba ayer, sobre la puerta cerrada de su acceso principal, los horarios de atención en la recta final del año. Pero nada apuntaba, sin embargo, que el único acceso disponible estaba por el lateral de la calle García-Sabell, lo que podía llevar a confusión sobre la disponibilidad del servicio a quienes no llegasen advertidos de esa circunstancia.



Desde su área de comunicación afirman que el trayecto hasta la nueva oficina -incluido el acceso lateral- está expuesto en la vieja y que no le constan la manifestación de problemas de usuarios para llegar al inmueble de Carretas, por el que ayer habían pasado, hasta mediodía, 14 peregrinos. En lo que va de mes han sido 1.619. Diciembre no es de grandes cifras, aunque sí ha mejorado las del 2014. Otra cosa es el cómputo anual. A punto de concluir el 2015, se han superado ya los 262.000, unos 25.000 más que el año anterior.



Aunque el cambio de sede ha coincidido en temporada baja de peregrinos, el deán, Segundo Pérez, entiende que se precisa mejor señalización, más clara, aunque no ya solo en el centro, donde considera que se podría guiar a los peregrinos a través de señales horizontales. También echa en falta indicadores hacia la Catedral desde el mismo monte do Gozo. Pero si bien están fijando con la Xunta la señalización interna de la nueva sede, la externa hay que tratarla con el Ayuntamiento, precisa.



Sin actividad ya. Cerrada hace unos días definitivamente, un cartel y un plano son los únicos indicadores a pie de calle para orientar a los peregrinos hacia la nueva sede de Carretas. fotos xoán a. soler



Apunta a la rúa do Vilar. La única señal del entorno de la Catedral que dirige al ciudadano hacia la Oficina del Peregrino contribuye a la confusión. Apunta a la vieja sede de la rúa do Vilar.



Con mochilas. Joaquín y Facundo se desplazaron de Cambre a Santiago con su tía, de visita desde Uruguay. Del Vilar se dirigieron a Carretas. Querían dejar sus mochilas para entrar en la Catedral.



Con retraso. El principal acceso a la nueva oficina se hará todavía durante un tiempo por una calle en obras. La reforma de Carretas, que ya debería estar concluida, se ha demorado más de lo previsto.



Acceso lateral. La recepción de peregrinos se está haciendo por el lateral. Ese fue el único acceso al menos ayer, aunque nada indicaba esa circunstancia en la puerta principal, que estaba cerrada.



Más de 262.000 peregrinos. Son los llegados este año, hasta ayer. Suman 25.000 más que en el 2014. A falta de los últimos días del año, suponen 10.000 menos que en el Xacobeo del 2010.