Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / El Camino de Santiago termina 2015 a solo 9.897 peregrinos de su cifra récord

El Camino de Santiago termina 2015 a solo 9.897 peregrinos de su cifra récord

Volver

18 enero 2016 / abc.es

A lo largo del pasado año llegaron a Compostela 262.515 caminantes, menos que en el Xacobeo 2010, pero el registro más alto en un año ordinario. Supone un 10% más que en 2014, con 179 nacionalidades distintas.



El Camino de Santiago cierra otro año de récord. El auge internacional de la ruta jacobea propició que a lo largo de 2015 llegaran hasta Compostela 262.515 caminantes, cifra muy cercana al récord alcanzado en el último Año Santo 2010. Entonces se tocó techo con 272.412, cantidad que ha estado cerca de superarse un lustro después. La distancia entre ambos es solo de 9.897 personas.



Pese a que no rebasa su tope, el Camino sí obtiene su mejor marca en un año ordinario, algo habitual en los últimos tiempos, cuando el ejercicio en curso suele superar en un 10% al precedente. Así ha sucedido de nuevo. En 2015 terminaron la ruta 24.532 peregrinos más que en 2014, cuando lo hicieron 237.983.



Es de esperar que la apertura de la Puerta Santa de la Catedral santiaguesa con motivo del Jubileo de la Misericordia lleve a 2016 a, esta vez sí, conseguir la cifra más alta de la historia del Camino.



Mayoría de extranjeros



El análisis detallado efectuado por la Oficina del Peregrino y por la Axencia de Turismo de la Xunta indica que la mayoría de los caminantes son extranjeros, un 53,38% frente al 46,62% de españoles. En total, el Camino ha reunido a 179 nacionalidades, lo que representa 39 más que las de 2014.



Por países, tras España, se sitúa Italia, seguida de Alemania, Estados Unidos, Portugal, Francia, Reino Unido, Irlanda, Canadá, Corea del Sur, Brasil y Australia. En cuanto al Camino elegido, el Francés vuelve a asumir el 65,61% del flujo, por un 16,44% del Portugués, 6,05% del Camino del Norte, 4,35% del Primitivo, 3,52% del Inglés y 3,51% de la Vía de la Plata.



Todas esta cifras se establecen en base a las «compostelas» entregadas a todos aquellos que caminan al menos 100 kilómetros a pie o 200 en bicicleta o a caballo, y que acuden a recoger el certificado acreditativo en Santiago. Se estima que la cifra es mayor en un porcentaje apreciable, pues hay quien efectúa tramos aislados a lo largo de la ruta y quienes no recogen ese diploma.