Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Los peregrinos se desvían al norte

Los peregrinos se desvían al norte

Volver

22 enero 2016 / asturias24.es

Las rutas del Camino de Santiago que cruzan Asturias registraron en 2015 más caminantes que en el Año Santo.

Más de 10.000 eligieron el Principado como punto de partida.



Los itinerarios del Camino de Santiago que cruzan Asturias están de moda. El Primitivo y el del Norte baten récords de peregrinos incluso fuera de los Años Santos o de la Misericordia, que son los ejercicios con un marcado signo religioso. Los caminantes se inclinan por los paisajes verdes y montañosos que surcan la cornisa y que bordean el litoral o se adentran por el interior para llegar a Galicia. Así lo demuestra la memoria que acaba de hacer pública la Oficina de Acogida del Peregrino, que es la que describe el perfil de los caminantes que han conseguido la compostelana. Esa credencial reconoce a aquellos que han cubierto a pie o a caballo los últimos 100 kilómetros o en bicicleta los últimos 200. Muchos se adentran en tierras gallegas a través del Principado.



PLAY

Play again

PLAY AGAIN

Los números son incontestables. El Camino de Santiago tocó techo en el Jubileo de 2010 con 272.135 peregrinos, sumadas todas las rutas posibles, desde el Francés al Inglés o el de la Vía de la Plata. Después regresó a cifras más modestas, aunque también por encima de los 250.000. Sin embargo, los itinerarios Primitivo y del Norte no registraron esa inflexión y han seguido creciendo. Así en el 2015 contaron con 27.297 caminantes, lo que supone su récord y casi 1.500 más que hace un lustro. Estas rutas no son las más concurridas pero su peso relativo es cada día mayor. Uno de cada diez peregrinos que consigue la credencial ha optado por recorrerlas.



El Principado es también el punto de partida elegido por algunos que se decantan por una distancia media para conseguir la compostelana. En concreto, el año pasado, Asturias fue el punto de inicio de 10.627 peregrinos. La gran mayoría se calzó las botas en Oviedo (6.863) pero casi un millar se decantaron por Gijón y más de 600 por Avilés. El resto se repartió por diferentes localidades de la región que no aparecen reseñadas en la memoria. Estas cifras también suponen un hito y superan las registradas en el Jacobeo de 2010.



Los asturianos albergan a los peregrinos pero no muchos dan el paso de convertirse en uno de ellos. El año pasado solo 2.152 se hicieron con la compostelana. Aunque pueda parecer una cifra modesta, en perspectiva con otras comunidades no lo es tanto. Supera a regiones con más población como Baleares y está muy cerca de otras con muchos más habitantes como Aragón. Cantabria, de hecho, registra muchos menos, solo 10.35.



Toda esta estadística de la Oficina del Peregrino cuantifica las sensaciones positivas que ya habían trasmitido los albergues asturianos. El de Pola de Siero, por ejemplo, superó todas sus expectativas al alojar a 1.444 visitantes procedentes de 41 países diferentes en 2015. Esa misma curva ascendente es la que transmiten los colectivos vinculados a la Ruta Jacobea en el Principado y la que impulsa la promoción del turismo religioso en la región. También supone un refrendo del trabajo realizado por los caminos del norte, que en julio fueron incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.