Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Piden cambiar la peligrosa ruta del Camino de Santiago en su salida de Cáceres

Piden cambiar la peligrosa ruta del Camino de Santiago en su salida de Cáceres

Volver

25 febrero 2016 / hoy.es

La Asociación Natura 2000 ha pedido al Ayuntamiento que se replantee el trazado actual para evitar que los peregrinos sigan andando por la carretera de Casar de Cáceres CC-38.



La Asociación Natura 2000 ha pedido al Ayuntamiento de Cáceres que se replantee la actual ruta del Camino de Santiago en su salida de la ciudad para evitar que los peregrinos sigan andando por la carretera de Casar de Cáceres CC-38 y lo hagan de ahora en adelante a través de la Cañada Real hasta Casar.



Natura 2000 ha reivindicado una vez más esta cuestión ante la reciente noticia del gasto de 6.000 euros por parte del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica para estrenar una nueva señalización del Camino de Santiago a su paso por la ciudad con el fin orientar a los peregrinos que realizan el camino por la Vía de la Plata.



Cree conveniente que, en su lugar, se lleve a los peregrinos desde la Plaza de Toros por Fuente Fría, pasando por el puente sobre la Ronda Norte hasta la Cañada Real, con un pequeño desvío que permitiría "un trayecto mucho más seguro a través de caminos, con espectaculares vistas de la ciudad y de los llanos hasta Casar".



De hecho, la asociación se ha ofrecido al ayuntamiento a demostrarle sobre el terreno que el desvío "no supondrá ni alterar el paso de los peregrinos por el Cáceres Histórico ni un cambio radical del trazado", pues se trata de un desvío de "apenas medio kilómetro desde la salida de la ciudad para enlazar con la cañada".



En el mes de noviembre, la asociación organizó una ruta en la que participaron 80 senderistas que recorrieron el camino de Cáceres al Casar por la Cañada Real, evitando hacer el "peligroso recorrido por la carretera, como actualmente se está llevado a cabo".



En su opinión, el paso de peregrinos por la carretera de El Casar supone "un auténtico riesgo para los caminantes y un recorrido más peligroso y menos agradable para ellos".



Por ello, Natura 2000 espera que el consistorio tome en cuenta sus reivindicaciones y las de los muchos ciudadanos que las han apoyado porque, de otro modo, "serían responsables de los posibles accidentes que puedan tener los peregrinos en el trazado que actualmente siguen".