Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Retos pastorales de un Camino en evolución

Retos pastorales de un Camino en evolución

Volver

26 febrero 2016 / abc.es

Sacerdotes de la ruta repiensan su labor de acogida ante la secularización y la prevalencia de peregrinos extranjeros.



El Camino de Santiago vive una época de profundos cambios. En esta evolución no exenta de debate a raíz de las tendencias que se abren paso, la Iglesia quiere seguir desempeñando un papel protagonista. No podía ser de otro modo: la meta de esta peregrinación cristiana es la tumba de uno de los apóstoles. No se obvia que existen multitud de razones para recorrer la ruta jacobea, algunas al margen del credo católico, pero tampoco se renuncia a continuar haciendo de ella una vía de evangelización. Por eso, entre ayer y hoy, medio centenar de sacerdotes que ejercen su labor en el entorno del Camino reflexionan en Compostela sobre los desafíos de su labor de acogida en parroquias y albergues.



No es la primera vez que se lleva a cabo esta cita, aunque tras la muerte en 2013 de Jenaro Cebrián, delegado diocesano de Peregrinaciones de Santiago y canónigo de su Catedral, no había vuelto a desarrollarse. El arzobispo Julián Barrio decidió convocarla para impulsar una iniciativa a la que hace unos meses ya llamaron todos los prelados del Camino Francés a través de una carta pastoral, y en la que trabajan grupos como Acogida Cristiana en el Camino, cuyos 300 voluntarios dan vida a estas ideas.



«Nos inquieta el modo de acoger a los peregrinos —declara a ABC Segundo Pérez, deán del santuario santiagués—. Es muy importante que sea con criterios cristianos, con una actitud confesional que algunos echan de menos en otros ámbitos». Entre sus preocupaciones está que se conciba un Camino en el que «el final no es el Apóstol», donde solo predominen criterios exclusivamente culturales, turísticos o deportivos. Los peregrinos que caminan movidos por su fe demandan un tipo de atención que muchos ven hoy insuficiente.



En diferentes idiomas



La popularidad internacional del Camino es tal que más de la mitad de los peregrinos son extranjeros, lo que supone otro «desafío», reconoce Pérez: «Buscamos voluntarios que hablen lenguas en las que poder acogerlos». En Compostela la situación está muy avanzada, con curas ingleses, franceses, alemanes o italianos que reciben a los suyos, celebran con ellos la eucaristía o les confiesan. Son iniciativas respaldadas por las conferencias episcopales de sus países. Algunos de ellos participan en estas jornadas.



A lo largo de este martes, se trabajará en estos aspectos con la ponencia «Retos y ofertas pastorales para la Nueva Evangelización de los caminos Santiago», a cargo de Gonzalo Tejerina, decano de la Facultad de Teología de Salamanca;«La función y coordinación de los sacerdotes y comunidades en la acogida a los peregrinos», por el jesuita Sergio García, que coordina el proyecto «Peregrinus» en la capital gallega;y «Propuestas y pautas de coordinación en la meta», por el propio deán de Santiago.