Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Roban varias de las conchas de bronce que indican el Camino de Santiago en Valladolid

Roban varias de las conchas de bronce que indican el Camino de Santiago en Valladolid

Volver

4 marzo 2016 / elnortedecastilla.es

La Asociación Jacobea alerta de la sustracción de parte de los 60 indicadores que hay en la capital.



Solo quedan en el suelo los dos tornillos a los que debería estar amarrada la concha, y unas marcas metálicas a su alrededor. Nada más. La pieza de bronce, arrancada y robada. Se han llevado esta junto a la iglesia de Santiago, pero no es la única. La Asociación Jacobea Vallisoletana (Ajova) ha alertado de la continua sustracción de las marcas que indican la ruta que lleva el Camino de Santiago a su paso por la capital.«Ya han robado unas cuantas», critica Arturo García, presidente del colectivo.



Y lo confirman desde el Ayuntamiento, donde explican que ya han tenido que reponer en varias ocasiones algunos de estos distintivos de bronce, sobre todo los situados en la calle Santiago y el primer tramo del paseo de Zorrilla. «Deben meter una lima o algo porque no parece fácil llevárselas», asegura García, quien recuerda que estos distintivos peregrinos (60 en total) se colocaron en 2009 para marcar el Camino del Sureste que lleva hasta Compostela. «Son 47 en la ciudad y otros trece en zona urbanizada». Los del tramo urbano están ubicados desde la iglesia de Santiago hasta el colegio del Pilar, con el paseo de Zorrilla como eje vertebrador. Las conchas pueden verse en casi todos los cruces de Zorrilla, pero algunos de ellos presentan tan solo los tornillos.



«En los trece desde el Pilar hasta el albergue de Puente Duero siempre ha habido más problemas», reconoce el presidente de Ajova. «Como no se podían anclar en el suelo, se pusieron las conchas en unos monolitos de piedra», explica. Yel problema es que en ese tramo, con menos vigilancia, los robos eran tan habituales que finalmente se desistió de reponer las conchas. «Al final, se ha optado por reemplazarlas por unas estelas incrustadas en el mojón y que no se pueden llevar».



«El problema que tenemos en Valladolid, sobre todo en Tierra de Campos, es que el Camino avanza junto a las tierras de labor. Así que no podemos fiarnos de las flechas amarillas pintadas en las piedras porque las remueven los tractores. De ahí que la Diputación haya diseñado unos indicadores de pie, de los cuales ya se han instalado 19.



«Hay otros 13 más que tenemos pendientes», dice García, quien resalta la buena señalización del Camino a su paso por Valladolid –«todos los peregrinos así lo indican»–, con la única necesidad de mejorar las indicaciones para ciclistas y erradicar el robo de las conchas.