Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / El Camino de Santiago es un valor dinamizador impresionante para León

El Camino de Santiago es un valor dinamizador impresionante para León

Volver

18 marzo 2016 / diariodeleon.es

«Algo habremos hecho bien», aseguró ayer el director del Diario de León, Joaquín S. Torné, a modo de conclusión, al comparar los datos de los peregrinos de 1997 y 2015 a su paso por la ciudad de León: 3.900 por 52.442 caminantes que sirvieron para reflexionar en voz alta durante hora y media sobre la Ruta Jacobeo y León como enclave estratégico, un acto incluido en el programa de eventos del 110 aniversario de Diario de León. Varias reflexiones finales también en un turno abierto al público, como que se mantenga la identidad, el reto de prepararse para el próximo Jacobeo de 2021, el apoyo de la Diputación o la potenciación del hospitalero en una ruta milenaria o los «pecados, y gordos» por la competencia entre albergues.



Correos quiere convertirse en el mejor compañero de viaje del peregrino en el Camino de Santiago para facilitarle la logística de un lugar a otro. «No sólo se trata del transporte de la mochilas, que lo hacemos y lo hacemos bien. Es un servicio mucho más integral», explicó el director de la Zona 1, Ángel Pérez Pérez, que puso como ejemplo a alguien de Alicante que quisiera empezar la Ruta Jacobea en León, en bicicleta. Con el servicio del organismo público, podría disfrutar del viaje tranquilamente desde la ciudad levantina hasta León y Correos se encargaría de que tuviera su bicicleta preparada para iniciar la ruta. Además de llevarle la mochila de etapa en etapa, cuando acabara en Santiago de Compostela le enviarían de nuevo la bicicleta a su casa en Alicante.



Otros servicios, añadió en su exposición, son una tarjeta prepago para que el peregrino no tenga que llevar dinero en efectivo o la nueva iniciativa de las tiendas «amigas» para evitar acumular pesos en el trayecto. Correos se encarga de enviar a su casa, a su familia, o a quien quiera, lo que hoy pueda comprar en León, por ejemplo. «Correos cree en las posibilidades del desarrollo local, resaltó Ángel Pérez.



Correos ha empezado recientemente con este servicio, que ya cuenta con el respaldo de 14 agencias de viaje. Más de 13.000 peregrinos ya lo han utilizado, aunque la relación con el Camino de Santiago es mucho más larga. «Peregrinos y carteros han compartido muchas horas juntos», añadió. Pronto Correos estrenará una página web.



«Un gran motor europeizador». El Camino de Santiago como nexo de unión del viejo continente fue el hilo conductor en la intervención de la historiadora y concejala de Cultura y Turismo de la capital. Margarita Torres enfatizó el papel de los reyes de León en la potenciación de la Ruta Jacobea. «Siempre de su mano, se articuló la Ruta y se europeizó aún más». De aquella época data también el primer manual del peregrino, «un libro de viaje» el célebre Código Calixtino.



Tras realizar un recorrido histórico por los orígenes del Camino, ligados al Imperio Romano, y relatar algunas de las leyendas entorno al sepulcro del Apóstol Santiago, indicó que la Ruta nace como tal en 812 cuando «un humilde eremita vio unas cruces en el monte». El monarca Alfonso II tuvo «la inteligencia política de ver la oportunidad de que Santiago se convierta en el epicentro espiritual mundial siguiendo la estela de Roma y Jerusalén».



Y para significar el despertar de la Ruta, la concejala aludió a que en el año en que año nació, tiene 46, se contabilizaron 68 peregrinos, en 2015 fueron 262.436. Otro ejemplo, en el momento en que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, 1993, «no llegaban» a 100.000, cifra que se ha multiplicado por 1,5. «A partir del siglo XIV cayó en el olvido». Un guiño también a la labor de Astorga y Jaca como impulsoras de la unión de los municipios del Camino, una senda que cristalizó a finales del mes pasado con la constitución de la asociación, con León en la presidencia.



«El peregrino tiene una conciencia unitaria del Camino, pero por desgracia en España no existe una conciencia unitaria para su gestión». Conseguir dar la vuelta a esta situación es, según el gerente del Xacobeo, «uno de los grandes deberes». Rafael Sánchez llamó también la atención sobre la necesidad de proteger la Ruta y lograr un equilibrio entre su papel como motor económico y fenómeno universal con la esencia de su espíritu. «El Camino es un elemento dinamizador impresionante, pero esto no debe apartarnos del valor esencial de lo que supone la peregrinación jacobea», apuntó. Precisamente en el plan director aprobado por esta organización, la espiritualidad es uno de los puntos determinantes, al igual que la potenciación de la hospitalidad, el cuidado de la historia y el patrimonio y el impulso a su faceta de encuentro intercultural. «Mantener todo ese equilibrio es importante». Galicia, relató el gerente, cuenta con siete itinerarios que conforman 1.300 kilómetros y entre las tareas que realiza Xacobeo se encuentra la unificación de la señalización, mantenimiento de las rutas, la mayor parte en caminos rurales, y el cuidado de la red de albergues, con 70 y 3.000 plazas, además de recuperar elementos patrimoniales y mantener relaciones extensas con las más de 300 asociaciones en el mundo.



María Ángeles Luengo Manjón, presidenta de la Asociación de Hostelería de León, explicó la visión de un sector tan importante y «tan cercano» al peregrino, que tiene como gran reto que vuelva. A su juicio, León ofrece múltiples posibilidades, tanto por su patrimonio desde Sahagún al Bierzo como por su rica gastronomía, reflejada en múltiples productos. Desde la sopa de trucha que ofrece en su negocio en Hospital de Órbigo al botillo, pasando por el cocido maragato.



En su experiencia, desde el año 1993, «mucho ha cambiado». Hoy hay muchos más peregrinos y se han sumado sectores como los mayores, con planes de viaje donde se les facilita todo para que disfruten también de su peregrinaje a Santiago de Compostela.



«Nuestra relación es muy cercana. Vemos cada vez más personas de otros países, que también vuelven, y eso es muy importante», destacó.



A juicio de María Ángeles Luengo Manjón, León cuenta con todo lo necesario para que la Ruta Jacobea sea un gran escaparate de una provincia con múltiples recursos.



«Hay personas que hacen el Camino de Santiago desde hace 15 años y que siguen haciéndolo con mucha edad porque forma parte de sus vidas. Eso hay que tenerlo en cuenta», insistió en su exposición.



Antolín de Cela puso el acento en el hecho religioso del Camino de Santiago con una exposición en la que mezcló su experiencia personal con un ameno viaje imaginario por los principales hitos a lo largo de la Diócesis de Astorga. Y todo para llegar a una conclusión: «El día que desaparezca el sentido religioso, desaparecerá el Camino».



Como anécdota, recordó que el Diario de León publicó su queja, como rector de la Encina de Ponferrada, porque no hubiera un albergue intermedio entre el que él creó en los bajos de las dependencias secundarias de la propia basílica y Astorga, y cómo el entonces obispo asturiciense cedió por un euro una casa rectoral en Rabanal del Camino. Personalmente estuvo también en Estella, en Navarra, en la creación de la primera asociación de amigos del Camino de Santiago, o en reuniones también importantes como en Jaca (Huesca), cuando empezó a organizarse la Ruta Jacobea como se la conoce hoy. «En 1981 pasaba algún peregrino de vez en cuando y no había dónde acogerlos», recordó. Nada que ver con lo que ocurre hoy.



Hoy, el albergue de la Virgen de la Encina de Ponferrada se mantiene con donativos, algo también a destacar. Por estas instalaciones que dependen de su gestión pasaron el año pasado 26.000 peregrinos y los donativos dan para pagar el agua, la luz, la calefacción y pintar cada dos años las dependencias interiores. «Se sacan unos 3 euros por peregrinos», explicó.



Todo eso, y su reivindicación de hitos también emblemáticos como Villafranca, «la pequeña Compostela», le llevaron a una reflexión sobre el propio Camino a lo largo de los siglos y lo que ha significado para los pueblos que atraviesa, como Foncebadón, «donde no había ni iglesia y hoy están abiertos tres albergues y los madrileños han vuelto a abrir sus casas, sin saber si Foncebadón ha hecho más por el Camino o el Camino ha hecho más por Foncebadón».



También comentó el efecto en otros pueblos como Manjarín, El Acebo... Antolín de Cela hizo un repaso también de infraestructuras ‘jacobeas’, en localidades como Molinaseca donde gran parte de sus vecinos viven del Camino, o fenómenos como Hospital de Órbigo donde conviven albergues públicos y privados , o todo lo que mueve a su alrededor Astorga. «El Camino tiene esencias romanas».



Con la mirada ya puesta en el Año Jacobeo 2021, desde la Asociación de Amigos de León del Camino de Santiago, su presidente, Luis Gutiérrez Perrino, recordó a las instituciones que ahora es «un momento clave», a cinco años vista, para apoyar la Ruta Jacobea y subsanar sus déficits con el objetivo de la gran cita. Reclamó intervenciones en la mejora de la señalización, los albergues, la seguridad de la vía y otros aspectos. Defendió, además, «el espíritu» que entraña esta milenaria senda y remarcó en esta línea que «el Camino no es una ruta de senderismo ni los peregrinos son turistas», aunque también reconoció el papel vital que juegan los caminantes como «embajadores en todo el mundo de León entre sus familias y amigos.



Perrino habló, como el resto de los contertulios, de la importancia social y económica de la Ruta en los territorios que atraviesa y reclamó a las empresas hosteleras que «cuiden el Camino y los peregrinos, deben prestarles servicios y no abusar, hasta nuestra asociación llegan quejas».



Un mensaje también a la Iglesia para que abran sus templos y la hospitalidad «a distintas razas y credos, cuidado con esto». El presidente de este colectivo reconoció el papel de apoyo de esta institución. «Ha estado a nuestro lado, pero si estas asociaciones desaparecieran esto se caería como un castillo de naipes». En el camino de la reivindicación pidió a la Iglesia que escuche a estas organizaciones. Y finalizó con un aviso para navegantes: «Que sigan practicando la hospitalidad como las asociaciones que tienen albergue la practican cada día».