Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Denuncian que Noreña sigue marginada en la ruta oficial del Camino de Santiago

Denuncian que Noreña sigue marginada en la ruta oficial del Camino de Santiago

Volver

18 marzo 2016 / lne.es

La exclusión de Noreña del Camino de Santiago no se ha reparado pese a la resolución de la Consejería de Cultura, que en mayo catalogó como Bien de Interés Cultural (BIC) el tramo noreñense de la ruta jacobea. Así lo entiende el estudioso de la historia local e impulsor de la declaración, José Manuel Fanjul, que ha remitido una misiva a los distintos grupos de la Corporación noreñense instándoles a reclamar una catalogación similar para los enlaces de este tramo con el trazado oficial del Camino.



Las pretensiones de Fanjul se apoyan en que, a efectos prácticos, Noreña es una isla dentro del Camino, ya que se ha reconocido el tramo noreñense pero no los que unen la Pola con la Villa Condal ni los de este último enclave con Granda, a través de Argüelles y San Miguel.



"Resulta evidente que el reconocimiento BIC otorgado a la vía histórica de Noreña solo supone perjuicios para los propietarios de las fincas 'de la parroquia de Noreña' por donde transita el Camino de Santiago reconocido, dada la normativa existente. Continuamos marginados del Camino Oficial desde La Pola a Oviedo, sin poder figurar como Patrimonio de la Humanidad, ni en la guías editadas por la Consejería de Cultura", afirma Fanjul en su misiva a los grupos.



Por ello, el estudioso local pretende que la situación esté reparada en el próximo Plan Especial del Camino de Santiago, cuya elaboración coordina Patrimonio.



La propuesta de Fanjul beneficiaría también a núcleos como Argüelles, aunque en esa localidad hay otra perspectiva. "Se ha reconocido a Noreña como una alternativa, y Argüelles es también una alternativa. Sabemos que el Ayuntamiento de Noreña propuso llevar la ruta por la avenida de Oviedo, pero el Camino va por Las Viñas", afirma Loli Prendes, alcaldesa de barrio de Argüelles.



El trazado que propone Fanjul, en todo caso, tiene un problema añadido: la conexión de San Miguel a Granda atravesaría el ámbito de actuación del polígono de Bobes. Una circunstancia que casa mal con la protección de la que goza el trazado de la ruta jacobea.