Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Estoy enamorado del Camino

Estoy enamorado del Camino

Volver

3 abril 2016 / lavozdegalicia.es

Rey Hermida colabora en la campaña de Correos de traslado de mochilas y maletas de los peregrinos que realizan la ruta sanabresa que atraviesa Ourense.

El Camino de Santiago con Correos es el nombre de la campaña que puso en marcha este servicio postal y que ahora se afianza en Ourense. En el camino Sanabrés o Mozárabe. Los trabajadores son el alma de este proyecto ya que, además de realizar las labores de traslado, proporcionan a los caminantes todo tipo de información. José Rey Hermida es el cabeza visible de los peregrinos cuando pasan por la provincia, aunque carteros de varias villas ourensana colaboran en la iniciativa. Natural de Maceda, desde el 2008 es jefe de la unidad de distribución de O Carballiño. Tras 29 años trabajando en Correos, asume ahora una tarea que le apasiona. Como él dice, un descubrimiento: el Camino de Santiago. Su trabajo consiste en trasladar las mochilas o maletas de los peregrinos de albergue en albergue a su paso por la provincia. Una tarea que puede parecer rutinaria, pero que va más allá. Rey Hermida está totalmente involucrado en el Camino. Una realidad que ha podido conocer a través de este proyecto. «Es muy bonito, hay que vivirlo. Para mí era un gran desconocido y ahora estoy enamorado del Camino. Siento el proyecto como mío. Espero tener un hueco para hacerlo», afirma con el mismo entusiasmo de alguien al que le apasiona su trabajo.

José Rey explica que en los últimos años se ha notado un aumento considerable de los caminantes por esta ruta. Quizás por la saturación en el Camino Francés o porque la gente no quiere repetir. Un dato que confirma este hecho, explica, es que si en el 2015 Correos trabajaba con una agencia de viajes extranjera para cubrir esta zona -sobre todo con alemanes y americanos-, este año hay siete más. Esto quiere decir que se espera multiplicar el número de peregrinos. No solo recoge y traslada bultos, José Rey asesora, y les dice a los caminantes qué cosas pueden hacer allí por donde pasan. Les habla de lugares para dormir, comer o cenar. Rincones que no deben dejar de visitar. «La señalización del camino en sí es buena, pero faltaba otro tipo de información de interés para los viajeros. Hay que tener en cuenta que este fenómeno es muy importante para las localidades por donde transcurre. ¿Quién iba a quedarse a dormir en Cea, como turista, si no fuera porque es parte del camino?», explica. Y alaba cómo algunos vecinos han sabido aprovechar este bum, acondicionando casas para acoger a los peregrinos. Trabaja en esta iniciativa todos los días de la semana. Incluso aquellos en los que Correos cierra. Y lo hace como voluntario. Afirma que el servicio de traslados es todavía poco conocido, sobre todo para el público nacional. «Puede que mucha gente no se anime a hacerlo pensando en el peso que deben llevar o incluso en que si llueve toda la ropa se le puede mojar. Con este servicio todo esto no pasa. Ayudas a que la ruta sea más ágil». Es por eso que los albergues dependientes de la Xunta no están adheridos al servicio de Correos. «Tiene una razón. Ellos dicen que la gente que va sin peso camina más rápido y llega antes. Y como no se reserva sino que se van acomodando a los que llegan antes...», explica. Por eso, distribuyen información sobre este servicio en locales y establecimientos cercanos desde donde sí pueden recoger las mochilas. José Rey explica que el tramo más complicado para los caminantes es el que va desde Cea a Lalín. Una ruta que ha dejado a gente en el camino por culpa del peso. Por eso aconseja que aquellas personas que encuentren dificultades no duden en llamarles. Ahora espera tener la oportunidad de estar al otro lado del camino. En aquel del esfuerzo y el disfrute de cubrir metas y llegar a Santiago.

Servicio. La ruta del Camino Sanabrés se extiende desde Puebla de Sanabria (Zamora) a Santiago de Compostela. Son un total de nueve etapas y cuatro pasan por Ourense. Un total de 242 kilómetros.