Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / Reclaman que tramos del Camino sean adaptados a personas discapacitadas

Reclaman que tramos del Camino sean adaptados a personas discapacitadas

Volver

6 abril 2016 / lavozdegalicia.es

Un grupo de peregrinos de toda España hizo un recorrido por la muralla en sillas de ruedas.

Un grupo de unas cincuenta personas con discapacidad, que recorre el Camino de Santiago, eligió ayer la ciudad de Lugo como una de sus etapas principales. Los peregrinos, procedentes de diversos lugares de España, aprovecharon la estancia para hacer un recorrido por la muralla. Entre los participantes figuraban ocho que utilizan silla de ruedas. Todos reclaman que tramos de los caminos jacobeos sean acondicionados para poder ser realizados por personas con discapacidad.

Los peregrinos iniciaron el camino en Astorga. Tienen previsto llegar a Compostela durante el fin de semana, pero antes harán parada en Arzúa e incluso pasarán por Silleda. La organización corresponde a la comisión de prestaciones especiales de Fremap, una mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, colaboradora con la Seguridad Social.

El recorrido que realiza este grupo de personas tiene la particularidad de que quienes tienen que utilizar habitualmente sillas de ruedas para moverse, efectúan los tramos del camino en «han bikes». Se trata de bicicletas especiales de tres ruedas que son propulsadas con las manos.

El manejo de estos vehículos supone un gran esfuerzo. De ahí, explicaron fuentes de la organización, que los tramos no suelan pasar de los ocho kilómetros. Lo normal, aclararon, son trayectos entre seis y diez, habitualmente. «Y ya es mucho porque acabas con los brazos realmente destrozados», señaló uno de los participantes.

Hicieron ya etapas en la zona de Astorga y Ponferrada. Ayer cubrieron un trayecto de unos seis kilómetros entre Triacastela y Sarria.

Los participantes, tanto los que hacen el recorrido en la bicicleta especial como los que pueden ir a pie, se encuentran con grandes dificultades porque los tramos, en su mayor parte, no se encuentran habilitados para personas con grandes discapacidades como es este caso. De hecho, antes de iniciar la aventura, fue preciso hacer una selección adecuada de los trayectos en los que podían moverse. «En muchos casos ?explicó una de las responsables de la organización de las caminatas? hay que moverse por partes de carretera en los que hay que poner especial atención porque en muchos casos, el paso de camiones y otro tipo de vehículos puede generar algunos problemas».