Apostol
Logotipo mundicamino

Inicio / Noticias / El Camino por la Costa suma más de 14.000 peregrinos

El Camino por la Costa suma más de 14.000 peregrinos

Volver

26 noviembre 2018 / atlantico.net

El itinerario portugués, que pasa por Vigo, registra su propio récord al doblar el número de caminantes del pasado año.

La popularidad del Camino de Santiago sigue aumentando y prueba de ello es el éxito que cosecha el Camino Portugués por la Costa, que pasa por Vigo. Con un crecimiento imparable, esta ruta es una de las favoritas para los caminantes. A falta de poco más de mes y medio para finalizar el año, el número de peregrinos que recorrieron el Camino por la Costa ya dobla los registros de 2017 completo. Esta situación se nota en las calles del Casco Vello, con varios establecimientos dispuestos a recibir a estos visitantes, sellando sus credenciales antes de seguir su caminata hacia Santiago de Compostela.

Muy cerca de la Concatedral de Santa María, conocida popularmente como La Colegiata, se encuentra el restaurante La Comidilla, que desde poco antes de este verano se encarga de acuñar la documentación de los peregrinos, acreditando su paso por Vigo antes de continuar con la siguiente etapa del Camino. “Todo comenzó porque veíamos que llegaban muchos peregrinos preguntándonos dónde podían sellar su credencial”, comenta Natalia Rodríguez de La Comidilla.

Los caminantes llegaban al establecimiento, situado a escasos metros de la puerta principal de la Concatedral, en la rúa Palma, tras encontrarse el templo cerrado y visitar los rincones de la zona más antigua de Vigo en busca del sello que les permita conseguir la “Compostelana”, el documento que las autoridades eclesiásticas otorgan a aquellos que realizan más de 100 kilómetros a pie o a caballo o 200 kilómetros en bicicleta en alguno de los itinerarios que existen en el Camino de Santiago.

“Cada vez somos más locales en el Casco Vello. No sabíamos si podíamos hacerlo, pero cuando pedimos los permisos nos contaron que todo tipo de establecimientos pueden hacerlo: desde bares, restaurantes, estancos o papelerías”, señala Natalia. “Normalmente, los peregrinos entran en el restaurante para sellar la credencial, pero siempre hay alguno que se queda a comer, cenar o a tomarse un vino haciendo un descanso antes de retomar el Camino por la Costa”, añade.

Otro establecimiento que dispone de cuño oficial para las credenciales del peregrino es la papelería Uriel, situada en la rúa Oliva, frente a la Plaza de la Iglesia. “Hace tres años que estamos en este local y siempre se ven muchos peregrinos, aunque quizás este año llame la atención porque son muchísimos más”, afirma Montse Álvarez desde la papelería Uriel.

“Por lo que tengo entendido, antes en la zona la iglesia era la única que sellaba las credenciales y no siempre se podía atender a todos los peregrinos”, aseguran desde Uriel. Desde el verano de 2017, sus responsables cuentan con sello, “aunque también nos piden credenciales pero eso sí que es imposible que lo vendamos”, reconoce Montse.

Los comerciantes y hosteleros del Casco Vello coinciden al señalar que el auge del Camino por la Costa está siendo un gran revulsivo para la zona, con el "Vigo Vello" recibiendo semanalmente a decenas de personas en peregrinación hacia Santiago de Compostela. El crecimiento anual del número de caminantes es un hecho, “con peregrinos incluso en épocas en las que lo último que pensarías es que haya gente que peregrina a Santiago en épocas de fío y lluvia como últimamente”, como indica Montse Álvarez.