Apostol

Inicio / Actualidad / Amigos del Camino solicita andaderos en 4 tramos ‘negros’

Amigos del Camino solicita andaderos en 4 tramos ‘negros’

28 junio 2019 / elcorreodeburgos.com

Son ramales donde peregrinos y vehículos conviven en un espacio reducido y de baja seguridad vial

Aún se desconocen las causas que produjeron la caída de un peregrino alemán por el hueco que se encuentra en el paso elevado que rodea unas instalaciones que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) tiene en Villafría. Este es uno de los ‘puntos negros’ señalados por la Asociación Amigos del Camino de Santiago en el tramo de la Ruta Jacobea que discurre por la provincia burgalesa.

Precisamente en este espacio, la asociación lleva años reclamando la necesidad «de hacer un andadero para mejorar la seguridad de los peregrinos», tal y como explica el presidente de la entidad, Jesús Aguirre, «un andadero facilita el acceso al tramo y lo hace más seguro». La zona es uno de los ‘puntos negros’ porque vehículos y peregrinos comparten un espacio donde se dan la mano un peligroso tramo de curvas y «la alta velocidad». Por su parte, el paso elevado cuenta con un vallado de seguridad, excepto en el punto por el que cayó el peregrino alemán.

A ese tramo, que une Cardeñuela Riopico y Villafría, se suman tres más señalados en negro en el mapa de la provincia burgalesa: el que discurre entre Agés y Atapuerca, el tramo que discurre entre Tardajos y Rabé de las Calzadas y la entrada a Castrojeriz. «Son espacios en los que los peregrinos caminan por el arcén junto a los vehículos y son carreteras muy transitadas», explica el presidente de la asociación.

A los ramales, la asociación suma entre sus demandas la recuperación del denominado Camino de los Olmos, ubicado entre Espinosa del Camino y Villafranca Montes de Oca. «Además de ser el trazado histórico y protegido es un recorrido más seguro y más corro que la alternativa que discurre por la ermita de San Félix».

El presidente de la asociación, que actualmente cuenta con 600 socios, apunta que la administración responsable de estas mejoras debe ser la Diputación ya que «todas ellas son carreteras provinciales».

En el Camino, Morgan, una peregrina francesa, camina junto a su amiga. Lo hacen por el borde de la carretera, por un arcén prácticamente inexistente. «Aunque en general el Camino es muy seguro, hay tramos por los que tenemos que discurrir junto a los vehículos y en algunas zonas de baja visibilidad corremos bastante peligro porque algunos conductores no respetan la distancia de seguridad», explica al tiempo que asiente su compañera de ruta.

En esa misma línea se expresan Javier y Andrea, esta joven pareja de leoneses camina por el tramo que discurre entre Agés y Atapuerca. «Es un tramo sencillo en lo que se refiere a la orografía porque no existen grandes desniveles y además estos días la temperatura nos han acompañado», pero apunta que «hay mucho inconsciente al volante, que prácticamente nos roza con su coche porque no son capaces de respetar las distancias», señala Javier.

Ante la propuesta de crear un andadero en este y otros tramos con similares circunstancias, Andrea señala que «son necesarios para la seguridad de los peregrinos, son algo sencillo de realizar y supondría una mejora considerable».

Aguirre es claro. «El Camino de Santiago es Patrimonio de la Humanidad y debemos cuidarlo y respetarlo» y recordó que «no se trata de un ente abstracto sino que es un bien tangible que ha proporcionado numerosas riquezas a la provincia y a la capital burgalesa».